Aventis

USA y los polvos de la incertidumbre política

Los credos religiosos, no son fáciles de aceptar Al final de la guerra, en 1945, quedó establecido un orden mundial bipolar que se formalizó a través de alianzas, pactos e instituciones (Yalta, Potsdam, Naciones Unidas, el Banco Mundial, el FMI, la OTAN, etc.) y sus consecuencias fueron un mundo dividido pero cierto, aun cuando injusto (Polonia) para algunos. Con fronteras geopolíticas y áreas de influencia acordadas con el objetivo, por lo menos del lado occidental, de preservar la paz y evitar el holocausto atómico, que, hoy constituye una amenaza bordada por Corea del Norte.

Ese orden se viene desvirtuando desde principios de 1990 y ahora está mutando nuevamente. Se percibe que hay una fragmentación de la Unión Europea, provocada por la marea migratoria musulmana y la invasión rusa de Crimea. Luego, en el hemisferio americano, los EE.UU. empiezan a aislarse del sur latinoamericano a causa de los emigrantes indocumentados y por una mayor intolerancia por parte de Trump hacia líderes como Maduro y el actual dictador en Cuba, Raúl Castro, quien busca abrirse de nuevo a los Estados Unidos de Norteamérica, no aguanta los fogonazos del mundo financiero. Y en Asia, China, luego de la luna de miel de muchos años con EE.UU. -iniciada por Nixon y Mao para contener a la URSS- nuevamente comienzan a enfrentarse por su política expansionista en el océano Pacífico, al transformar arrecifes en islotes con escombros, rocas y tierra, con las consecuencias que eso implica y últimamente, capturando un dron norteamericano (luego devuelto) que volaba sobre ellas. Claramente una acción inaceptable, que Obama al terminar su mandato no quiso desafiar, dejándole a Trump una clara excusa para intensificar su cruzada contra China. La aparición de Xi en Davos al mostrarse como el nuevo campeón del libre comercio, es otro reto para EE.UU. La autonomía de Taiwán volvió a la palestra. En Filipinas, su nuevo líder populista parece tener pocas simpatías por el antiguo vínculo con los Estados Unidos. Y Asia Menor y Mediano Oriente; los acontecimientos van de mal en peor. África subsahariana; padece hambrunas, inflación, guerras civiles y corrupción, como nuestro país, Venezuela.

A su vez, el ataque del 11 se septiembre de 2001 a EE.UU. (Torres Gemelas, Pentágono etc.) por terroristas musulmanes, cambió el clima mundial. Sus consecuencias han sido tremendas. La reacción inicial fue la invasión de Irak y sus resultados fueron desastrosos. Se desestabilizó el mediano oriente, sobrevino la "primavera árabe". Siria cayó en una larga guerra civil. Lo mismo sucedió en Irak y en Yemen. Turquía e Irán quedaron involucrados en el torbellino y se estremeció Libia, Egipto y Túnez. En ese ambiente se exacerbó una siniestra guerra religiosa ente chiitas y los sunitas y sus diversas fracciones. Estos pelean entre sí, pero su adversario final es el mundo no islámico. Son los cristianos, los judíos, los budistas y hasta los más liberales y no creyentes, a quienes desean someter si es necesario, a sangre y fuego.

La superioridad occidental en tecnología y sofisticación militar cuenta poco en ese tipo de conflicto donde la ferocidad y el fanatismo religioso equiparan las ventajas y pueden quebrar el ánimo del más blando. La historia del mundo está llena de ejemplos. A principios del siglo VII, Jerusalén era una próspera, culta e importante ciudad cristiana, que formaba parte del Imperio Bizantino. Estaba bien armada, rodeada de murallas, pero fue atacada, vencida y cruelmente sometida por hordas fanatizadas provenientes de Arabia. Estos no disponían de ninguna ventaja en armamentos, simplemente eran más feroces. De allí conquistaron Persia, el norte de África, casi toda España, la mitad de Francia, el sur de Italia, Sicilia, liquidando después a Constantinopla, lo que quedaba del imperio Bizantino. Sometieron 150 años a Hungría y llegaron a las puertas de Viena siendo finalmente derrotados por la coalición comandada por el Rey de Polonia -en el S. XVII- recién diez siglos después. Entonces, con razón Europa está preocupada.

