Etiopía: abriendo las puertas para la esclavitud deudora occidental

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org

El Primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed se está moviendo rápido para abrir el estratégico país del Cuerno de África al capital occidental. Pero lejos de verse la movida como parte de una reforma progresista, muchos etíopes y observadores se preocupan que la nueva dirección política conduzca a la nación hacia una "esclavitud deudora".

Resulta particularmente enternecedor para Etiopía, país que permanece solitario como la única nación africana que históricamente nunca ha sido colonizada por potencia extranjera, semejante y orgullosa historia independentista pronto podría perderse.

Durante una largamente esperada conferencia de prensa, el Premier Abiy proclamó con mucha auto complacencia que la nación de África Oriental estaba por recibir un préstamo de mil millones de dólares de parte del Banco Mundial, dominado por Estados Unidos.

Abiy, de 42 años de edad, quien asumió el cargo hace solo cinco meses, no especificó en qué se invertiría el dinero. Si declaró que se emplearía para llevar a efecto "reformas". Anteriormente, el primer ministro había prometido abrir las empresas estadales a inversionistas extranjeros. Entre esas empresas estaban las de telecomunicaciones, la línea aérea nacional, la electricidad y las empresas que suministran agua potable.

Apenas dos días después del anuncio del Banco Mundial, Abiy informó que la empresa estadal comprometida en la construcción de una represa hidroeléctrica, proyecto insignia, tendría su contrato cancelado.

Citó "retardos" en la ejecución del proyecto por parte de la empresa Metals & Engineering Corp. (METEC) como la razón para la abrupta cancelación.

Sin embargo, la queja oficial de ineficiencia y retrasos aparece un tanto cuestionable ya que la construcción de la represa, según su ex ingeniero jefe, avanzaba según lo planificado, estando en un sesenta por ciento completada a siete años de su iniciación.

La represa a un costo de cuatro mil millones de dólares será la más grande hidroeléctrica de África. Hasta ahora ha sido financiada por el Estado de Etiopía apoyándose únicamente en fondos públicos aportados por su población de cien millones habitantes.

Se informó que METEC no estuvo al tanto de ninguna queja proveniente del despacho del primer ministro hasta que el contrato le fue súbitamente cancelado esta semana. Dado que la empresa es única y del estado, se está sugiriendo ahora que el contrato será otorgado a una empresa extranjera de ingeniería. La represa ya cuenta con una empresa italiana, la Salini, como la principal administradora del proyecto. Pero la pregunta pendiente sería ¿Quién será la reemplazante de la empresa etíope METEC?

Esta es la oportunidad en que los nuevos fondos destinados por el Banco Mundial para Etiopía resultan sospechosos. Probablemente, esos fondos irán a las arcas de un contratista extranjero designado para reemplazar a METEC. Pero será la nación etíope la que está comprometida para el pago del "préstamo", deuda que hasta este momento no ha tenido que cargar.

El ex economista del Banco Mundial, Peter Koening, que desde entonces se ha convertido en un ácido crítico de la institución y de cómo esta opera, sostiene que la cantidad de mil millones de dólares para una economía en desarrollo como la de Etiopía resulta "astronómica". El producto interno bruto del país gira alrededor de los ochenta mil millones de dólares.

"Esto conducirá al país hacia una "esclavitud deudora", dijo Koening. "Todo dinero proveniente de las instituciones financieras controladas por Occidente como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, FMI debe ser evitado a toda costa. Sus préstamos monetarios son solo una cínica manera del capital occidental para obtener el control de las economías nacionales."

El economista agregó que sin duda alguna el Premier Abiy está recibiendo una rutilante cobertura de parte de los medios de prensa occidentales. "Abiy es un cómplice voluntario del asalto financiero occidental." Sostiene Koening.

Por otra parte, críticas fuentes políticas de Etiopía alegan que es por esta misma razón que la dirección política anterior del país, bajo el fallecido Primer Ministro Meles Zenawi, trató de impedir que el capitalismo occidental accediera a sus planes de desarrollo. La "Represa Gran Renacimiento" de Etiopía ha sido hasta ahora totalmente financiada con fondos nacionales, mientras que otros grandes proyectos de infraestructura tales como telecomunicaciones y transporte lo fueron en asociación con China a través de préstamos blandos y concesiones.

Desde que Abiy Ahmed se convirtió en primer ministro en el mes de abril de este año, el anterior gobierno de la coalición Frente Popular Democrático Revolucionario de Etiopía ha experimentado un radical cambio en el sentido de virar su política anterior pro independencia nacional por otra que da la bienvenida al capital occidental. También como parte de ese cambio es que el primer ministro se ha vinculado con los aliados árabes de Estados Unidos en la región, tales como Egipto, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Este cambio geopolítico está sucediendo fuera del consenso nacional o mínimamente un debate y está ocasionando agudas tensiones étnicas en muchas partes de Etiopía con decenas de muertos y choques violentos en semanas recientes.

Como era de esperar, los medios de prensa occidentales típicamente anuncian que el Premier Ahmed está enfrentando oposición a sus supuestas "reformas liberales". Existe también la sospecha ha sido instigada por la nueva facción gobernante dominada por el grupo étnico del Primer Ministro como una manera de justificar las enérgicas medidas de seguridad e instalar gobiernos regionales afines con los objetivos políticos de las autoridades centrales en la capital de Addis Abeba bajo el control del primer ministro.

