¡Honor y gloria! a Mauricio Arenas Bejas, su legado continúa vivo

Al Pueblo De Venezuela,

Al Gobierno Bolivariano de Venezuela,

A los Pueblos y Gobiernos del Mundo,

A los Medios de Comunicación Nacionales e Internacionales,

A la Opinión Pública Nacional e Internacional,

Al Mundo entero,

Hermanos y Hermanas:

Mauricio Arenas Bejas, o Joaquín como solían llamarlo, murió a los 33 años de edad, pero su recuerdo y ejemplo vivirá eternamente en nosotros, ya que su legado continúa vivo, imperecedero, germinando semillas en las nuevas generaciones que asumen el llamado de los que no claudican.

Fue el 12 de octubre de 1991 en Argentina, cuando Mauricio murió en el Hospital Vecinal de Lanús, Provincia de Buenos Aires, Argentina, por un paro cardio respiratorio no traumático y cáncer del pulmón, según consta en el Certificado de Defunción.

Mauricio Arenas fue detenido en Santiago el 19 de febrero de 1987, por su responsabilidad en el ataque a la comitiva del General Pinochet e infracción a la Ley de Control de Armas. En el momento de su detención, fue herido de gravedad por impactos de bala, por lo que debió permanecer internado durante varios meses en el Hospital Sótero del Río. Posteriormente, por orden de la Fiscalía Militar que investigaba los hechos señalados, fue trasladado al Hospital de la ex-Penitenciaría, a pesar de que los médicos tratantes no consentían la medida debido a su delicado estado de salud, y luego a la ex-Cárcel Pública. Desde este último lugar se fugó, junto con otros presos políticos, en enero de 1990. Durante los meses de mayo y junio de 1991 recibió tratamiento en una clínica de enfermedades respiratorias. Posteriormente salió hacia Argentina, donde falleció.

Mauricio nació en Valparaíso en mayo de 1959. En ese puerto lleno de historias de luchas de pescadores, marinos, estibadores crece "El Lobo" de cara a las injusticias, en medio de las eternas peleas de todos esos hombres de tierra y de mar, incansables luchadores por una vida con dignidad, allí quedó sembrada para siempre su inquebrantable voluntad de luchar.

Todos sus estudios secundarios y universitarios los hizo en dictadura, esto le significó forjarse en medio del control, el miedo, las persecuciones y el militarismo que imperó en la enseñanza bajo el régimen militar. En lugar de amilanarse ante tal escenario se incorporó activamente de todas las luchas juveniles y estudiantiles de ese tiempo. Ingresa a la Federación de Estudiantes Revolucionarios (FER) donde rápidamente demuestra sus cualidades de líder, participando activamente en las huelgas estudiantiles, tomas de liceo y mítines de protesta. En la educación superior estudia filosofía en la Universidad de Playa Ancha, donde se destaca en la lucha y combates estudiantiles en contra de la dictadura y su régimen estudiantil de rectores militares en las universidades chilenas. En los años 80 sufre "relegación" por su participación activa en las luchas estudiantiles, este inusual castigo, lejos de hacerlo desistir de sus ideas lo impulsan a buscar nuevas y mejores formas para luchar.

Así es como ingresa a las juventudes comunistas en 1980 y a finales de 1983 se incorpora plenamente a la formación del Frente Patriótico Manuel Rodríguez en la V región. Fue un activo participante en la organización y formación de esta inédita organización política-militar que irrumpe en el escenario chileno en diciembre de 1983. Como combatiente participa de forma destacada en las primeras operaciones que el Frente organiza. En julio de 1984 es detenido por fuerzas de la CNI de Valparaíso a raíz de su participación en una operación de propaganda armada realizada en la Avenida España de Valparaíso.

Mauricio conoció la brutalidad y la calidad de terroristas de los funcionarios de ese aparato represivo. A pesar de las terribles torturas, mantuvo silencio, y nada le comprobaron. Gracias a su valiente actitud es condenado a prisión por pocos meses en el año 84. Al salir de prisión la Dirección Nacional le plantea la misión de incorporarse plenamente a trabajar para la organización. Se traslada a Santiago y desde ese entonces, alejado de familiares y seres queridos, asume plenamente los rigores de la vida de un luchador clandestino en las duras condiciones que impuso la dictadura, este solo hecho demuestra el alto grado de convencimiento que tenía en sus principios.

El último párrafo de su vida entregada lo escribió el día 12 de octubre de 1991, cuando a los 33 años de edad, un cáncer pulmonar lo abatió como un enemigo silencioso.

Rescatando la Memoria Histórica Revolucionaria.

Desde la Coordinadora Simón Bolívar manifestamos en carta abierta que "La solidaridad es la ternura de los pueblos".

Con Bolívar y Chávez, decimos ¡a la carga!

Desde Venezuela, Tierra de Libertadores, a 525 años del inicio de la Resistencia Antiimperialista en América, y a 207 años del inicio de Nuestra Independencia,

Suscribe:

La Coordinadora Simón Bolívar, una Organización de Base, Revolucionaria, Solidaria, Internacionalista, Indigenista, Popular y Socialista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 429 veces.



Coordinadora Simón Bolívar


Visite el perfil de Coordinadora Simón Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Coordinadora Simón Bolívar

Coordinadora Simón Bolívar

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /internacionales/a253948.htmlCd0NV CAC = Y co = US