La invasión actual es distinta. El miedo de los propios musulmanes a los desaforados y los que ya han perdido todo, han iniciado una fuga masiva hacia Europa, afectando su estructura. El Brexit es una consecuencia y el Frexit (Le Pen lo propone) es una posibilidad. Peligra este año la reelección de Ángela Merkel, acusada por haber permitido la entrada de tantos extranjeros y Trump lo dice abiertamente; el acuerdo de "Shenghen" es letra muerta.

El nuevo presidente norteamericano, da inequívocas señales de un nuevo realineamiento estratégico que implicaría juntarse con Rusia para combatir al Islam; un cambio de las reglas de juego vis a vis la OTAN, exigiendo que los aliados paguen por su defensa y una mirada supuestamente más pragmática a los desafíos que plantean los emigrantes ilegales. Para esto último, Trump ha reiterado su intención de aumentar el muro (ya existe) en la frontera con México. Una postura que alienta a los movimientos más nacionalistas en los estados del continente europeo, donde pronto habrán nuevas elecciones. Mucho queda por verse.

Pero lo que sí es evidente es que actualmente la sociedad, al menos la gran mayoría, parece haber despertado de la anomia en que se encontraba. Es amplio el reclamo por mayor ética y transparencia, más compromiso, castigo a los culpables y que se devuelva lo robado, que son cifras siderales. Con las noticias sobre Báez y su constructora, como también la empresa brasileña Obredeht, puede pensarse equivocadamente que el robo ha girado solo alrededor de los sobreprecios y las licitaciones de las construcciones, pero las áreas del delito son mucho más amplias. Desde los millones de pérdidas para el estado por la venta de dólares futuro, ($77.000 millones) los dineros alrededor del invento del fútbol para todos, las empresas prácticamente confiscadas para que se quedaran con ellas los amigos de los K, como sucedió con el 51% de Repsol YPF o las defraudaciones de otro amigo, Cristóbal López, el rey del juego ($ 8.000 millones), con la aquiescencia de la AFIP dirigida por Etchegaray, o el vaciamiento del PAMI. La obra social de los jubilados, que pagaba $ 500 millones anuales en remedios para fallecidos, los $ 25. 000 millones destinados a dos clínicas que no existían. O los sobreprecios del 450% del Centro Cultural Kirchner. El avance del proyecto de Ley del Arrepentido, que no regía para corrupción, como sí para el narcotráfico y el lavado, será un instrumento importante, lo mismo que la ley de Extensión de Dominio. Es bochornosa e interminable la podredumbre de un sistema en el que entraron también muchos empresarios, unos obligados por las circunstancias, otros por falta de escrúpulos. Y encima el negro capítulo de la droga, de la efedrina; Argentina pasó de comerciar 200 kilos, a 45.000 kilos, los asesinatos y la aparición del cartel mexicano de Sinaloa.

Suramérica, es un anillo de fuego porque se le dio paso a una migración no controlada y religiosa que huye de Tierra Santa, buscando el otro destino del Dorado, como es La Patagonia Argentina que incluye a los Sionistas israelíes.

Días atrás, el expresidente José Mujica sostuvo que "si no hay rendición de cuentas no se viene el mundo abajo". Claro, horas más tarde y por aquello de cómo te digo una cosa te digo la otra, sostuvo que "cerrará filas detrás del gobierno, para que la Rendición de Cuentas sea aprobada". Sobre este mismo tema, en Helsinki, el propio Vázquez declaró a El País que "no es cuestión de dar dos pasos para adelante y después cuatro o cinco para atrás". En América Latina, ningún presidente desea presentar cuentas y piensa que el gobierno le pertenece y es de herencia, obviando la participación popular y el derecho del pueblo a ir a elecciones, Latinoamérica no es el Medio Oriente

