Los últimos días del Che en Bolivia (I)

El Che llegó a Bolivia el 3 de noviembre del 1966 después de la aventura que él mismo denominó la "Historia de un fracaso", que fue la experiencia guerrillera en El Congo, África. Instala el campamento guerrillero en el pueblo de Ñacahuasú y el 31 de diciembre se reúne con Mario Monje, Secretario General del Partido Comunista de Bolivia, para la época, que llega a concertar entrevista con el Che respecto a la guerrilla que se va a iniciar. Llega desde La Paz y, es de hacer notar que junto a él llegó Thamara Bunke (Tania) que tiene varios años trabajando clandestina en Bolivia para este plan del Che y se presenta al campamento a recibir instrucciones de éste.

En esta reunión Monje plantea al Che su pretensión de dirigir la guerrilla en Bolivia, a lo que el Che no transige por lo que Mario Monje se retira a la ciudad, no volvió y ni él ni el Partido ayudaron la guerrilla boliviana. Con este "pequeño incidente" se ponen de manifiesto varias situaciones que afectarán la guerrilla boliviana; La Unión Soviética no veía con buenos ojos el movimiento insurreccional del Che y, por eso, parte de la actitud de Monje y dado que había división en este partido en Bolivia, otros militantes si participaron, así como los trabajadores revolucionarios mineros que estaban cuadrados con el Partido Comunista Chino.

Tania también bajó y, sin embargo a finales de febrero regresó, en un cuestionado viaje, con el escritor Francés Regis Debray y el Argentino Ciro Bustos que llegaban invitados por el Che para encomiendas para la guerrilla. La presencia de estos personajes tendría fatales consecuencias para el Che y el movimiento guerrillero en Bolivia.

Debray y Bustos insisten en salir pronto, tanto que Che desconfía de Debray y cuando lo hacen son capturados. Estando presos no aguantan y Debray delata al Che y Bustos, que era pintor, hasta hace dibujos de la cara de los guerrilleros y los entrega a sus captores. Duran presos tres años, Debray salió criticando al Che y a Fidel y Bustos se escondió en Europa.

Tania, quien contra la opinión del Che, debió quedarse en la guerrilla participó valientemente en varios combates hasta que el 31 de agosto del 1967 cayó malamente en una emboscada que montó un boliviano traidor y cruzando el Río Grande fue acribillada junto un grupo de compañeros que buscaban al Che. Este fue un duro golpe para la guerrilla y para el Che.

El día 30 de septiembre de 1967 escribía el Che en su diario: "Otro día de tensión. Por la mañana "Radio Balmaceda" anunció que altas fuentes del ejercito manifestaron tener acorralado al Che en un cañón selvático. Las emisoras locales en silencio; parece que pueda ser una infidencia y tienen la certeza de nuestra presencia en la zona…..(Mañana: El Che hace resumen del mes de septiembre en su diario)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 548 veces.



José López

Semanario POR AHORA

 por.ahora@yahoo.es

Visite el perfil de José López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a269970.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO