Colombia: La respuesta que debe dar la Colombia Humana a un personaje como "Poncho" Zuleta

Thomas Alfonso "Poncho" Zuleta es uno de los cantantes históricos más representativos de la música vallenata. Es parte de la dinastía Zuleta, que han sabido destacar en el folclor de la costa caribe colombiana con sus compositores, verseadores, acordeoneros y cantantes. "Poncho" como se le conoce al artista, conformó junto a su hermano Emiliano Zuleta Díaz, el reconocido binomio de los hermanos Zuleta, que grabó durante décadas muchos trabajos discográficos con numerosos éxitos en la música del acordeón, caja y guacharaca. No está demás destacar también que el patriarca musical de esta dinastía es el fallecido Emiliano Zuleta Baquero, autor de una de las canciones colombianas más reconocidas a nivel mundial: "La gota fría"

Pero el famoso "Poncho" no solo suele ser noticia por sus condiciones artísticas, sino que normalmente "destaca" por estar involucrado en situaciones que generan debates o suspicacias sobre su recorrido integral y hasta por sus relaciones más allá de la música. Hace ya unos años, por ejemplo, se vio involucrado en una situación en donde tuvo que responder por un supuesto audio en el cual se escuchaba una voz muy similar a la suya gritando lo siguiente: "Viva la tierra paramilitar, nojoda", eso acompañado de una ráfaga de disparos. Nunca quedó muy claro cómo se resolvió ese episodio vía fiscalía, pero no es secreto para nadie en Colombia que Zuleta cada vez que puede, se despacha, a partir de su estruendosa voz, que él es "Uribista" hasta la cacha.

Recientemente, el personaje en cuestión, dijo que su candidato era Iván Duque y que quien votara por el otro (Petro) estaba loco. Eso ha desatado un alto revuelo de debates, con aprobaciones desde el sector que se inclina por Duque y muchísima critica desde el sector que acompaña a Gustavo Petro. De hecho, éste último le contestó al artista que valoraba su música y que una vez que sea presidente haría su esfuerzo para que sea interpretado por la sinfónica nacional. En general las respuestas desde los militantes de la "Colombia humana" hacia el cantante, van desde lo visceral hasta a proponer no escuchar más su música, y en esto es que centramos la principal intención del presente escrito, pues desde que hemos venido siguiendo lo que yo particularmente llamo "El nuevo fenómeno político en Colombia" nuestro acompañamiento ha sido aportando elementos para enriquecer desde el debate político y las propuestas, algo que miramos con mucho más que simpatía.

El vallenato desde hace muchísimo dejó de cantar su realidad y por tanto no canta la realidad de la costa caribe colombiana y menos la del resto del país. Dejó de estar ligado orgánicamente con la vida, con las preocupaciones cotidianas del pueblo costeño, por eso ahora es música pensada y arreglada comercialmente para que esté al servicio de grupos de poder y en Colombia los grupos de poder o son parte directa o son permeados por el narcotráfico o el paramilitarismo. Los Zuleta, Iván Villazón, Silvestre Dangond, Jorge Celedón, etc, cantantes famosos y millonarios, son de un estatus muy relacionado directamente con clanes mafiosos que dan cuenta de lo cundido que está en la corrupción todo lo que actualmente funciona como establishment y qué es a lo que la mayoría de la población colombiana viene rechazando desde hace bastante tiempo, pero que es ahora en la candidatura de Gustavo Petro a la presidencia de la Republica que encuentra un primer gran cauce de salida o expresión.

Es en esos términos que hay que entender el papel de "Poncho" Zuleta y la respuesta que debe darse desde lo nuevo que está naciendo. Zuleta ha actuado toda su vida asistido por el cinismo y la impunidad que le habilita moverse en una sociedad donde impera la ideología y la práctica del terror y la muerte. Se siente poderoso, sabe que sus amistades y la mayoría de los personajes que saluda en sus discos son hacendados protegidos por paramilitares; son mafiosos de cada departamento que promueven sus conciertos, que compran jueces; son los jefes militares, los jefes policiales… Nada más pongan atención a cuantas figuras nombradas en trabajos discográficos de estos artistas, hoy están investigados o presos por corruptos. Y por eso su candidato obviamente es Iván Duque.

De tal manera que la respuesta correcta que las bases de la Colombia Humana debe dar a estos personajes o situaciones similares, tienen que estar enmarcadas en el fondo de los grandes problemas por resolver. Hay que debatir como sanear e ir a un verdadero sistema de justicia que se ponga al servicio de investigar seriamente todos los nexos de narcotraficantes, latifundistas, testaferros y de cómo éstos están directamente asociados con políticos y por supuesto con los llamados artistas. No hace falta ponerse a descalificar a nadie, solo hay que poner los puntos donde deben ir. Basta con preguntarse cosas como las siguientes ¿Por qué si el ex Senador "Ñoño" Elías está preso por los casos de Odebrecht y es saludado con efusividad por los cantantes de vallenato, ninguno de éstos cantantes es investigado? ¿Por qué si Emilio Tapia, quien fue puesto tras las rejas por el caso del llamado carrusel de la contratación en Bogotá, es nombrado por los cantantes vallenatos, ninguno de éstos cantantes es investigado?

La Colombia Humana tiene el deber de convocar a todos los sectores sociales oprimidos para que de manera democrática se sumen al debate y poder sustentar la idea de que colocar a Petro en la presidencia es apenas un primer paso para poder cambiar una realidad de siglos de dominación por un pequeño grupo oligárquico que ha entregado la soberanía del país a las potencias extrajeras, lo cual debe continuar con la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente amplia y soberana que apruebe un camino en donde el pueblo colombiano como depositario del poder originario sea protagonista directo en la toma de las decisiones para cambiar y refundar todo en Colombia. El programa inicial de Petro es perfectible y en ese sentido los trabajadores, la juventud y el grueso de la población excluida deben asumir el reto de lograr la mayor organización posible para proponer y defender esos alcances que en función de sus intereses surjan como propuestas.

Esas deben ser las respuestas de la Colombia Humana



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2416 veces.



Gustavo Martínez Rubio


Visite el perfil de Gustavo Martínez Rubio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a261173.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO