¿Qué dicen a Venezuela triunfo de Ortega y solidez de Evo y Correa?

Desde el sector oficial, uno lo observa por los medios, se celebra y exalta el holgado triunfo de Daniel Ortega en Nicaragua. Algunos sectores de oposición y prensa extranjera, aquella que hemos leído, descalifican aquellos resultados con argumentos ligeros.

Pero el oficialismo venezolano después de ese triunfo tan contundente con más del 72 por ciento de los votos, que hace al ex jefe guerrillero presidente por tercera vez, no se pregunta o empieza a indagar por qué en Venezuela, el proyecto bolivariano confronta tan serias dificultades.

¿Por qué aquellos resultados allá y esta situación acá?

Tampoco se han preguntado lo mismo con respecto a Bolivia y Ecuador.

Los tres países antes mencionados han tenido un constante crecimiento económico y están gozando de gran estabilidad. Los dos últimos, derivan del petróleo buena parte de sus ingresos, lo que equivale decir que su economía también se ha visto afectada por el derrumbe de los precios. En lo económico, los dos países andinos han crecido, aumentado sustancialmente sus reservas internacionales, etc., Evo y Correa gozan de gran popularidad y sus gobiernos de estabilidad, pese sus ejércitos no tienen la misma conformación e historia del nuestro.

¿Entonces qué sucede?

¿Por qué las capas medias de la población en esos países, que uno las supone –tengo claridad de lo que digo y hasta admito pueda equivocarme – también tienen peso político, cuantitativo y en cuanto a la distribución del mensaje, no se muestran mayoritariamente en contra sus gobiernos?

Esta interrogante no viene de ahora. De este momento cuando la escasez e inflación acogota al pueblo venezolano, el cual percibe al gobierno como atado y en dificultades para remontar la coyuntura y agredido por factores como quienes maniobran cruelmente con el dólar paralelo. No. Está en nuestra mente desde aquellos días, cuando esas clases medias gozaban de grandes beneficios, tanto que se podía adquirir cualquier cosa de lujo a precios por demás económicos, pero estaba en la calle reclamando, hasta absurdamente aquello de "con mis hijos no te metas", o haciéndose eco de la hasta infantil propaganda "de dos casas te quitarán una". Pese a lo dispuesto en el texto constitucional vigente conocido en Venezuela como ningún otro

¿No sería sensato, pertinente, que esos resultados de Nicaragua, la estabilidad y hasta relativa bonanza de Bolivia y Ecuador, incentiven a los venezolanos de ese amplísimo espacio que se llama chavista, esté de parte o hasta inconforme con el gobierno, a que abran la discusión para aclarar esa incógnita? ¿Por qué negarse o posponer un día tras otro?

¿Cómo entender que en aquellos países haya crecido exponencialmente el respaldo a sus gobiernos mientras en Venezuela decrece?

¿Cuáles son, dónde están, los errores? ¿En el sostenido discurso? ¿En una formulación estratégica no pertinente? ¿En un desarrollo de lo concebido sin orden ni concierto? ¿En ofertar una cosa y desarrollar otra? ¿En pedirle peras al olmo? ¿En ofrecer un proyecto para romper con el rentismo y pegarse del mismo como sabandija por largos años?

Acabo de leer varios trabajos de distinta procedencia acerca de lo que acontece en Nicaragua aparte de lo que conozco por versiones verbales y hasta presenciales.

Tengo amigos nicaragüenses que salieron de su país en la primera presidencia de Ortega. Vivieron los horrores de la guerra. Llegaron aquí en actitud contraria al gobierno sandinista y les horrorizaba volver allá. Ellos y otras personas que les son afines, han estado yendo a Nicaragua y están tan entusiasmados que hasta planean residenciarse allá. Hasta estaban ganados para votar ahora por Ortega si les presentaba la oportunidad.

Otras versiones hablan de cómo Ortega y los suyos supieron enlazar con el empresariado nacional para alcanzar lo que permite hoy a los nicaragüenses una vida como nunca antes.

Ortega, Correa y Evo confrontan con el gobierno gringo en todos los espacios y eso bien vale la pena tomarlo en cuenta para respondernos la pregunta: ¿Por qué nosotros estamos como estamos?

Entonces no podemos explicarnos nuestra situación solamente con lo de la guerra económica y la caída de los precios del petróleo y nada de ponernos a buscarle las cuatro patas al gato. Y menos darnos como explicación que lo del rentismo se acabó.

Funcionarios de alto nivel, ecuatorianos y bolivianos, han afirmado, eso no es un secreto y si lo es, lo es a voces, que sus gobiernos en la época de los altos precios del petróleo ahorraron buena cantidad de divisas y crearon "un colchón", esta es la expresión usada, para contener los efectos de esta crisis.

¿Por qué ellos previeron eso y nosotros no? ¿Por qué el derrumbe de los precios del petróleo nos dejó en el pelero, si debíamos prever lo que pudieran intentar contra un gobierno que quería cambiar tantas cosas a la vez y en corto tiempo?

¿Por qué en esos países no se habla tanto de corrupción o no se denuncian cosas tan terribles como en Venezuela? ¿Por qué es aquí, desde años atrás, donde se habla de fugas, robos escandalosamente millonarios de dólares y en aquellos países no? ¿Por qué aquí nadie paga por eso?

¿Todas esas interrogantes, una por una, y mejor sus respuestas, desde la primera hasta la última y hasta aquellas que aquí no aparecen por razones obvias, no tendrán mucho que ver con los cuadros políticos electorales, la conformación de la opinión en aquellos países y en el nuestro? ¿Por qué no indagamos con ahínco?

¿No es oportuno, no ha llegado el momento de mirarnos en aquellos espejos, observar nuestro rostro enjuto y agrietado y comenzar a preguntarnos las razones de esta vejez prematura?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2685 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a236804.htmlCd0NV CAC = Y co = US