El Reloj del Tiempo

Ingleses, arremeten el valor de la criptomoneda a nivel de mercado mundial

Desde 2008, los reguladores financieros no hicieron absolutamente nada para adecuarse a los sistemas financieros actuales, creando una psicología pública del terror, como viene sucediendo con el uso del dinero efectivo y las tarjetas de débito, pocos utilizan las de crédito, porque ya la consumieron.

En la calle, observamos percepciones narrativas populares cambiantes y, las respuestas a tales situaciones, son las mismas desde hace diez años, cuando Chávez dio una alocución sobre las arremetidas de la banca mundial contra las Corporaciones y el mercado interno de los países en vías de desarrollo, donde muchos han sido tocados por la narcoguerrilla y narcotráfico, quienes han sido audaces al incorporar fuerzas paramilitares en su estructura geopolítica y territorial.

Los últimos informes de avance del Consejo de Estabilidad Financiera (FSB, siglas en inglés) en Basilea describen mejoras definitivas en los reglamentos financieros que refuerzan la estabilidad en 24 de las economías más grandes del mundo. Su "Tablero de instrumentos" tabula el progreso en 14 áreas regulatorias distintas. Por ejemplo, el FSB otorga altas puntuaciones a todos los 24 países en la implementación de los requerimientos de capital basados ​​en el riesgo de Basilea III.

Pero la situación no es del todo tranquilizadora. Puede que estos requerimientos de capital basados ​​en el riesgo no sean lo suficientemente altos, tal como Anat Admati y Martin Hellwig razonan en su influyente libro The Bankers New Clothes. Y, se ha tenido un avance mucho menor en una docena de otras áreas regulatorias tabuladas por el FSB.

Considere, por ejemplo, las normas relativas a los fondos de mercado de dinero, fondos que, de acuerdo con el FSB, sólo unos pocos países han desarrollado desde el año 2008. Los fondos con dinero de mercado son una alternativa a los bancos para guardar el dinero propio, y ofrecen tasas de interés algo más altas, pero sin el seguro que protege los depósitos bancarios en muchos países. Al igual que con los depósitos bancarios, los inversores pueden sacar su dinero en cualquier momento. Y, al igual que en el caso de los depósitos bancarios, los fondos podrían estar sujetos a una corrida si un gran número de personas tratan de retirar su dinero al mismo tiempo.

A partir del 19 de septiembre de 2008, , repito, el gobierno federal inglés y los economistas judíos vienen provocando una alarma pública sobre los fondos golondrinas y la gran corrida en otros fondos para taponear por períodos o ciclos, los vacíos monetarios.

En Venezuela, en ves d3e disminuir el gasto público y cargos burocráticos, nos vemos envueltos en una regaladera de dinero, en vez de invertirse en fondos agrícolas y agilizar los trámites en el Banco Agrícola y Pecuario para darle fuerza a los cultivadores, tenedores de tierras y ganaderos para sostenerserse y poder avanzar a través de las criptomonedas y garantizar el desarrollo del país. Aquí, no se dedicaron a corregir, sino a darse la dolce vita bancaria hasta destrozar el Banco de Venezuela y el Bicentenario, aparte de recargarlo más de cuenta habientes.

La razón por la que esta corrida era tan alarmante como para necesitar de apoyo gubernamental sin precedentes se deriva de las narrativas subyacentes. De hecho, el Reserve Primary Fund no perdió todo. Se limitó a "fraccionar el dólar", lo que significa que no pudo pagar un dólar por un dólar en libros; pero aún pudo pagar $ 0,97 por cada dólar. Entonces, ¿por qué una crisis? Después de todo, los depositantes bancarios regularmente pierden más cuando la inflación inesperada erosiona el poder adquisitivo real de sus ahorros (sólo el valor nominal de los depósitos está asegurado). Pero, las narrativas no se centran en eso. La pérdida de valor real debido a la inflación no ha sido un tema importante de la narrativa pública en EEUU durante décadas, debido a que la sostenida estabilidad de precios hizo que las personas se olvidaran de dicha pérdida de valor real.

Pero, las personas no se han olvidado de la Gran Depresión de la década de 1930, a pesar de que la mayoría de las personas que están vivas hoy, no habían nacido aún en aquel entonces. En el año 2008, se recicló la narrativa de la Gran Depresión en todas partes, con todas sus coloridas historias de pánico financiero y multitudes enardecidas que se reunían en los alrededores de bancos cerrados. Además, autoridades que son dignas de confianza parecían decir, una y otra vez, que tales hechos eran históricamente remotos y no podía volver a ocurrir. En el enojado espíritu del período 2008, la reacción del público ante un evento relativamente menor tomó proporciones impresionantes.