El siniestro sello de este furtivo cambio vino a través del alevoso asesinato el día 26 de julio del ingeniero jefe responsable de la supervisión de la construcción de la Represa Gran Renacimiento, Simegnew Bekele de 53 años de edad, muerto por un disparo a la cabeza mientras se hallaba en el interior de su vehículo estacionado. Existen fuertes indicios que su muerte fue un crimen político. El ingeniero Bekele era un consumado profesional muy respetado por su completa dedicación al proyecto. El ingeniero Bekele también era de la idea que el proyecto debía realizarse sin inversionistas extranjeros. Fue nombrado por el ex Primer Ministro Meles Zehawi el año 2011 para que supervisara el proyecto hasta su culminación.

Durante largo tiempo la represa ha sido cuestionada por Egipto pues teme que esta podría reducir el caudal de agua del Nilo Azul, lo cual sería crítico para su agricultura. Durante años Egipto ha estado peleando con Etiopía en torno a la represa.

El pasado mes de junio Abiy hizo su primer viaje al exterior hacia el Cairo donde fue cálidamente recibido por el presidente Abdel Fattah el Sissi. Hubo un notable cambio de posiciones al asegurar el líder etíope que la construcción de la represa sería demorada en consideración a los intereses egipcios. Fuentes etíopes tomaron nota que el primer ministro recitó una plegaria musulmana ante el líder egipcio a modo de darle seguridad.

Tratándose de un proyecto que era considerado por muchos etíopes como fuente de inmenso orgullo nacional, la aparente capitulación ante las presiones egipcias causó gran consternación.

Se dijo que en particular, el director del proyecto, Simegnew Bekele, estaba perplejo ante esta abrupta interferencia a su autoridad técnica, según algunas fuentes.

Por lo tanto es plausible que el asesinato de Bekele que sea considerado como la eliminación de un difícil obstáculo político por parte de aquellos interesados en el retardo en la construcción de la represa o su financiamiento estratégico modificado.

La mañana en que el ingeniero Bekele fue asesinado, el Primer Ministro abandonó Addis Abeba en viaje de una semana a Estados Unidos. Comentarios en medios sociales de parte de la delegación a bordo del avión de Aerolíneas Etíopes, demostraban a gente celebrando. La noticia de la muerte del ingeniero sin duda alguna ya era conocida. Posteriormente se dijo de manera incongruente que la celebración era por un cumpleaños de alguien de la delegación de Premier en viaje hacia Estados Unidos.

El estremecedor asesinato de una muy querida figura nacional se comparó con la aparente insensibilidad del primer ministro. Abiy ignoró el clamor público de Etiopía al no regresar de inmediato desde Estados Unidos y participar en el luto de la nación ante el salvaje asesinato del ingeniero jefe Bekele. El Primer Ministro ni siquiera regresó para los funerales que se llevaron a efecto el día 29 de julio fecha declarada Luto Nacional.

De manera extraña Abiy Ahmed se ha mostrado poco preocupado por la aprensión de los perpetradores del crimen. Sus comentarios públicos son marcadamente dispersos, solo vaguedades.

Los jefes policiales en Addis Abeba nombrados por el primer ministro, se han visto groseramente incompetentes e indiferentes.

Durante su visita de una semana a Estados Unidos, Abiy Ahmed fue saludado por el vicepresidente Mike Pence y por altos funcionarios pertenecientes al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional, incluyendo a Christine Lagarde.

El último anuncio del Banco Mundial acerca del préstamo de mil millones de dólares también fue precedido por la visita a Addis Abeba del Ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, Sameh Shankri y el jefe de la inteligencia de su país, Abbas Kamel. Se informó abiertamente sobre la visita debido a que su propósito era sostener conversaciones específicas sobre el proyecto de la represa.

Fue al día siguiente que el Premier Abiy anunció que el contrato con la firma etíope de propiedad estadal, comprometida en la construcción de la represa había sido cancelado.

Fuentes políticas etíopes sostienen que el país está experimentando una largamente planificada toma geopolítica. La nación que otrora había sido un modelo africano de desarrollo independiente está deslizándose desde su anterior independencia y asociación con China para convertirse en un cliente del capital occidental y de los aliados regionales de Washington entre los países árabes.

El país está siendo sometido a un tácito golpe de estado. Abiy Ahmed, quien tiene entrenamiento en inteligencia militar, se cree que es un agente de la CIA que anteriormente había trabajado en secreto con Eritrea y grupos disidentes etíopes tales como el Frente Oromo de Liberación con base en la capital de Eritrea, Asmara.

Su meteórica llegada al poder no fue a través de una elección sino a través de oscuras maniobras parlamentarias. Una vez que alcanzó el poder, rápidamente dispuso el país al servicio de los intereses estratégicos de Washington y de sus clientes árabes.

Abiy y su nueva facción gobernante están abriendo las compuertas de la represa para el sometimiento financiero occidental –denominado eufemísticamente como "reformas" por la prensa occidental.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 966 veces.



Finian Cunningham

Analista internacional


Visite el perfil de Finian Cunningham para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: