China: cuadros, civil y militar, en el partido comunista chino

La Historia de la Humanidad es el continuo proceso de cambios sociales con incidencias, por demás, muy lógicas, naturales, en las realidades de las economías temporal-histórico-sistémicas, en las mentalidades, las religiones y en las responsabilidades personales de cada individuo como "ser creado" en sus gestiones como "ser social" según las realidades geográficas y las nacionalidades.

Ese continuo movimiento social en perfectibilidad permanente, en la dialéctica de lo natural, con las evoluciones de la Ciencia, ha permitido y permite el continuo crecimiento del "ser social" en sus responsabilidades naturales como "ser creado"; es decir, en última instancia, en los impactos, directos o indirectos, de la teología antropológica en su ser como en su relación con el Otro, inevitablemente, y es por ello que son necesarios los permanentes equilibrios en las relaciones inter-personales para así poder evitar la presencia y el desarrollo de una dialéctica intra-personal generada por las soberbias personales con consecuencias imprevisibles porque, sencillamente, nadie tiene la potestad de conocer el futuro en lo personal como en la globalidad natural-histórica. Ejemplos en la Historia hay y dignos de estudio.

Dicho lo dicho, porque es de necesidad expresarlo y exponerlo, nada es más dramático en las relaciones humanas que las contradicciones que se exponen durante un proceso cual, comúnmente, lo hemos denominado como "revolución" como concepto en su praxis natural tanto porque es un proceso humano, realizado por "seres sociales", según sus propias mentalidades, experiencias personales y factores externos y ajenos cuales están íntimamente relacionados, inevitable, con la sociología en cualquiera de sus escuelas sociológicas en curso bien sean aquellas adscritas a las tesis sociológicas de las escuelas norteamericanas como aquellas que se imbuyen en las tesis marxistas expresadas en la bien rechazada por las derechas como la "lucha de clases" aunque, indirectamente, esas confrontaciones de clases se observan y se las conocen dentro de los análisis de los propios paradigmas de las sociologías humanista, marxista como positivista. Para gustos de todos los compradores ideológicos según los momentos en revolución.

¿Podríamos expresar que es "algo natural" el comportamiento del "ser creado", en su realidad objetiva, como "ser social", en el marco de las realidades en vivencia, cuales se expresan, directamente, en la cotidianidad de ese individuo en su lógico entorno histórico-objetivo?

Lo anterior está directamente relacionado con las realidades propuestas en título que trataremos de exponer para proponer incidir en los pensares individuales de lectores y lectoras. Por ejemplo, viniendo a nuestros entornos geográficos podríamos tener que aceptar las lógicas diferencias en sus pensares entre el Comandante Fidel Castro Ruz y Ernesto "Che" Guevara como podríamos exponer las evidentes e importantes diferencias entre los miembros del Partido Comunista Venezolano, PCV, en aquellos momentos bien descritos por Eleazar Díaz Rangel; como podríamos mencionar las profundas diferencias que se expusieron a lo interno de la guerrilla venezolana durante los diferentes procesos en diferentes etapas que se manifestaron en la década de los años 60 del siglo próximo pasado e, incluso, podríamos mencionar, a título de realidades específicas, las serias y profundas diferencias que se están movimiento, subrepticiamente, en los pasillos de El Vaticano entre aquellos adscritos a las "nuevas teologías" del Santo Padre, Francisco, y aquellos sectores conservadores tradicionalistas que se adscriben, vehementemente, a la Doctrina que ha transitado entre las enseñanzas del Concilio de Trento pasando por el Concilio del Vaticano para terminar en el Papa Juan Pablo II.

Somos humanos y como tales nos comportamos según diferentes variables que impactan, continuamente, en nuestros pensares y pareceres. Esas realidades de los comportamientos humanos no han sido diferentes en el seno del Partido Comunista Chino, PCCh, desde su misma fundación y bases conceptuales sobre cómo realizar la revolución más aún cuando uno de los sectores, como sub-conjunto, se adscribe a los sectores civiles de los cuadros dirigentes como aquellos sectores adscritos al sub-conjunto de los sectores militares aún y considerando que la tesis de la "unión cívico-militar" no se encontraba en actos.

Sería un error histórico pensar, asumir, considerar y reafirmar, en el marco del lógico desconocimiento histórico, que en aquel verano de 1921, cuando se fundara el PCCh en el marco de la celebración del Primer Congreso, que el "hecho militar" estuviera en presencia en las tesis fundacionales aprobadas, todo lo contrario, sería el "sector civil" quienes impusiera la "lucha de clases" como la base fundamental del proceso revolucionario chino en aquella temporalidad específica.

Es decir, podríamos señalar como las tesis del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías se impusieran, en el marco de las realidades objetivas, en sus reales temporalidades, la tesis de "lo político" por encima de la tesis de "lo militar", como es de conocimiento público y aceptado por "tirios y troyanos" como la bibliografía relacionada así lo demuestra.

Es de obligación ética señalar que los representantes extranjeros en aquel mencionado Primer Congreso del PCCh en ningún momento propondrían "lo militar" como la base obligante y necesaria en el proceso revolucionario chino, curiosamente, a diferencia de las adhesiones de aquellos cuadros chinos a las realidades que se expresaron durante el proceso revolucionario de aquel mes de octubre (noviembre) del 17.

En ese orden, sería la propia dinámica de la Política en China y las negociaciones políticas en curso entre Moscú y el líder nacionalista y republicano, Sun Yatsen, líder fundamental de aquel movimiento nacionalista, anti-imperialista y democrático, sobre la propuesta para la conformación-fundación del Frente Unido Nacional, como tesis político-revolucionaria, para aquellos momentos históricos en curso, cuando aquella realidad política nacional china tanto en el marco de lo conceptual significativo de ser China un país semi-colonial gracias a la presencia de los imperios europeos, fundamental, el imperio de la Gran Bretaña junto al Imperio japonés y los agresivos avances de los Estados Unidos de América, como y en considerando las transformaciones socio-ideológico-económicas de los "compradores" en una burguesía adscrita a los intereses de esos imperios en el marco de sus políticas imperialistas, como también la objetivación de la realidad de la política interna con un gobierno central en Peiping (Peking, Beijing), así como la presencia fáctica de los "señores de la guerra" (warlords), controladores de importantes espacios geográficos y estadales, y, así mismo, las realidades de la sociología tradicional china junto a los nuevos actores sociales como eran los obreros adscritos a las fábricas de los imperios y de los compradores junto a una burguesía nacionalista, conformarían los diferentes escenarios socio-económicos, políticos e ideológicos de esa realidad china cuales incidirían en las tesis programáticas contenidas en aquel documento suscrito en el Primer Congreso del PCCh.

La ayuda militar ruso-bolchevique, desde la visión estalinista, al líder nacionalista, Sun Yatsen, se dirigiría a la búsqueda de poder alcanzar la conformación de un ejército profesional nacionalista según la objetivación de la realidad política imperante en el sur de China, en la provincia de Guangdong.

A esta propuesta-aceptada por Sun Yatsen se le adicionaría la figura de un militar chino quien se había formado en las escuelas militares del Japón. Sería aquel militar no-señor-de-la-guerra, de nombre, Chiang Kaishek, quien asumiría las máximas responsabilidades militares del futuro ejército nacionalista.

Al tiempo, Moscú tomó la decisión política de enviar a un revolucionario internacionalista quien había realizado labores políticas y formativas en Estados Unidos, México y Gran Bretaña. La presencia en el sur de China del judío, Mihael Borodin, el hombre de Stalin en China, le permitió ejercer sus responsabilidades revolucionarias como asesor político de Sun Yatsen tanto para la construcción y consolidación del partido político nacionalista, Guomindang, fundado por el propio Sun Yatsen, con la ideología sunyantsista sustentada sobre el programa contenido en los "Tres Principios", tesis político-ideológica diseñada por el propio líder nacionalista durante sus estancias en Japón y bajo las objetivas realidades de China como semi-colonia-imperial.

El objetivo sería la conformación del Frente Unido Nacional.

Es de referir que la conformación del PCCh como organización política se iría desarrollando según las tesis desarrolladas y aprobadas por los propios dirigentes chinos con las asesorías de los personeros de la Internacional Comunista en continua presencia junto a los diferentes liderazgos del PCCh.

La conformación del Frente Unido Nacional, en si mismo, en el marco de la objetivación de la Política, en su realidad china, en considerando las confrontaciones entre los diferentes "señores de la guerra" y la propia realidad del movimiento nacionalista liderado por Sun Yatsen en el sur de China y las tesis aprobadas en el Tercer Congreso del PCCh de aceptar la "unión de ambos partidos políticos", el Guomindag y el PCCh, en la curiosa fórmula de "unión por dentro, unión por fuera", adolecían de la necesidad de la construcción de un ejército nacionalista-revolucionario y profesional.

Vista esa realidad, el Guomindang junto con el PCCh aprobarían la creación de la Academia Militar de Whampoa bajo la dirección del general Chiang Kaishek junto con la incorporación de uno de sus líderes fundamentales del PCCh, Zhou Enlai, como "comisario político" junto a Mao Zedong como instructor-profesor sobre la realidad del campo y del campesinado a impartir a los nóveles cadetes. Es de obligación precisar que la composición social de ese sub-conjunto de "nuevos cadetes" provenían de las clases medias y altas nacionalistas chinas no solo por sus conciencias de clase nacionalista sino por sus capacidades en el conocimiento de la lectura y la escritura en idioma chino cuando el analfabetismo alcanzaba, probablemente, a más de un 90% de la población total de algo más de 400 millones de habitantes donde más del 95% pertenecían al sector social del campesinado.

¿Cuántos cuadros del PCCh se incorporaron en esa primera etapa al sector militar en construcción?

Aparentemente, el PCCh, en un principio, no tuvo una política estructurada referida a la necesidad de conformar un sub-conjunto militar de cuadros del partido dejando esa importante labor, por fundamental, para el proceso revolucionario nacionalista que se había diseñado en función de combatir a los señores de la guerra al sur del río Yangtzé con un ejército nacionalista bajo la responsabilidad del general Chiang Kaishek dirigiendo a aquellos cuadros militares formados en la academia militar en mención.

Los cuadros formados en la Academia de Whampoa no solo eran cadetes de procedencia clasista específica sino fueron adoctrinados bajo los principios fundamentales diseñados por Sun Yatsen lo que significaba que las tesis ideológicas sobre las cuales se sustentaban las bases doctrinales del PCCH nunca formaron parte de la formación doctrinal-militar del nuevo ejército nacionalista, anti-imperialista y anti-feudal.

Al unísono del desarrollo de las asimetrías en los hechos históricos que se exponían en el sur de China, se desarrollaba una única y auténtica dinámica de confrontación en los pensares y objetivos políticos y militares por las diferencias entre el líder militar referido, Chiang Kaishek, con las praxis consecuencias de las políticas en escenarios específicos de aquellos espacios geográficos del sur de China en referencia, aprobadas por los diferentes congresos del PCCh; esas realidades objetivas se avenían a unas muy serias diferencias de confrontaciones extremadamente graves que siempre terminarían en desacuerdos y tensiones tanto políticas como sangrientas por sistemáticos asesinatos que se expresarían a lo interno del Frente Unido Nacional. Es de señalar a título de orientación ideológica que sería el propio Mao Zedong, vista el origen de clases de los cadetes, quien renunciara a su cátedra como profesor en la Academia de Whampoa por evidentes razones de clase y socio-conceptuales; es decir, Mao desde sus inicios como revolucionario provincial, siempre se adscribiría a la importancia del papel del campesinado en cualquier proceso nacionalista en China en aquellos tiempos históricos en referencia.

¿Cuál fue el diseño militar de la primera etapa del proceso revolucionario desarrollado por el Frente Unido Nacional y cuáles fueron sus consecuencias político-militares y cuáles enseñanzas obtuvo el PCCh de esa experiencia político-militar?

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 526 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a256325.htmlCd0NV CAC = Y co = US