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos tardó casi seis años tras la crisis para reducir la vulnerabilidad de los fondos de mercado, mediante la exigencia en el año 2014 de un "NAV flotante" (valor neto de los activos) (NAV, siglas en inglés), lo que significa que los principales fondos de mercado de dinero ya no prometen pagar un dólar por el valor nominal de un dólar. Ellos le pagan cualquiera fuese la participación del depositante en las cuentas. Esto no ofrece garantías a los inversores de fondos frente a pérdidas. Sin embargo, esta forma plausible ayudará a evitar una corrida, porque esto significa que la retirada repentina de algunos depósitos no dañará las cuentas de otras personas quienes no retiraron sus dineros.

El marco normativo internacional desde el año 2008 ha cambiado y ha mejorado, pero ninguno de esos cambios puede anticipar todos los tipos de cambios en las narrativas que subyacen a los espíritus animales públicos. Los reguladores pudieron haber impuesto un NAV flotante décadas atrás; no lo hicieron porque no previeron una narrativa que iría a desestabilizar a los fondos de mercado de dinero. No se podía haber esperado que las autoridades regulatorias pronostiquen la atención pública repentina al riesgo recién descubierto de corridas en empresas financieras no bancarias.

Mientras que tengamos un sistema económico que produce crecimiento mediante la retribución a participantes e inversores inspirados, vamos a enfrentar el riesgo de que las opiniones e historias adversas puedan abrumar repentina y temporalmente la inspiración. Los reguladores deben contrarrestar los riesgos implícitos dentro de estructuras intrínsecamente desestabilizadoras, tal como ocurrió en los fondos de mercado de dinero. Sin embargo, las regulaciones más urgentes siempre serán aquellas específicas al tiempo y contexto, debido a que cambian las narrativas. Y, la forma cómo estas narrativas resuenan con el público puede revelar, una vez más, grietas en la armadura financiera.

La próxima crisis financiera global ya ha empezado y conllevará graves consecuencias a los países desarrollados, sostiene el experto inversor Jim Rogers, quien ha predicho cada una de las grandes crisis financieras que se han producido en las últimas décadas. Rogers auguró que se vaporizarán cientos de billones de dólares de riqueza, y declinarán o desaparecerán muchas viejas instituciones, partidos políticos, gobiernos y costumbres.
Estados Unidos, el país más endeudado del mundo, pagará un alto precio por ello junto con el resto de los países desarrollados occidentales

Acá, en Venezuela lo anunció, Hugo Chávez Frías en tres o cuatro alocuciones y, a Nicolás Maduro Moros poco le conviene repetirlos, La República Bolivariana de Venezuela se encuentra desfalcada y no se crearon muros de contención a las devaluaciones y corralitos financieros internacionales y, los militares poco están preparados para detener esta arremetida de la crisis bancaria, no guerra económica y lo peor, ellos, son los encargados de controlar la fase agroalimentaria venezolana. En vez de disipar y expandir el mercado interno a nivel financiero y manejo del efectivo controlado al público, contaminaron a los bachaqueros y economía informal, creando distorsiones entre las máquinitas de tarjetas de débitos, efectivos y compra de efectivo, esto, nos hunde más

¿Qué es lo que las personas quieren decir cuando critican a los generales por "pelear la guerra anterior y no la actual"? No se dice esto porque, alguna vez, los generales piensen que ellos van a enfrentar los mismos sistemas de armas y los mismos campos de batalla que la vez anterior. Ciertamente, sus conocimientos no permitirían un razonamiento de este tipo. El error, en la medida en la que los generales lo cometen, debe darse en un nivel más sutil. Los generales a veces son lentos en cuanto a empezar a elaborar planes y artillería para esos nuevos sistemas de armas y campos de batalla. Y lo que es también de igual importancia, en algunas ocasiones los generales suponen que la situación psicológica pública, así como las narrativas que influyen el estado de ánimo que es tan importante en el logro de la victoria, son iguales a las que se tenían durante la guerra inmediatamente previa.

Cuando, hablo de narrativa, fijo posición sobre la filosofía económica y, recuerdo que el Che Guevara tuvo que hacerse fuerte en el Banco Central Cubano, pero, algunos comandantes guerrilleros del ala de Fidel Castro lo cuestionaron y destabilizaron la moneda cubana, más el bloqueo económico, ahora, aparece uno de los Castro, Raúl con el símbolo de identidad y autoridad de nuestra Venezuela, usurpando funciones jurídicas convencionales, pero, dando un mensaje, debemos calcar su economía financiera, así vayamos a un colapso, teniendo nosotros, suficientes riquezas más que Dubái.

Razonemos y tomemos una decisión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 577 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a260384.htmlCd0NV CAC = Y co = US