¿Han cumplido con su base doctrinaria algunos premios nobel de la paz otorgados?

Es importante, casi un imperativo, remontarnos a los cimientos del ‘’Premio Nobel de la Paz’’, para poder hacer un breve recorrido sobre tan codiciado galardón; porque este no fue creado precisamente en trabajos que tendieran a buscar la armonía y sana convivencia de la humanidad, en un punto geográfico del Universo donde se sembraría con el ejemplo la paz, pues fueron las circunstancias a raíz de las investigaciones científicas de su creador Alfred Beenhard Nobel, reconocido científico sueco de finales del siglo XIX, que la historia lo registró por lo trascendente al haber dejado como legado tan importante galardón, pero como científico fue el inventor de la ‘’Dinamita’’.

Su invento no fue por casualidad, su padre era dueño de una fábrica de armas que terminó en un fracaso rotundo por la quiebra de la misma, no obstante Alfred Nobel, se familiarizó y estuvo muy cerca y en contacto con el mundo armamentístico, trabajo muy riesgoso que casi le cuesta la vida. Este se dedicó además al estudio de la Nitroglicerina, se había empeñado en lograr hacer un estudio que permitiera un sistema del uso seguro de los éteres nítricos de la glicerina, los que son altamente inestables y peligrosos al manipularlos, pues el hecho de experimentar con sustancias peligrosas le trajo una amarga y lamentable experiencia, en uno de sus experimentos hubo una tremenda explosión, que le costó la vida a su propio hermano Emilio Nobel y otras cuatro personas murieron, corrieron el mismo riesgo.

Semejante desgracia le envolvieron en una serie de críticas de la sociedad, contra su trabajo científico; sin embargo no dejó sus investigaciones experimentales y fue cuando logró concretar el invento de la dinamita, un explosivo plástico que redujo significativamente los riesgos de accidentes en su uso y manipulación, Alfred Adler, prosiguió con sus tareas e inventó aparatos o artefactos explosivos como la Belignita y la Balistita.

Sus inventos tuvieron mucha repercusión en lo comercial, pues la Industria Bélica, la ingeniería y la minería demandaron de inmediato sus productos, que patentó porque en sus momentos le embargó la ambición de la riqueza material, lo que realmente cristalizó al amasar una gran fortuna; no obstante al tomar conciencia que sus experimentos e inventos iban a ser objeto de utilización para provocar la muerte y la destrucción, es decir se apoderó en su mente un fuerte peso, que le fue haciendo reflexionar y rectificar, pareciera una paradoja, pero sin duda fue tratando de reparar sus errores. Como debieran de hacerlo los actuales promotores de guerras, enmendar, pedir perdones y parar la carrera armamentista. Cuando Nobel creo su Fundación Filantrópica, que otorgara premios a personas que más haya trabajado por el bien de la humanidad, como lo dejó pautado en su testamento.

La Fundación se creó 4 años después de su muerte en 1900, de acuerdo a su mandato o testamento, estableció premios no solamente dentro del campo científico, como física y química, en el área de la medicina, también consideró la literatura, la economía y hasta cierto punto, una ironía la creación del Premio Nobel de la Paz que se originó en el año 1901; en el área de las ciencias puras la Física y Química, en física lo recibió Albert Einstein en 1921 por su aporte en el desarrollo de la teoría de la relatividad general, revolucionó la física; otro destacado físico, que ganó el premio fue el danés, Niels Henrik David Bohr en 1922 por su contribución de la estructura del átomo y la mecánica cuántica; y el primer premio de Química le correspondió en 1901 a Jacobus Henricus de los países bajos, en este tipo de premios está más lejos que se entregue a personas no calificadas, porque se trata de algo concreto, que no hay mucho lugar para la manipulación ideológica o de otra índole para el otorgamiento de los galardones.

Mientras que en el otorgamiento de los galardones de la paz, en muchos casos se han sido recibidos por personas sin las credenciales o los méritos que como base dejó establecido en este tipo de premio su fundador al dejarlo escrito, en tal sentido copiamos textualmente su base doctrinal: ‘’ Este premio se otorga a la persona que haya trabajado más o mejor a favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de la paz’’. Fue su testamento, fue la razón de ser de tan estimulante premio, pero a juzgar por algunos premios de paz otorgados a personas que en nada han contribuido en beneficio de la humanidad, así que los sucesores en el tiempo encargados o responsables de conceder los galardones, han ido olvidando esos principios y propósitos, que dejara en su documento Alfred Nobel. (Subrayado de este columnista).

A finales del siglo XIX y casi a comienzos del XX, Nobel habló de Fraternidad, de paz, y ejércitos entre naciones, aunque no estaba muy lejos la Primera Guerra Mundial, este sabía y era conocedor de las guerras intestinas que se desarrollaron en Europa; hace días en un artículo en Aporrea sobre la paz, destacamos sobre esas guerras en la Europa del expansionismo y la Conquista, tal vez con esa historia Alfred Nobel, pensó en que era necesario prever a futuro la paz, aun habiendo él, en principio ser propulsor de un invento peligroso para la paz; sabido es, que por cierto Europa fue propulsora de dos guerras mundiales en la primera mitad del siglo pasado, es posible que Nobel vislumbrara los peligros que ya se vislumbraban con las inquietudes del hombre por el desarrollo industrial y tecnológico que ya era una carrera en plena acción, de manera que su aporte fue ciertamente una rectificación y un llamado a la paz, pero nada, el hombre, ese ser desconocido, siguió con los inventos peligros de los que él fue uno de sus iniciadores, no dieron una lectura acoplada al bien de la humanidad, y su premio ha sido otorgado a algunos guerreristas.

NORUEGA PAÍS RECEPTOR DE PROPUESTAS DE LOS PREMIOS NOBEL DE LA PAZ Y DONDE OPERA EL COMITÉ O JURADO CALIFICADOR.

Según la historia, este país se preció de ser durante más de un siglo completamente neutral, se mantenía al margen de las influencias políticas de otros países, pero a raíz de la invasión en 1940 por las fuerzas militares de Hitler, esta fu ocupada por cinco años, en ese sentido después de la Segunda Guerra Mundial, pensaron en que era necesaria la alianza, posee 196 kilómetros de frontera con Rusia, además tiene 2652 kilómetros de costa atlántica, ante la necesidad que sintieron de la alianza, fueron aprovechados por Estados Unidos, cuando el Canciller Haluard Lange de Noruega visitó Washington en 1949, ya casi era un hecho la alianza con el Tratado del Atlántico Norte, desde entonces la neutralidad de este país, pasó a otro plano en las relaciones internacionales, como aliado de EE.UU., debe acogerse a sus directrices, lo que hace pensar que los premios Nobel de la Paz, sí tienen el peso del gobierno de esa potencia, razón por la que de este país han recibido 20 veces el Premio Nobel de la Paz, algunos muy criticados como el de Henry Kissinger y Barack Obama, para solo mencionar dos, Reino Unido 12, Francia 9, Alemania 4, Suecia 5, Sudáfrica 4, Bélgica 5, Argentina 2, México 1, Guatemala 1 y ahora Colombia 1.

El Premio Nobel de la Paz, entregado al Presidente de Colombia Juan Manuel Santos, por haber aceptado conversar con las FARC-EP, sobre la paz en Colombia, en la búsqueda de la erradicación de un conflicto armado de más 50 años, que principalmente ha afectado a la mayoría de la población más vulnerable, campesinos, trabajadores, luchadores sociales, sindicalistas, periodistas, mujeres, niños, han sido víctimas de la violencia, que son múltiples sectores que intervienen directamente o indirectamente en la guerra, las FARC-EP, el ELN, que originaron el conflicto una vez que fue asesinado vilmente el gran líder de masas Jorge Eliécer Gaitán, y el pueblo colombiano causó lo que se llamó el bogotazo, miles de muertes y destrucción, fue un asesinato político, entonces fuerzas políticas afines a Gaitán se lanzaron a las montañas para luchar por las causas y legado de Gaitán. Muchos intentos de paz hubo, hasta grupos en armas se sumaron a la lucha política por acuerdos parciales de paz, pero todos fueron víctimas de la violencia, y los candidatos que surgieron de esas luchas democráticas de izquierda fueron asesinados, es grave la violencia política en el vecino país, cuestión que siempre hemos lamentado por la muerte de miles de seres inocentes, los millones de refugiados producto de esa guerra.

El gobierno colombiano siempre de extrema derecha y aunque bajo el manto de la democracia, apoyados por los partidos Liberal y conservador, han ejercido su hegemonía en el poder gubernamental colombiano, generalmente el ala conservadora ha dirigido los gobiernos, quienes no podían admitir a las fuerzas guerrilleras, las que combatieron con violencia y todas las fuerzas del poderío armamentista y económico, incluso ayudados por gobiernos foráneos aliados a los liderazgos que han gobernado en Colombia; el narcotráfico también señalado como otro de los protagonistas de la violencia, y para completar surgen fuerzas paramilitares creadas por uno de los líderes que gobernó por dos veces consecutivas, muy radical, sus planteamientos han sido siempre de exterminar a la guerrilla con la fuerza de las armas, razones por las que aparecieron el paramilitarismo y los mercenarios, que profundizaron aún más la muerte. Parte del pueblo involucrada por obligación o por voluntad, también se ha visto envuelto en tan fatal guerra de autodestrucción entre los mismos colombianos, y los cientos de miles de víctimas que lloran a sus muertos asesinados, desaparecidos, perseguidos, y quienes han emigrado huyendo de la terrible guerra.

En términos generales a pesar de los antecedentes que implicaron en la violencia al actual Presidente Colombia cuando fue Ministro de la Defensa del ahora su opositor y promotor del ‘’NO’’ el expresidente Álvaro Uribe Velez, famoso por su liderazgo autocrático, inclemente con el enemigo, al que persiguió con las fuerzas máximas del poder gubernamental, económico y de las armas, y acusado de ser uno de los enemigos de la paz, en cambio Juan Manuel Santos, Presidente actual, quien fue reelecto con la ayuda de fuerzas de izquierda por haberse sumado a los esfuerzos supremos de conseguir la paz, como se sabe desde hace cuatro años conversaron en la Habana Cuba, la representación del gobierno colombiano, los representantes de la FARC-EP, y la mediación del Reino de Noruega, y como acompañantes a Chile y Venezuela, y otros países como Ecuador que apostó a la paz, hasta la firma del acuerdo el pasado 26 de septiembre en Cartagena de Indias donde participó la comunidad internacional, estuvo la ONU.

Luego un Plebiscito no necesario, pero que el Presidente decidió, tal vez pensando en darle mayor fuerza democrática, pensando que el ‘’SÍ’’ iba a ganar sobradamente, pues quien iba a imaginarse que ganara aunque fuera por pocos votos o mínimo porcentaje, la opción del ‘’NO’’ que suponía era una minoría, porque la mayoría apostaba y sigue apostando a la paz, en todo caso, como ya dijimos, no es posible pensar que esa minoría del no quiera arrogarse la fuerza necesaria para torpedear la paz, que según el Presidente Santos esta continuará y él hasta el último minuto de su mandato hará lo que debe hacer para seguir esa lucha, ojalá que estas palabras estén impregnadas de sinceridad, de verdades y que no vaya a aparecer un Tartufo que imponga su hipocresía, como suele suceder muchas veces en los acuerdos políticos.

