Una oportunidad para que el Estado muestre que defiende el ambiente y el periodismo

Ligia Arreaga regresó a Panamá

Después de dos años la periodista y ambientalista Ligia Arreaga regresa a Panamá. Durante esos dos años en Europa habrá hecho mucha labor en defensa del ambiente. La acompañé al Parlament de Catalunya y la Comisión de Medio Ambiente en un acto de presentación del tema del desagüe y apropiación indebida del humedal Matusagaratí. Debo decir que despertó tanto interés que no sólo acudieron todos los grupos, sino que la comparencia se alargó bastante más de lo previsto. Todos los grupos parlamentarios, incluídos los conservadores, le hicieron preguntas. Todos reconocieron que apenas sabían nada de la realidad de Panamá. Quedaron impactados con lo que ocurre en el humedal y con las amenazas e intentos de asesinato por defenderlo a una periodista ambientalista, recién después del asesinato de Berta Cáceres en Honduras.

Ligia Arreaga vuelve a Panamá diciendo en una carta que "he llegado a la conclusión de que mi formación y labor positiva en el periodismo, la puedo continuar ejerciendo mejor en el propio territorio panameño". Ojalá la conclusión de la sociedad panameña sea esa misma y sea acogida por las organizaciones ambientalistas, sindicales, de derechos humanos. Estoy seguro de que así será.

La vuelta de Arreaga a sus actividades propias, al periodismo comprometido, a la defensa del ambiente, a la defensa de los derechos humanos, es una oportunidad. Después de dos años de conocer, aportar y aprender de otras culturas, su lucha y compromiso adquiere aún más importancia ante los cada vez más evidentes signos de cambio climático que nos afectarán gravemente a todas y todos, especialmente a las capas más pobres de la población.

También es una oportunidad para el Estado de Panamá. Hace diez años no investigó sus denuncias sobre las irregularidades en la compraventa de tierras que se estaban cometiendo en el humedal. Tampoco investigó la denuncia ante su intento de asesinato, ni siquiera cuando esa denuncia "se perdió" en la Fiscalía. Tampoco investigó en sus reiteradas denuncias de amenazas de muerte de 2015 y 2016, ni le puso ninguna protección.

El canal de Televisión del Estado para el cual trabajaba, SERTV, le concedió tres meses de licencia cuando tuvo que salir en 2016. Durante ese tiempo el Estado no ha investigado y, por tanto, no habían las mínimas condiciones para que regresara con una cierta seguridad. Como canal del Estado ¿readmitirá ahora SERTV a su trabajo a la periodista? Esa sería una buena manera de protegerla. La Fiscalía y Policía ¿investigarán las denuncias que puso? El Ministerio de Ambiente ¿escuchará las razones por las que Ligia Arreaga defiende que aún está en peligro de muerte Matusagaratí a pesar de ser declarado "área protegida" y cerrará los canales que desaguan el humedal?

Ligia en la carta que ha enviado concluye: "con esta Carta les comunico mi regreso a Panamá y espero que las circunstancias que me obligaron a salir no se vuelvan a reproducir". En efecto, esperemos que no se vuelvan a reproducir. Para ello hay que aplicar correctivos y decisiones. Es una oportunidad para que el Estado panameño demuestre que defiende mínimamente el ambiente y a sus periodistas y defensoras. Una oportunidad para que todas las organizaciones ambientalistas, sindicales, de derechos humanos se lo exijan también y controlen que cumple las leyes internacionales. Aprovechemos esa oportunidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 479 veces.



Alfons Bech

Militante obrero, y revolucionario marxista. Miembro de de la CCOO, la federación sindical más grande de España. Activista político de L?Aurora y EUiA.

 albech12@gmail.com      @alfonsbech

Visite el perfil de Alfons Bech para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfons Bech

Alfons Bech

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a268598.htmlCd0NV CAC = Y co = US