Encadenamiento global

La madre tierra se encuentra textualmente des balanceada, la mayoría ignoran por completo el argumento, mientras la inmensa mayoría están consciente y al tanto, pero dolorosamente casi todos los mortales supuestamente racionales, evolucionaron conscientemente o inconscientemente en irracionales e impíos terrícolas. Se engañan, traicionan e inclusive se matan entre sí y en ocasiones se arrastran como ordinarios roedores, para conquistar de cualquier forma la ansiada posición. Dispuestos a someterse sin razonamientos, obedecer sin preguntas y prosternarse a quienes les concebiría placeres, fortunas y poderes.

Un poco más de 200 familias, virtualmente humanos, actualmente engranados en MKR, se adueñaron de una forma u otra del 99% del capital mundial, no existe algún titubeo, son literalmente los dueños y amos del planeta.

Es una realidad palpable referente a los terrícolas racionales e irracionales, repartidos en diferentes continentes, divididos en diversas naciones, sean fuertes o débiles, del hemisferio norte o sur, definitivamente todos con la excepción de Palestina, se autodenominan libres y autónomas, algunos inclusive se autoproclaman como potencias. Estas divisiones de creencias, religiones, razas, culturas, sociedades, idiomas u otros, son visibles y comunicadas a través de sus leyendas del pasado, presente y lamentablemente futuro, que fueron, son y dolorosamente serán escritas en sangre, de ellos mismos.

Las continuas banderas falsas, confusas trampas, manipulaciones sublimes y constantes provocaciones, ocasionaron y produjeron sus propias autodestrucciones, sembrando odios y pestes entre los encadenados y sujetados por el atadero de sus mismos amos. Bajo estas artimañas, todas las naciones terminaron destruyéndose, arruinándolo y aminorando, acompañados por los que sobran en todos los guisos, los corruptos. Se endeudan con compromisos impagables, se doblegan por las urgencias de sobrevivencias y asfixiados por las ineludibles asistencias financieras, se hallarían como dóciles y fáciles botines, para sus propios verdugos y culpables del antes y después de sus ruinas y confrontaciones.

Disfrazados de salvadores y aleados, uniforman a las ansiosas y obedientes marionetas, de todos los denominadores y diferentes dirigentes de sus semejantes divisores. Ellos, deciden quienes de la línea de encadenamiento, se beneficia, socorran y a quienes los condenan al aislamiento, teóricamente mortal.

La realidad es que ningún habitante de la madre tierra, podrá independizarse de esta cadena, propiedad propia, ya que todos los países, inclusive las grandes potencias se encuentran entre los primeros de la línea de sucesión, de una forma u otra necesitan las consagraciones de estas potentadas familias.

Antes quienes se revelaba en contra la nueva orden mundial, les dificultaron la admisión de comida, cohibía las entrada de medicinas y todos los repuestos, y componentes, para los servicios básicos y necesarios, se les prohibía sus adquisicion, y siempre las masas pagan los antojos y errores de la familias y corruptos pantomima.

Actualmente, la única cadena planetaria que nos une a todos, se estrujen y chicharrean quienes no quieren inclinarse a sus demandas, les prohíbe utilizar su papel moneda y transacciones internacionales, con el imperioso dictamen del Dólar, dueño, amo y señor de la autónoma e independiente, Reserva Federal, ubicada en Estados Unidos de América. La novedosa amenaza, es global, los supuestos dirigente europeos, antes lo pensaba un poco, para sacar la conversación con el pétalo de un tulipán, ahora es inminente el nuevo armamento de sumisión, esta al conocimiento global, hasta ahora es la única vía de transacciones global existente.

Otra violatoria imposición, con la reaparición del terrorismo internacional, el estrecho de Gibraltar fue testigo del restablecimiento, del antiguo terror de los mares, los piratas uniformados por la marina supuestamente inglesa, pero en realidad reinada por la casta alemana, y encabezado de las familias dominantes, imponen normas que violentan todas las doctrinas y leyes internacionales. Las violaciones a los derechos de los pueblos, la negación a la libre adquisición de alimentos, medicamentos y repuestos de los servicios básicos, es una señal de desprecio a los habitantes del planeta.

La realidad está descubierta, consienten y propician la corrupción al nivel supremo, permitiendo la mortalidad y violaciones de los peones de vuestro acoplado sistema globalizado y encadenado. En conclusión, la noción es quien preside en la historia, mientras el patrimonio es disciplinado en el tiempo y la liberación verdadera es una utopía, ya que las ignorancias sobrepasan todas las abundancias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 761 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor