El desastre de las primarias en República Dominicana

"Vivimos solo el prólogo de lo que viene. El 2020 y su comicios pintan para peor, porque el partido-Estado, la corporación política-empresarial-mafiosa que usurpa el Estado se apresta a de repetir en grande lo acontecido…y para que no sea así habría que desplazar ese poder desde las calles, porque las elecciones y el Estado se pudrieron."

El comportamiento de los partidos del sistema, antes y durante las votaciones de las primarias para elegir las candidaturas a las elecciones nacionales de febrero y mayo del 2020, dio asco:

-Compra de votos y cédulas, sobornos, precandidatos en procura de impunidad.

- Uso de dinero acumulado en las fiestas de la corrupción, negociaciones con narcos, ron, repartos de alimentos

-Uso de los presupuestos y recursos materiales de alcaldías, congreso y gobierno..

-Inversiones empresariales espurias.

-Traslado compulsivo de votantes.

Cierto que lo mucho en la corrupción del Partido de la Liberación Dominicana-PLD y del gobierno que encabeza sobresalieron y arroparon hasta la saturación. Pero el tema se extiende a gran parte del sistema de partidos.

En el seno del PLD se produjo un fuerte choque entre dos facciones graduadas "suma cum laude" en delitos de Estado y trampas:

- Una, la leonelista, bajo el mando del ex-presidente Leonel Fernández), empleando lo que "ahorró" de los latrocinios escenificados durante sus tres anteriores gobiernos corruptos y neoliberales.

-Y la otra, la danilista, liderada por el propioPresidente Danilo Medina), de igual calaña, ahora con más poder estatal, disponiendo del dinero atracado durante su gestión de Estado, junto a las ventajas que da poder volcar impunemente el aparato estatal y sus recursos frescos contra su adversario interno.

En el seno de PRM, Luis Abinader, nuevo pupilo de la política gringa, comprometido con las agresiones a Venezuela, se impuso por amplio margen a otro conservador, el veterano ex-presidente Hipólito Mejía, dentro de una competencia aburrida y caracterizada por un baja concurrencia..

· RESULTADOS

La primera facción del PLD postuló a Fernández y la segunda al Ministro de Obras Públicas y comunicaciones Gonzalo Castillo, quien se impuso con un 1% de ventaja, en una competencia caracterizada por los fraudes a cargo de ambas partes.

A la facción del Presidente Medina le favoreció finalmente su control del sistema electoral, de sus mecanismos de conteo, propagandización, fiscalización, reglas de juego y arbitraje de las votaciones; y su previa gravitación sobre las leyes de partidos y electoral; previa captura de las demás instituciones con cartas en ese y otros asuntos: Ministerio Público, Poder Judicial, Altas Cortes, Poder Ejecutivo y Gobierno Central.

Así, es ilusorio hablar de transparencia en cualesquiera de las variantes de conteo (manual o automático), como en la puesta en práctica de cualquier mecanismo de fiscalización revisión y auditoría, porque todo fue contaminado. Y se quedó así.

Corrupción e impunidad nueva vez evidenciaron que se han tornado sistémicas y endémicas, conformando todo un gran mecanismo o sistema, del cual forman parte el conjunto de partidos que han dominado en este país la institucionalidad establecida durante más de medio siglo

· .PERSPECTIVAS OMINOSAS HACIA EL 2020.

Engañan quienes para no confrontar insisten que dentro de esta institucionalidad, con la actual Junta Central Electoral-JCE de Castaños, vigente el Gobierno de Danilo-PLD y este sistema de corrupción e impunidad imperantes, será posible corregir los fraudes y la podredumbre desplegados en estas primarias.

Vivimos solo el prólogo de lo que viene. El 20-20 pinta para peor porque el partido-Estado, la corporación mafiosa, con Leonel o sin él dentro, se apresta a de repetir en grande lo acontecido, por imperiosa necesidad. Y para que no sea así habría que desplazar ese poder desde las calles, porque las elecciones y el Estado pudrieron.

Y si eventualmente dentro de ese cuadro sistémico-institucional se diera una derrota electoral de un PLD dividido, la contrapartida opositora, encabezada por el Partido Revolucionario Moderno-PRM, sería de esencia o calaña parecida.

· BALANCE Y CONSECUENCIAS PUNTUALES.

El balance y las consecuencias de ese de ese prologo traumático puede resumirse de esta manera:

-Un mayor descredito del sistema, de sus votaciones, su JCE y sus instituciones.

-Una mayor desconfianza en el sistema de partidos.

-Una votación, con una gran parte lograda a base de clientelismo, sobornos y múltiples modalidades de corrupción y perversión política.

-Una concurrencia precaria en relación con los padrones electorales empleados: alrededor de un 30% en las primarias cerradas del PRM y de menos aun en las primarias abiertas del PLD.

-Un proceso despreciado por más del 70% de los votantes inscritos.

-Un proceso pervertido por las facciones en pugna hasta niveles indignantes: más de 3 mil millones de pesos gastados del dinero de los /as contribuyente, buena parte robado al Estado, invertido en unas primarias corrompidas y fraudulentas

-Numerosas pre-candidaturas en busca de impunidad.

-Prostitución de la competencia entre el danilismo y el leonelismo.

-Total ausencia de un arbitraje imparcial y descalificación de la JCE.

-Tolerancia de las violaciones a las leyes y reglamentos, y extensión de la impunidad al escenario electoral.

-Acentuación de la tendencia mafiosa del danilismo y del conservadurismo corrupto del leonelismo, articulado al neofascismo.

-Un PLD brutalmente dividido.

-Un PRM disminuido, aunque con posibilidades de sacar provecho de la división (orgánica o no) del PLD y del deseo de mucha gente de salir de los 20 años del nefasto reinado peledeista.

-Un proceso electoral cada vez más intervenido y pendiente de las decisiones del Departamento de Estado-USA.

-Una profundización de la tendencia a la marginalidad y debilitamiento extremo de las opciones que no se subordinen a los polos hegemónico PLD y PRM bajo tutela de EEUU, sus Trump y Pompeo. Una llamada de Pompeo obligó al Presidente Medina a desistir de su re-postulación.

-Serias dudas sobre la idoneidad del voto automático por las evidencia de fraudes sofisticados.

-Una tendencia más pronunciada a la desaceleración de la economía camino al desplome.

-Anuncio de calamidades mas graves para el 20-20 y tendencia a la repetición en grande de las prácticas fraudulentas y las fechorías electorales.

-Reforzamiento de la convicción en amplios sectores de que no hay vía institucional para ponerle fin al sistema de corrupción e impunidad. Se ha fortalecido la idea de el remiendo de lo podrido es una gran estafa. De que solo la rebeldía a lo Ecuador, Haití y Honduras podría crear lo nuevo y distinto.

-Mayor pertinencia, por tanto, del ejercicio de la democracia de calle para producir los cambios constitucionales e institucionales y las transformaciones estructurales que abrirían las compuertas para superar este lodazal.

· COLOFÓN:

Esas consecuencias podrían determinar en lo adelante mejores condiciones para crear, desde el pueblo movilizado, poder constituyente transformador; y para situar en la agenda nacional la propuesta de Proceso Constituyente, la quiebra de un poder constituido altamente desacreditado, la transición hacia una democracia real vía una Asamblea Constituyente Popular y Soberana, que permita crear una nueva institucionalidad y elecciones sobre bases democráticas y mecanismos invulnerable al fraude.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 330 veces.



Narciso Isa Conde


Visite el perfil de Narciso Isa Conde para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a283320.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO