La super hipocresía de Alemania respecto a Venezuela

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org

Alemania se ha puesto a la cabeza de los estados miembros de la Unión para apoyar la agenda de Washington para el cambio de régimen en Venezuela. La hipocresía de Berlín y su juego doble resultan asombrosos.

Hace solo unas semanas los políticos y los medios de prensa alemanes se levantaron en armas para protestar contra el gobierno de Donald Trump por interferir en los asuntos internos de Berlín. Hubo incluso escandalizadas quejas en el sentido que Washington estaba buscando un "cambio de régimen" contra el gobierno de la Canciller, Angela Merkel.

Las protestas se desataron cuando el embajador de Estados Unidos ante Alemania, Richard Grenell advirtió que…

https://www.strategic-culture.org/news/01/15/its-gas-germany-outraged-by-US-colonial-arrogance.html>

Las empresas alemanas comprometidas en la construcción del gasoducto Nord Stream II con Rusia podrían ser golpeadas por las sanciones económicas de Estados Unidos si continúan con el proyecto en el lecho marino del Mar Báltico.

Anteriormente, Grenell provocó la ira en medio del establecimiento político de Berlín cuando de manera desembozada apoyó al partido de oposición Alternativa para Alemania. Eso produjo consternación y denuncias contra el notorio respaldo de Washington al cambio de régimen en Berlín. Hubo públicos llamados para que Grenell fuera expulsado por su notoria violación del protocolo diplomático.

Ahora, no obstante, Alemania de manera desvergonzada asume una actitud servil ante una conspiración de Estados Unidos, aún más escandalosa, para un cambio de régimen contra Venezuela.

La semana pasada el gobierno del presidente Nicolás Maduro ordenó la expulsión del embajador alemán Daniel Kriener luego que este saludara al opositor respaldado por Estados Unidos, Juan Gualdó, durante un evento público.

Guaidó había recién regresado de una gira por países latinoamericanos durante la cual había abiertamente llamado al derrocamiento del gobierno de Maduro.

Se podría decir que pudo abrirse un caso legal para detener a Guaidó por parte de las autoridades venezolanas bajo la acusación de sedición.

Cuando Guaidó regresó a Venezuela el pasado 4 de marzo fue saludado en el aeropuerto por varios diplomáticos extranjeros. Entre los dignatarios que lo recibieron estaba el enviado alemán Daniel Kriener.

El político de oposición se auto proclamó "presidente interino" de Venezuela el pasado 23 de enero y fue de inmediato reconocido por Washington y varios estados de la Unión Europea. Hasta ahora la Unión Europea no ha emitido un apoyo oficial a Guaidó por sobre el presidente Maduro en ejercicio. La objeción de Italia impidió que la Unión Europea asumiera una posición unánime.

Sin embargo, Alemania siendo la economía más poderosa del bloque compuesto por 28 miembros, podría ser percibida como el líder de facto de la Unión Europea. Por lo tanto, su posición sobre el caso de Venezuela podría brindarle a la Unión Europea una virtual seriedad a las maniobras geopolíticas dirigidas por Washington contra el país suramericano.

Por otra parte, el explícito apoyo a Juan Guaidó de parte del enviado alemán fue llevado a cabo bajo la "expresa orden" del ministro de relaciones exteriores de Alemania, Heiko Maas, según la Deutsche Welle…

https://www.dw.com/en/germany-slams-nicolas-maduros-venezuela-over-ambassador-expulsion/a-47809669

Dijo Maas: "Se trató de mi expreso deseo que el embajador Kriener participara con los demás representantes de otras naciones europeas como también latinoamericanas para encontrarse con el presidente Guaidó en el aeropuerto." "Recibimos informes en el sentido que se suponía que sería detenido a su llegada. Creo que la presencia de varios embajadores contribuyó a impedir semejante detención."

Guaidó era apenas conocido entre la vasta mayoría del pueblo venezolano hasta que fue catapultado hacia el escenario global cuando se auto proclamó "presidente interino". Esta movida fue claramente ejecutada como parte de un plan concertado con la Casa Blanca de Trump. Los gobiernos europeos y los medios de prensa occidentales han adoptado de manera complaciente la línea de la Casa Blanca en el sentido que Guaidó es el líder legítimo mientras que el presidente socialista Maduro es un "usurpador".

