Cuba se recupera y sigue abierta al mundo


Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.
http://manuelyepe.wordpress.com/

El diario USA Today informó el 17 de septiembre que el gobierno de
Estados Unidos estaba dando ayuda humanitaria a numerosas islas del
Caribe devastadas por el huracán Irma. Cuba, situada a tan solo 90
millas de las costas de la Florida- no estaba entre ellas.
Cuando el huracán Katrina golpeó a Nueva Orleans en 2005, Cuba fue la
primera nación en ofrecer ayuda. La isla preparó miles de voluntarios
y enormes cantidades de equipos y suministros de emergencia para
ayudar a las víctimas en las regiones afectadas con todos los gastos
sufragados por Cuba. Incluso en esa ocasión La Habana organizó una
brigada permanente de ayuda a países afectados por desastres naturales
que nombró Henry Reed (1850—1876), en honor a un ciudadano
estadounidense que combatió de manera sobresaliente en las filas
independentistas cubanas contra el colonialismo español, en las que
alcanzó el grado de Brigadier General.
El gobierno estadounidense de George W. Bush rechazó la magnánima
oferta cubana de ayuda, a pesar de la enorme catástrofe humanitaria
que se desplegaba en el estado de Luisiana en aquel momento.
Katrina causó daños a la ciudad de Nueva Orleáns, pero no la devastó.
Poco después, cuando los diques del lago Pontchartrain y varios
canales se reventaron, un caldo tóxico de agua contaminada inundó las
calles, así como miles de casas y hasta más allá del segundo piso de
los edificios altos. Decenas de miles de personas, casi todas negras y
pobres, debieron luchar por la supervivencia en las peores condiciones
de abandono oficial. Se calcula que 300,000 familias quedaron sin
techo. Tampoco fue aceptada entonces la oferta de ayuda cubana.
En estos momentos, pese a que Cuba se está recuperando de los graves
perjuicios que le causara el huracán Irma, no ha vacilado en prestar
ayuda a las islas vecinas que han sufrido una desgracia semejante a la
propia. Cientos de profesionales, con sus asistentes y suministros
médicos, han sido enviados por La Habana en apoyo a sus vecinos del
Caribe.
Se conoce que en la base militar estadounidense que ilegalmente ocupa
hace más de un siglo un espacio en la ribera de la bahía de
Guantánamo, en territorio cubano, en la parte más oriental de Cuba
(así como en el campo de concentración de sus prisioneros de guerra
sin derecho a juicio que allí existen), hay actualmente alimentos,
medicinas y materiales de construcción valorados en cientos de
millones de dólares.
Pero se sabe, igualmente, que la base militar estadounidense no ha
compartido ni una sola botella de agua potable con los cubanos
residentes afectados por el huracán fuera del vallado perimetral de la
base.
Entre otras naciones, están proporcionando ayuda a Cuba Argentina,
Bolivia, Canadá, Colombia, Costa Rica, China, Ecuador, El Salvador,
España, México, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Rusia,
Uruguay, Venezuela y Vietnam, así como algunas dependencias de la ONU.
En contraste, el Departamento de Estado ha dictado una advertencia
contra los viajes a Cuba y asesora en ese sentido a los
estadounidenses.
Mientras tanto, millones de voluntarios cubanos han limpiado las
huellas que más evidencian el destructivo paso de huracán Irma.
Turistas de los más diversos países están acudiendo masivamente ya a
la isla.
Al negarle ayuda a los cubanos y desalentar los viajes a Cuba de sus
ciudadanos, Washington está utilizando una vez más la ocurrencia de un
desastre humanitario para castigar a los cubanos por negarse a aceptar
la intromisión de Estados Unidos en sus asuntos internos.
Sin embargo, como manifiesta en mensaje a sus clientes el turoperador
canadiense "Cuba Explorer", basado hace años en La Habana, "los
estadounidenses se preparan para visitar Cuba en gran número en los
próximos meses, conscientes de que el turismo social es una forma
humanitaria y económica de ayuda. Los viajeros quieren mantener vivo
el nuevo espíritu de cooperación entre Estados Unidos y Cuba que se
inició durante la Presidencia de Barack Obama".
"Los cubanos están dando muestras de su disposición y sus deseos de
dar la bienvenida y abrazar calurosamente a su llegada a la isla a sus
invitados estadounidenses", expresó el antes citado turoperador
norteamericano, a partir de sus propias vivencias y expectativas.

Septiembre 18 de 2017.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 479 veces.



Manuel Yepe

Abogado, economista y politólogo. Profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales de La Habana, Cuba.

 manuelyepe@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Yepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Yepe

Manuel Yepe

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a252387.htmlCd0NV CAC = Y co = US