Colombia: Votar por Iván Duque o Vargas Lleras, es votar por la política de Maduro

Mientras Gustavo Petro sigue subiendo en las encuestas (hasta las encuestadoras clásicas lo reconocen) y llenando las plazas de cada localidad por donde pasa, las maquinarias de opinión con sus respectivos poderosos medios de comunicación, insisten en el peligro que acecha a Colombia representado en la candidatura del ex alcalde de Bogotá y en la "Colombia Humana", cuya mayor muestra es la vecina Venezuela, destruida por Nicolás Maduro y su "Castro-chavismo"

Esto último es tan ridículo como inoperante, tanto así, que hasta algunos analistas del status sugieren a los Duque o Lleras, que pasen por encima de insistir con el anticomunismo ramplón y se pongan un poco serios con las propuestas en su campaña, donde por ejemplo, tienen altísimos niveles de rechazo a nivel de una juventud que expresa claramente su hastío de estar viendo y escuchando lo mismo de siempre.

Hoy los proceso electorales que se avecinan en la región están perforados por el Plan Global que está ordenando a la mayoría de los gobiernos de América Latina, es el "Consenso de los Commodities" que significa una reprimarización de las economías o el despojo y la concentración de tierras, recursos y territorios por las grandes corporaciones del capital mundial, sostenido por el boom de los precios internacionales de las materias primas y los bienes de consumo demandados por las potencias centrales como Estados Unidos/Europa Occidental y por imperios emergentes como China o Rusia, lo que conlleva a nuevas y peligrosas formas de dependencia y dominación que plagarán de Zona Económicas Especiales toda Nuestramérica.

En el marco de ese Plan Global extractivista, lo que sí es cierto, es que Colombia tiene que temer mucho de Maduro y tiene que temer de Santos, de Uribe, de Vargas Lleras y de Duque, porque son cuerpo de esta misma política y conllevan a cuidarse de la configuración nacional e internacional de la que ellos son parte. Maduro es la principal cara de la burocracia roja que se encargó del desmontaje de todos los logros alcanzados en los distintos ámbitos de la vida económica, social, política y democrática en Venezuela en un periodo de 13 años (1999-2012) para insertarse en este nuevo modelo de mutación neoliberal.

Estamos hablando de un nuevo ciclo económico en la región, con modelos neoextractivistas que apuntan a profundizar la desestructuración de nuestras economías, poniendo en mayor riesgo la biodiversidad, con terribles consecuencias para las comunidades rurales, campesinas o indígenas, y ante lo cual los pueblos nos hemos quedado sin alternativa de respuesta por ahora y ante lo cual también quedan retratados los llamados gobiernos progresistas: se han insertados a esta política y por ahí es que se debe entender el papel que está jugando Maduro y compañía para poder explicarnos gran parte del fondo de la crisis que estamos viviendo en Venezuela y otros países de la región.

Mientras en Venezuela el PSUV-Somos-Gobierno avanza con el Arco Minero del Orinoco, con las Zonas Económicas Especiales y con la Ley de Inversiones Extranjeras; en Colombia, tanto Duque como Vargas Lleras plantean la profundización del modelo extractivista y depredador de la naturaleza, además del "fracking", que es un mecanismo perverso destructor del medio ambiente, que incluso ha sido prohibido en países como Francia y en algunos estados del propio Estados Unidos.

Y es que estos candidatos (Maduro, Duque, Vargas) se parecen tanto, que hablan de los problemas estructurales de nuestros países con una superficialidad que "da gusto". Todos se presentan en Mayo con aspiraciones presidenciales y hablan de soluciones como si lo hicieran de manera inédita o lo que es lo mismo, Maduro habla como si no llevara 5 años siendo presidente de Venezuela, Duque como si su mentor, Álvaro Uribe, no estuvo 8 años en la casa de Nariño y Vargas como si no hubiese sido parte del gobierno de Santos (tres años vicepresidente de la República) quien también entregará la presidencia luego de 8 años. ¿Qué se puede esperar de uno y de otros?

La importancia de la "Colombia Humana", mas allá incluso de la propuesta presidencial con Gustavo Petro, es que significa un gran avance de recuperación democrática que indudablemente va abriendo espacios hacia luchas desde una perspectiva popular, obrera y principalmente ambientalista, espacios que durante 60 años habían sido ahogadas en medio de los enfrentamientos gobiernos-guerrillas. Y abrir estos espacios, es probablemente el primer gran logro hasta el momento y que tiende a profundizarse más allá de la debilidad que significa la falta de una dirección política que asuma tal tarea, terreno en el que por supuesto tendría que probarse Petro.

Pero todo apunta a que con la propuesta de Petro, centrada en un nuevo proceso productivo (para contribuir a evitar la emisión de gases invernaderos) a contra vía del Plan Global del Capital, Colombia se convierta en el centro de mayor peligro real para los intereses que se disputan los distintos imperios del mundo... algo que en el fondo empalma con los nuevos movimientos ecologistas de jóvenes que hoy pisan tierra para sumarse a su defensa.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2280 veces.



Gustavo Martínez Rubio


Visite el perfil de Gustavo Martínez Rubio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Martínez Rubio

Gustavo Martínez Rubio

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a262741.htmlCd0NV CAC = Y co = US