Pero, el Sur. no se trata de una obra de ficción, sino de la pura y dura realidad. Una realidad que confirma lo que ya más o menos se sabe y denunciaban, pero tuvieron que pasar años, 24 si se empieza a contar desde que comenzó el accionar de los Kirchner en la sureña Santa Cruz y el 87 en Venezuela cuando se fue armando asociaciones para delinquir fuera del ámbito y control ideológico, que llegó a la Casa Rosada y a los palacios de gobierno federal. Con un claro proyecto de poder y el propósito de enriquecerse insaciablemente, los jefes y sus adláteres. Los cuales son tantos que la justicia no va a dar abasto para juzgarlos a todos. Sean socialistas o no.

Ahora, a los políticos le da histerias. Más de uno habrá quedado sorprendido al ver la prensa y acercarse como acusada(o) para declarar ante uno de los juzgados de Las Cortes Sureñas, a una exultante Cristina Fernández, rodeada de la histeria de sus "fans". O a un Vicepresidente de descendencia árabe respondiendo declaraciones dadas en el exterior del país de origen Más allá de que el número de los fieles se ha ido reduciendo drásticamente con el paso del tiempo, lo que han perdido en cantidad, lo compensan con enardecimiento.

Entre los motivos que explican la actitud de la ex presidente, no solo cuenta su propia personalidad con marcada tendencia a transformar la realidad de acuerdo a su propia visión. Debe haber contribuido a levantarle el ánimo, sin ninguna duda, el flagrante tropiezo del gobierno de Macri que no sirve, en su plan para desterrar todo lo que es populismo.

Las historias van apareciendo parecen salidas de la mente de un imaginativo creador. Figuran altos funcionarios, conventos, monjas, bóvedas con cámaras centralizadas en la celda de una anciana superiora, bolsones de dinero revoleados por encima de las rejas, una rubia de largas pestañas y labios inflados, conocida por sus fotos estilo porno, que resulta ser la abogada penalista (no se ha visto en ninguna serie aún semejante fantasía) de uno de los acusados. Millones que pasan por máquinas cuenta billetes, prófugos que pagan 50 mil dólares para borrarse las huellas dactilares, latifundios inconmensurables comprados con el dinero robado, grandes hoteles fantasma. Una pérdida de US$ 3.000 millones gracias a los negocios de Kicillof y De Vido en las compras de combustible, gracias a que la política impuesta hizo caer en picada la producción local.

Ahora nosotros, un dinero en Paraguay, un camión volteado con inmensas remesas de dinero. Una Miss enfrentada a un magnate, un vicepresidente acusado por naciones precursoras del crimen de hacer negociaciones ilícitas y una banda de chismosos que no le dieron cargos públicos y delante verdades

¿Por qué no se callan?

Acaba de asumir Donald Trump. En su discurso de asunción no ha hecho más que repetir los machacones conceptos de su campaña, plenos de etnocentrismo. Pero su presencia en la Casa Blanca se hará sentir en el planeta.

Ya en Venezuela, no vamos a ver los seriales de CNN en español, se acabó ese bodrio de malos periodistas y cizañas, quedamos atrapados porque no hay buenos programas de difusión comunicacional, solo me resta ver a Vladimir Villegas, porque ni para las series policiales, ya tenemos en Latinoamérica escenarios de extrema violencia, solo resta tomar café y leer novelas históricas, porque, en el caso venezolano y argentino, las novelas tienen sus episodios.

Antes de tener que abandonar la Casa Rosada, Cristina se preocupó por dejar clavada una pica en el para ella crucial andamiaje de la justicia a la cual no pudo doblegar totalmente antes de irse, temiendo lo que se le podía venir encima. Las denuncias por corrupción que podrían terminar llevándola ante los tribunales. Desde que asumió la Presidencia, tanto Macri como su equipo tuvieron siempre muy clara la noción de que esta mujer que siempre respondió a los dictados de Cristina, sería un grave escollo en su proyecto de cambio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 437 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a241613.htmlCd0NV CAC = Y co = US