Respuesta al imperialismo yanqui, sus lacayos y esquiroles

El Imperio, a través de sus múltiples aparatos de dominación cultural, ha venido instalando conceptos como ¨Estado canalla¨, ¨Estado Terrorista¨, ¨narcoguerrilla¨, certifica cuál Estado combate al narcotráfico y cuál no, e incluso, aparte de imponer una noción de democracia, certifica también cuál gobierno es democrático y cuál no, llegando también a decidir por encima de los pueblos, si un gobierno debe de continuar en ejercicio o no, como es el caso de Venezuela.

Qeué aspira el Imperio con estos señalamientos?. A nuesto criterio, el Imperio busca varios objetivos a la vez al emitir resoluciones como las del Departamento del Tesoro: aislar y estigmatizar a las revolucionarias y revolucionarios del continente ( por eso incorporan el calumnioso calificativo de narcotraficantes); instalar matrices para calificar el Estado venezolano, de colaboración con el terrorismo y el tráfico de drogas; ir sentando condiciones para declararlo Estado forajido y justificar asï una intervención, como lo han hecho en otros paises. Recordemos que su política actual es de recomponer su hegemonía sobre América Latina, particularmente sobre la cuenca de la Amazonía y la Orinoquia, sobre los reservorios de materiales estratégicos existentes en la región, en especial los energéticos existentes en el subsuelo venezolano. Para ello adelanta una estrategia descrita por Luis Antonio Bigott en su libro ¨Otra vez y ahora si, Bolívar contra Monroe¨ . De aquí se desprende el conjunto de declaraciones y escritos emitidos por el ex-presidente Obama, sobre la nueva doctrina de política exterior de los EEUU. La misma comprende 1) la elección popular no constituye la base de legitimación de un gobierno, sino sus acciones en el ejerciciodel poder. La declaración o calificación de gobierno democrático es de la exclusividad del Departamento de Estado 2) En el desarrollo de una estructura socio-política, pueden surgir golpes constitucionales, golpes ¨benévolos¨, o golpes democráticos, como el de Honduras y recientemente el de Brasil .3) Para ellos, la política correcta es la aplicación de la combinatoria del poder duro (hard power), con el poder suave (soft power) ; esa capacidad de combinar ambos poderes (la fuerza militar y la diplomacia), es lo que vendría a constituir el poder inteligente (smart power¨. Estamos entonces, ante una contraofensiva Imperial que aspira a revertir la oleada de procesos populares que en América Latina, arribaron al gobierno por por vía electoral entre 1998 y 2008, para lo cual la acción militar, luego de la justificación político mediática se ubica a la orden del día.

El ataque a Tareck Aissami, a Venezuela y sus instituciones no es un hecho aislado, sino que forma parte de toda una estrategia intervencionista, bien planificada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 582 veces.



Raúl Ramirez

Abogado, profesor y escritor. Ex-guerrillero.

 rauljoseramirez@hotmail.com

Visite el perfil de Raúl Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raúl Ramirez

Raúl Ramirez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a241717.htmlCd0NV CAC = Y co = US