"La ley Terminator", llamada así por Britto García, activada en Ecuador

Luis Britto García, unos cuantos días atrás, escribió un artículo titulado "Resucitó la Ley Terminator", que al parecer los venezolanos, sobre todo en ese universo que llaman la izquierda, poca atención le prestaron. El escritor optó por no insistir sobre el asunto, quizás al percibir tanta falta de interés y no jugársela completa en soledad frente a la ANC, organismo que promulgó dicha Ley con la anuencia del Ejecutivo, lo que quedó demostrado cuando el presidente le aplicó el ejecútese y la dio su respaldo.

Manifestó en aquella oportunidad "que todas las leyes de tal índole contienen una renuncia a la inmunidad de jurisdicción: al soberano derecho de la República Bolivariana de Venezuela de resolver sus controversias sobre asuntos de interés público con sus propias leyes y tribunales, y de no ser sometida a cortes o jueces extranjeros."

Denunció como en el artículo 6 de la citada Ley, hay una renuncia a la soberanía, pues allí se establece que ella, la nueva Ley, operaría cuando "se hayan agotado los recursos judiciales internos y se haya pactado previamente". En dicho caso, "la República Bolivariana de Venezuela podrá participar y hacer uso de otros mecanismos de solución de controversias construidos en el marco de la integración de América Latina y el Caribe, así como en el marco de otros esquemas de integración."

Tal decisión llevó a Luis Britto hacerse las siguientes interrogantes.

"¿Entonces, cuando "se haya pactado previamente", vale decir, por un contrato inconstitucional, puede Venezuela ser sometida a jueces y tribunales extranjeros de "esquemas de integración"? ¿Se puede ceder la soberanía por contrato? ¿No fueron "esquemas de integración" el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias sobre las Inversiones, y la Corte Interamericana de los Derechos Humanos de la OEA, de las cuales nos retiró Hugo Chávez Frías?"

https://www.aporrea.org/tiburon/a257498.html

Motivado a esa denuncia de Britto, nosotros en esa oportunidad, 24 de enero del 2018, dijimos, en artículo titulado "A mi amigo constituyente ¿Por qué votaste por la Ley Terminator?", lo que sigue:

"Es más, la oposición, hasta ahora, actúa como ni siquiera se hubiese enterado, porque si a algo se favorece con esa disposición son los intereses que financian y apoyan políticamente a ese sector. Es una Ley que pareciera haber sido elaborada en la Asamblea Nacional de Julio Borges y Ramos Allup y hecha al gusto del capital internacional"

Cité además como Britto sentenció que "Consecuencia lógica de tales normativas es que no sólo la República Bolivariana de Venezuela, sino sus funcionarios y los bienes de éstos, pueden ser juzgados, sancionados, depuestos y encarcelados por jueces y tribunales foráneos, de acuerdo con leyes extranjeras". https://www.aporrea.org/actualidad/a258321.html

¿Pero a qué viene recordar todo lo anterior? Pues porque lo que temió o teme Luis Britto, nos suceda nosotros, le está sucediendo justamente hoy a Ecuador.

Los indígenas del Amazona o Amazonia ecuatoriana introdujeron una demanda contra la Texaco, ahora Chevron, por los graves e irreparables daños que había ocasionado al sistema ecológico con su irracional método de exploración y explotación petrolera, sólo sujeto a minimizar los gastos. El gobierno de Rafael Correa intervino en apoyo de la demanda que tenía carácter privado. Es decir, fue una demanda iniciada por la población de aquel espacio. Como dijo alguien, "el delito está allí"; existe aún el cuerpo del mismo y los indígenas que introdujeron la demanda también existen. Todo Ecuador apoyó aquella demanda y hasta celebraron cuando los tribunales ecuatorianos decidieran a favor de los demandantes, los indígenas de la Amazonia que contaron con el respaldo del gobierno de Rafael Correa.

¿Y dónde estaba, qué actitud asumió el actual presidente ecuatoriano Lenin Moreno? Pues en lo que todo el mundo sabe. En la vicepresidencia de su país y también apoyando a los demandantes y al gobierno.

El gobierno de Correa no podía intervenir directamente como demandante porque unos llamados "Acuerdos Bilaterales de Inversión del año 1995, firmado entre EEUU y Ecuador, estando este bajo gobierno sin interés alguno por la soberanía y la vida en la Amazonia, liberaba a los capitales de ese país de cualquier responsabilidad. Por eso la iniciativa fue tomada por ciudadanos directamente afectados por los daños ocasionados por Chevron, como son los indígenas de la Amazonia.

Habiendo decidido los tribunales ecuatorianos a favor de los demandantes y obligado a Chevron a pagar los daños causados, esta empresa optó por acudir a un "Tribunal Internacional", como lo es el Tribunal de la Haya, el cual, fundamentándose en esos acuerdos de 1995, revertió la decisión de la legalidad ecuatoriana a favor de la empresa estadounidense. Según la información que manejamos, el Tribunal de la Haya ha sentenciado que Ecuador violó los "acuerdos bilaterales de inversión, de haber denegado justicia y de no brindar un trato justo y equitativo a la petrolera".

Para más, el gobierno de Lenin Moreno, personaje este que ya sabemos, estuvo apoyando a los demandantes como vicepresidente ecuatoriano, pareciera haber recibido la decisión del "Tribunal de La Haya" con beneplácito. Tanto que esa decisión contraria a la soberanía de su país y la solicitud de justicia de la población indígena de la Amazonia ecuatoriana, no sólo la acepta, sin protesta alguna, ni diligencia en contrario, sino que pretende responsabilizar de los costos de la decisión anti soberana de La Haya, a Rafael Correa. Oculta que fue una demanda de buena parte de la población ecuatoriana y básicamente la amazónica por aquellos destrozos, muestra de negligencia y hasta criminalidad que daña a la humanidad toda. La decisión de ese Tribunal, que pone por encima de lo que representa aquel espacio los "Acuerdos Bilaterales de Inversión, lo que no es otra cosa que privilegiar al capital frente al sistema ecológico global, revela o denuncia la poca sensibilidad y respetabilidad por los derechos de la especie humana que prevalecen en aquellos medios o tribunales.

Pero Lenin Moreno en su obsesión por destruir a Correa y lo que representa, tal como procedió Temer contra Lula en Brasil, optó por difundir la idea que su país, Ecuador, ha sido dañado por culpa de Rafael Correa. Es decir, ante esa arbitrariedad, contraria a los intereses de Ecuador y la Amazonía toda, en lugar de denunciar a Chevrón, que pudiera ahora mismo comenzar a causar iguales daños en la Guayana Esequiba, Lenin Moreno parece alegrarse, pues le sirve para intentar descalificar a Correa frente a sus connacionales. Hasta le ha puesto cifras a lo decidido en la Haya, donde todavía no se ha hablado de eso y aspira que Correa pague con sus bienes una cifra hasta inventada de 9.500 millones de dólares. Lo que más parece interesar a Lenin Moreno no son los intereses de Ecuador y menos a la población amazónica, sino destruir al líder de Alianza País, Rafael Correa.

Eso que sucede en Ecuador como antes dije, es como para mirarse en ese espejo, estando de por medio eso que Luis Britto llamó la "Ley Terminator".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 705 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a269182.htmlCd0NV CAC = Y co = US