Eso es así a pesar que Maduro fue reelegido el año pasado a través de elecciones libres y confiables por una enorme mayoría de votos. El partido derechista y pro empresarial de Guaidó, boicoteó las elecciones. Sin embargo, es ungido por Washington, Berlín y unos cincuenta otros estados como el líder legítimo.

Rusia, China, Turquía, Cuba y la mayoría de los miembros de la Organización de Naciones Unidas se negaron adoptar el decreto de Washington para reconocer a Guaidó. Aquellos países (alrededor del 75 por ciento de la Asamblea de la ONU) reconocen al presidente Nicolás Maduro como la autoridad soberana. En realidad, Rusia ha sido muy crítica de la desembozada interferencia de Estados Unidos para el cambio de régimen en Venezuela, rico país petrolero. Moscú declaró que no tolerará una intervención militar de parte de Estados Unidos.

El enviado de Rusia ante la ONU Vasily Nebenzia, en una sesión del Consejo de Seguridad el mes pasado fustigó a …

https://mronline.org/2019/03/01/statement-by-permanent-representatieve-vassily-nebenzia-at-the-un-security-council-meeting-on-venezuela/

…Estados Unidos por su grosera violación del derecho internacional respecto de Venezuela. El diplomático de Moscú también dirigió agudas críticas a otros países "cómplices" en la agresión de Washington señalando que un día "Uds. podrían ser los siguientes" a causa de una subversión similar de Estados Unidos en sus asuntos internos.

La hipocresía y el doble juego de Alemania están, parafraseando al himno nacional del país, Über Alles –por encima de todos.

Políticos, diplomáticos y medios de prensa alemanes estaban furibundos en su trance ante la notoria interferencia de parte del embajador de Estados Unidos en los asuntos internos de Berlín. Sin embargo, el establecimiento político alemán no tuvo ningún impedimento para apandillarse –solo unas semanas después—con Washington para tratar de subvertir la política y la constitución de Venezuela.

¿Cómo puede Alemania ser tan (Über) super servil con Washington y su descarada y criminal agresión contra Venezuela?

Pareciera obvio que Berlín está tratando de congraciarse con el gobierno de Trump. ¿Para qué?

Trump ha estado ridiculizando a Alemania acusándola de prácticas "comerciales deshonestas". En especial, Washington últimamente ha acentuado sus amenazas de aplicar aranceles punitivos a las importaciones de automóviles desde Alemania. Dado que se trata de un sector clave en la economía exportadora alemana, podría deducirse que Berlín se inclina por apaciguar a Trump, apoyando su agresión contra Venezuela.

Quizás esta política de apaciguamiento esté también motivada por la preocupación de Berlín por ahorrarle sanciones al Proyecto Nord Stream II de parte de Estados Unidos. Una vez que el Nord Stream II esté completado a fines de este año, se estima que duplicará la capacidad de consumo de gas natural ruso en Alemania. Esto resulta crucial para el desarrollo económico de Alemania.

Otro factor sería la posible extorsión de Berlín por parte de Washington. Recordemos las desastrosas revelaciones hechas por el denunciante norteamericano Richard Snowden hace unos años cuando hizo público que agencias de inteligencia norteamericanas estaban interviniendo las comunicaciones telefónicas personales de la Canciller Angela Merkel y de otros altos funcionarios políticos en Berlín. Recordemos también que el estado alemán ostensiblemente consintió…

https://www.bbc.com/news/world-europe-33106044

…lo que de otro modo habría sido una devastadora infracción por parte de Washington.

La extraña falta de reacción de parte de Berlín ante esta devastadora violación de su soberanía de parte de los norteamericanos hace que uno se pregunte ¿Será que los espías de Estados Unidos habrán encontraron una mina de material para extorsionar a ciertos políticos alemanes?

La patética prosternación de Berlín ante la interferencia de Washington en Venezuela sugiere una explicación ulterior. Ningún gobierno que se respete podría ser tan hipócrita como falso.

Lo que sea que Berlín piense que ganará con esta inescrupulosa subyugación ante Washington, una cosa aparece clara, como lo advirtió el enviado ruso Nebenzia: "Un día tú serás el siguiente" para el engaño hegemónico norteamericano.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1158 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a277096.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO