La paz también es rebelión

(...) Desde el Inírida que acaricia con la ternura de sus aguas frescas la selva amazónica y del Orinoco, sitiados por la fragancia del Vaupés, que es piña madura(...).

Con este verso introductorio el día jueves 30 de Agosto del 2019, Iván Márquez, le oficia al mundo que se vuelve alzar en armas, con otro grupo de insurgentes; toda la institucionalidad conservadora del país pego el grito en el cielo, exclamando la siguiente frase "Esto es una traición y burla al pueblo colombiano", los mismos que hace tres años (3 de Octubre, 2016) rechazaban la des movilización de las FARC.

Independientemente de que se esté, o no esté de acuerdo, con la decisión de volver a las armas, por un grupo Ex - partisanos..; es como si desgraciadamente los colombianos pareciésemos estar condenados a movernos en el péndulo entre la Paz y la Guerra. Hemos sido una Nación que durante doscientos años de vida republicana nos vemos asediados por el odio, e intolerancia de una Élite política, que no ha estado a la altura de las necesidades de sus gobernados y un puñado de ellos hacen derecho a la rebelión armada. La lucha debería ser por una rebelión de la Paz, armonía y concordia; entre hermanos colombianos.

¿Porque nos es tan difícil salir del estercolero de la guerra? Por una razón muy sencilla, porque los que aúpan la guerra desde las poltronas del poder, no están interesados de retribuir la enorme riqueza de los recursos naturales a los más necesitados. La falta de sensatez política de quienes históricamente han manejado los hilos del poder, ha hecho que esta nación con todas sus instituciones nos conviertan en esclavos de una absurda guerra.

Hagamos un pequeño recordéris de los fracasados procesos de paz:

.F1: En la década del 50 las guerrillas liberales suscribieron un acuerdo de paz que se limitó al desarme, la desmovilización y la vinculación laboral para algunos. Los principales dirigentes fueron asesinados, en tanto la estructura de poder permaneció intacta y la clase política se repartió el gobierno, en un pacto de amigos. Los campesinos después de poner 300 mil muertos y más de un millón haber perdido sus parcelas, no fueron compensados por los daños y perjuicios causados, en cambio los terratenientes se beneficiaron ampliando sus latifundios con nuevas tierras y los responsables de esa fuerza sucia fueron cubiertos con el manto de la impunidad gracias a un generoso acuerdo de perdón y olvido entre amigos.

En la década del 80 se abre un proceso de paz con las FARC que dio origen a la Unión Patriótica; apenas iniciando, los enemigos de la paz, institucionalizan el genocidio que registra más de 3.500 militantes muertos de esta fuerza política.

En 1.990 se inicia el tercer proceso de paz que culmina con la desmovilización y desarme de 6 grupos con cerca de 5 mil guerrilleros. Al igual que en el proceso del 50, son asesinados varios de sus dirigentes, otros asimilados por el establecimiento a cambio de puestos públicos, curules parlamentarias, beca, carro y algunas mesadas. Los cambios del país se enmochilaron nuevamente. Las comunidades vieron frustrados sus sueños y quedaron en grave peligro frente a los actores de la guerra sucia, pues muchos de los amnistiados que conocían de su simpatía y apoyo a la insurgencia, cambiaron de bando y se vincularon al proyecto contrainsurgente.

En 1.991 se inicia un cuarto intento de paz. En esta ocasión desde la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar, las Farc-Ep, el ELN y el EPL desarrollan una actividad de exploración y diálogos con el gobierno de Cesar Gaviria. Se inician en Cravo Norte en Colombia, se pasa a Caracas, Venezuela, y se da por concluido durante los diálogos en Tlaxcala, Méjico.

El presidente Gaviria le tuvo miedo a la paz. Quiso que este proceso fuera continuidad y tuviera el mismo alcance del suscrito con el M-19 y la fracción del EPL. Cuando entendió que era distinto, bajo un pretexto intrascendente frente a la paz, se retiró de la mesa de diálogo y declaró la guerra integral, bajo el presupuesto que en seis meses derrotaría la insurgencia colombiana.

En 1.998 se abre el quinto intento de paz. Las Farc-Ep inician los contactos con el gobierno de Pastrana y abre los diálogos el 7 de enero de 1.999, los que se mantienen en medio de grandes dificultades y tropiezos. El ELN en 1.998 presenta al país su propuesta de Paz. Da inicio al proceso de la Convención Nacional en julio del mismo año con el acuerdo suscrito con algunos representantes de la sociedad colombiana en Maguncia, Alemania. (Fuente 1: Ideas-Paz).

Históricamente los gobiernos han hecho procesos de Paz bajo la premisa del silenciamiento de los fusiles y la Paz romana; dejando a un lado los cambios estructurales que se requieren para llegar a una paz estable y duradera. Los cambios del país se enmochilaron . Las comunidades vieron frustrados sus sueños nuevamente y quedaron en grave peligro frente a los actores de la guerra sucia…

No, nos sentimos traicionados solo por un puñado de rebeldes, nos sentimos es traicionados por una panda de corruptos, que los único que han hecho es desangrar el erario público, teniendo en cuenta que la corrupción es violación directa de derechos humanos, cercenado también la Paz como sujeto de derechos.

Hoy, Colombia vive la Paz burlada y birlada. En mi trasegar como activista del movimiento por la paz, no solo del Quindío, también en algunos escenarios a nivel nacional, más que nunca empuñare el bastión de la Paz con justicia social. Trasegaremos otra vez en el camino lleno de espinas, esquivando el fuego emanado por los dragones de la guerra, por los que vociferan contra los humanistas, los defensores de derechos humanos y los luchadores de la Paz.

Con este breve poema de mi autoría, ¿Oh Bendita Patria¡ plasmo un mensaje urgente de una rebelión por la paz.

¡Oh Bendita Patria¡
"Debemos levantar de las ruinas esta república,
y eso solo lo puede hacer el pueblo,
que es el verdadero soberano.
Por encima de él, el cielo solamente"

¡Oh, bendita patria¡ tu pueblo os bendiga,
¡Ondea tú bandera con dignidad¡
El amarillo nuestras riquezas,
el azul nuestros océanos,
el rojo la sangre derramada
por quienes ofrendaron sus vidas,
abonando con ella, el suelo, para ser libres,
no para ser lacayos y esclavos.

El escudo símbolo de honor,
no como símbolo de entrega,
Es hora de darnos una flor, un abrazo,
Símbolo de unidad, y vida digna.

Que los malos gobiernos sean remplazados,
por miles y miles constructores de paz.
La Paz como fuerza renovadora
nos ha sido esquiva,
desterremos los jinetes apocalípticos de la guerra.

¡Porque sin semillas no hay agricultura¡
¡sin familia no hay organización social¡.
¡Sin campesinos no hay agricultura¡
¡sin agricultura no hay comida¡¡,
¡sin comida no hay vida¡.

Nuestros niños de Colombia piden agua..,
pan.., aire.., vestido.., o quizás un abrazo.
¡Señores amos del poder queremos niños para la paz ,
no queremos ver, niños creciendo odiando su patria,
por intolerancia y mezquindad política
de quienes ofenden a esa misma patria!

No Queremos más casas de cartón
...salarios de hambre... educación de mala calidad,
¡ni viejos abandonados en las calles¡,
...que la salud no sea una mercancía
...y que la corrupción sea extirpada.

Que las motosierras no se utilicen
para cercenar manos pies y cabezas de campesinos,
que los fusiles y las balas desaparezcan,
que liberales y conservadores ofrezcan perdón
y no repetición a las más de cinco millones
Víctimas del conflicto, político, social y armado.

El clamor por la paz con justicia social en Colombia,
ha sido una perseverancia..; una constante...
¡Pareciésemos estar genéticamente condenados
a una cultura de salvajismo, desaparición, infamia, tortura...
Hasta cuándo …Hasta cuándo..

Las auroras febriles del pueblo
...truncaran la pavura de la guerra...
¡trasplantaremos el polen rebelde de nuestras selvas¡
¡flameando la antorcha libertaria en las calles y barriadas
de ciudades ávidas de libertad y dignidad
fundiendo para siempre la paz con justicia social¡.( Jhon J. Salinas)

jjsalinas69@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1471 veces.



Jhon Jairo Salinas

Dirigente Social, Promotor de Derechos Humanos, Activista del Movimiento Social por la Paz en Colombia, Poeta y Escritor.

 jjsalinas69@gmail.com

Visite el perfil de Jhon Jairo Salinas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhon Jairo Salinas

Jhon Jairo Salinas

Más artículos de este autor