¡El porqué de 2 Continentes Americanos! (II)

Y si todo este inmenso pedazo de tierra, América Latina, conserva el habla, la cultura y, la mayor parte de sus habitantes, la religión de la conquistadora España, nosotros, por fuerza, tenemos que tener un destino muy distinto a los pueblos anglosajones, y más cuando se ha fracasado en las mil formas que se ha procurado los Estados Unidos con una falsa integración, cosa que en la realidad real no se ha conseguido, el más cercano intento fue, si, pongámoslo en pasado, el Panamericanismo, sin embargo tal concepto no es ni remotamente el más adecuado; veamos. Panamericanismo es conocido como la tendencia de fomentar las relaciones de todo orden entre los países del hemisferio occidental, principalmente entre los Estados Unidos de América y los países hispanoamericanos.

Bajo este concepto los Estados Unidos, desde pocos años de su Independencia, proclamaba a los cuatro vientos que tenía tres objetivos primordialmente, he aquí sus pretensiones.

1. Considerar a Latinoamérica ser solo para ellos, su zona de influencia.

2. Expandir sus límites territoriales hacia los cuatro puntos cardinales de Latinoamérica.

3. Mantener a Latinoamérica dependiente de bienes y servicios que solo ellos le proporcione.

Defendiendo sus intereses los gobernantes de Estados Unidos, como ya se dijo en el anterior escrito ellos tienen con las demás naciones del mundo entero solo intereses pero jamás amistad y menos solidaridad, buscan tener el predominio en el Continente Americano, y es por ello que crearon ciertos organismos oficiales, como las llamadas Conferencias Panamericanas de donde salió la Organización de Estados Americanos, OEA, con la pretensión de influir, bajo un velo de jurisdiccionalidad sobre los países hispanoamericanos, para imponer su protagonismo y el control en la zona, lo que ha conseguido por las buenas o por las malas, este último control logrado a fuerza de intervenciones militares a países Americanos. (También como los Estados Unidos pretende dominar el mundo entero, han invadido militarmente a pueblos, indefensos ante ellos, como: Irak, Libia y otros)

Aunque la idea de integrar al Continente Americano, concretamente a América Latina, tiene sus orígenes en Simón Bolívar desde 1820, pues ya él percibía que las incipientes Naciones Americanas deberían estar unidas contra embates de intereses extranjeros; y también con ello procurar la Independencia de países que seguían bajo el dominio de los colonizadores. En 1826, en el Congreso de Panamá, se reunieron Méjico, la Gran Colombia, Centroamérica y Perú, buscando una integración subcontinental, sin embargo esta integración no se pudo llevar a cabo ya que las naciones presentes tenían conflictos internos bastante pronunciados, inconvenientes que aprovechó los EE.UU., invitado a la reunión por el colombiano Francisco de Paula Santander y no por Simón Bolívar, en colaboración con voceros Sur Americanos pitiyanquis en Panamá, para acentuar estas dificultades valiéndose de la siembra de odios; lo que repercutió grandemente en el fracaso del Congreso Anfictiónico de Panamá.

Se debe pensar que la gran mayoría de latinoamericanos cree que la manera idónea de resolver los permanentes problemas con los sajones norteamericanos, está en la división de América en dos Continentes, uno, la América Latina que comenzaría por el norte teniendo como límite el curso del Río Grande, que es el mismo Río Bravo, hasta la Patagonia; y la América del Norte que comenzaría por el sur en la frontera con del Rio Grande y por el norte con el Océano Boreal.- Bien, ahí queda eso…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 705 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a246883.htmlCd0NV CAC = Y co = US