El Comité del Premio hizo la salvedad que este premio Nobel de la paz, se le entregaba al Presidente pero también al pueblo colombiano, menos mal que el Presidente Santos expresó que el premio lo compartía con todo el pueblo, y todo el pueblo, es tácito que entran las FARC-EP, y hasta el pueblo que temeroso por la intriga y mentiras que vendieron los partidarios del no, también deben cobijarse dentro de la paz, tan así que una de las rehenes Ingrid Betancourt, por años a manos de la FARC-EP, fue liberada cuando estas decidieron hace varios años ir dejando las armas y sumarse a la paz, comenzaron por liberar a muchos de sus rehenes, lo recordamos, el caso del profesor Moncayo y su larga caminata por la libertad de su hijo, que fue liberado: Ingrid Bentancourt ante el otorgamiento del Premio Nobel de la Paz a Colombia: expresó: las FARC-EP también se merecían el Premio Nobel, y el Comandante, Rodrigo Londoño Echeverría (Timochenko) celebró el galardón del Premio Nobel a entregar en diciembre al Presidente Santos, Piedad Córdova, dijo: no hemos perdido, hemos ganado, lanzó como una de las soluciones una Constituyente, y así mucha gente del pueblo y amante de la paz hicieron suyo el premio.

El 8 de octubre de 2016, crédito: Wikimedia Commons, inserto en Aporrea, dice: Una galería de malhechores, megalómenos y señores de la guerra. Desde su concepción en 1901, ningún Premio Nobel ha sido anulado y el Secretario del Comité Noruego, del Premio Nobel fue muy firme al decir que jamás se había revocado un Premio Nobel sin importar la oferta. Pero en caso de que el Comité del Premio Nobel deba reconsiderar, y a continuación inserta una lista de los que deberían salir del autobús, hablando metafóricamente, claro está. No. 1 Henry Kissinger, Secretario de Estado y asesor de Seguridad nacional, y exponen las diversas razones que justifican lo afirmado, el No. 2 el Presidente Barack Obama. Este apenas a dos meses de obtener el premio Nobel, Obama envió 30 mil soldados a Afganistán, su política para paliar o reducir las armas nucleares se evaporó, bombardeó a Libia y no cumplió la promesa de cerrar Guantánamo. Después aparecen en orden Shimon Peres, cofundador del Estado de Israel, quien atacó a los libaneses en refugio donde murieron 102 civiles, Dalai Lama, quien fue apoyado por la CIA para entrenar a los soldados tibetanos en contra de la República China, y finalmente el expresidente estadounidense Woodrow Wilson, el ‘’padre del liberalismo’, envió tropas a Cuba, Haití, República Dominicana, México y Rusia, era muy racista.

Lo cierto es que Juan Manuel Santos ganó el premio de una lista de 376 candidatos entre los que estaba el Papa Francisco, fue la lista más numerosa en la historia de postulados al Premio Nobel de la Paz, solo deseamos que en Colombia no pase como pasó con el Presidente Obama, que en vez de paz, la guerra prosiguió con mayor intensidad, la esperanza de nuestra América Latina, es que Colombia corone la paz en esta vez, es otro de los intentos y el más promisorio, por todos los pasos dados.

La incógnita a despejar, a nuestro juicio es que esta vez surja con fortaleza una tercera fuerza política, y que esta provenga de muchos de los que sufragaron por el ‘’SÍ’’ otros del ‘’NO’’ aquellos que fueron engañados con falsa propaganda, y la gran fuerza y fortaleza puede estar dentro de ese gran número de abstencionistas, que posiblemente decidan una vez se concrete la paz, participar en la vida política, claro que todo es optimista salvo, que no aparezca de nuevo el Mito de Sisito dentro de la Mitología Griega, pues este con su especial astucia hizo enfurecer a los dioses y sometido a un cruel castigo, pero antes logró ser pícaro, avaro, mentiroso, recurriendo a medios ilícitos, asesinando a viajeros y caminantes para incrementar sus riquezas y poder, y al parecer en nuestro mundo político contemporáneo además de este tipo de gente, también existen los Tartufos, los Fouché y hasta Maquiavelo, por la forma en que muchos líderes políticos y a la vez gobernantes, usan prácticas muy lejos de las leyes, de sus promesas y de los anhelos del pueblo, se comportan como verdaderos autócratas, que una vez en el poder se olvidan de la ciencia política, de la democracia y del soberano.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 958 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a235363.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO