El Estado colonial de Israel destruye la única democracia que existe en el mundo árabe

El mundo árabe apesta y está carcomido de regímenes totalitarios y dictaduras reaccionarias, donde las primeras víctimas son los ciudadanos árabes, esta es la vergonzosa realidad, esta es una de las más graves y pobre realidades del mundo árabe, sin dejar de mencionar que dichas dictaduras reaccionarias están en su totalidad protegidas por la democracia Estadounidense y Europea. Las mentes progresistas, demócratas, izquierdistas y libres pensantes del mundo árabe han y son perseguidos sanguinariamente. La diáspora palestina dispersa en los países dictatoriales árabes son reconocidos por ser los primeros alborotadores y detonantes de reivindicaciones democráticas, eso le ha costado persecuciones y masacres a los palestinos, en la que el estado colonial de Israel ha sacado provecho en componenda con los dictadores árabes. Es una censura en el mundo árabe y en la misma sociedad palestina de confesar que los regímenes dictatoriales árabes han asesinado más o igual de palestinos que el mismo Estado colonial de Israel, si esto es verdad, entonces el que esta rodeado de enemigos no es el Estado colonial de Israel sino los palestinos. Acordémonos que un dictador no le interesa la patria ni el pueblo, le interesa el poder, le interesa reinar, en el nombre de la patria, el pueblo etc. Algunos analistas, como el francés Alan Gresh manifiestan que los dictadores árabes se sienten amenazados ante la posibilidad de un futuro Estado Palestino ya que este sería perce un estado democrático y contagiaría al resto de la población del mundo árabe y por lo tanto sería el fin de su perpetuación en el poder.

Palestina, un pueblo brutalmente colonizado, un pueblo sin estado, un pueblo con democracia, la democracia llego antes que el añorado Estado. La única democracia en el mundo árabe es la democracia del pueblo palestino, por carácter, sobrevivencia y formula han tenido que abrazar la democracia, (tal vez sea también la influencia del colonialismo israelí, y que se molesten algunos amigos árabes). Su tragedia como pueblo los ha convertido en seres de espíritu contestatario y socrático. Cada familia es una maquinaria de debates, la cocina es el ágora de ideas, discusiones serenas, dulces y violentas, de gritos en la que se amalgaman todas las edades mujeres y hombres…Tal es su democracia que muchos la consideran que prorrumpe en anarquismo, los hechos de aquella primera Intifada, una rebelión popular, en la que nunca se escuchó el nombre de ningún líder o movimiento, sino mas bien propia de las masas populares.

Apartando el actual estrangulamiento colectivo, como método de limpieza étnica del sagrado racismo sionista, el salvajismo ajeno a toda misericordia humana que actualmente realiza el colonialismo israelí en Gaza, contra el indigenado palestino, es profundamente doloroso ver también como hoy se busca destruir la única democracia árabe y la democracia mas significativa del Medio Oriente, la democracia palestina, una democracia sin segregacionismo alguno, contraria a la democracia colonial de Israel (Israel sí es una democracia) que existe sobre las bases del segregacionismo, el colonialismo, la ocupación, el apartheid, la limpieza étnica, y el racismo. Una mañana todo un pueblo salio votar, un 87% , en su mayoría mujeres, muchos no lograron votar por que las fuerzas de ocupación militar no lo permitieron. El único parlamento democrático del mundo árabe es despedazado por el colonialismo Israelí, con el arrogante pretexto del secuestro de un soldado (un soldado que fue enviado a los Territorios Ocupados a violar el Derecho Internacional, y un Derecho Internacional en la que estipula que todo pueblo puede utilizar todas las formas de defensa ante las fuerzas invasoras). El pueblo palestino pagará una vez más con sangre, esta vez el precio de su democracia.

Lo que comete el colonialismo israelí hoy es un atentado al espíritu de la democracia contemporánea, al espíritu del consenso, del pluralismo que muchos en el mundo añoramos, el colonialismo israelí asesina la posibilidad de la democracia en el Medio Oriente. Todo estaba planificado, desde que ese pueblo cometió el pecado de votar libremente y cívicamente aquel mes de enero, ahora el blanco es destruir un sistema democrático ya que es de alto riesgo para el colonialismo israelita. El mismo ex Ministro del colonialismo Israelí, Binyamin Netanyahu declaraba a la BBC de Londres, que el "líder" de Jordania y Egipto le aconsejaba de acabar con Hamas, aquí observamos que los dictadores árabes asesoran a la democracia colonial de Israel de acabar con la democracia Palestina, también vemos la retrograda Europa boicotear la única democracia árabe, y por su puesto contribuyendo al genocidio refinado, paralizando de manera criminal la ayuda humanitaria a los palestinos, vemos la histeria embrutecida de a Codoleezza Rice, contra la esencia y dinámica de la democracia, amenazando a un pueblo por votar por Hamas, vemos a las Naciones Unidas, una identidad que promueve la democracia en el mundo pero ella, en su interior posee una estructura antidemocrática, en la que un país no es equivalente a un voto sino que son cinco países los que deciden, en la que el Consejo de Seguridad, por ejemplo no puede condenar la barbarie actual de Israel con el solo veto de Estados Unidos, frente al universo 191 países miembros, hay que democratizar a la ONU, es decir un país un voto.

Donde están los amantes de la democracia en el mundo, para condenar el atentado a la democracia del pueblo palestino, donde están los intelectuales que acusan al mundo árabe de antidemocráticos, que es verdad, pero no claman hoy por la democracia palestina que esta siendo asesinada por el colonialismo Israelí, donde esta la delincuencia intelectual sionista, doctos racistas, sádicos con talento, que promueven la democracia de Israel y le aplauden cuando destruye la democracia del indignado palestino, que maquillan con estética aroma el canibalismo colonial de Israel… bien lo dijo el escritor español Miguel Ángel Cervantes, los intelectuales son un flagelo social, son el látigo social.

Sino nos interesa que exterminen a los palestinos porque Israel es más importante que esas bestias palestinas, porque nos interesa más la fascinante masturbación épica de Israel, el Pueblo de Dios…. o simplemente por temor a ser acusados de antisemitas por parte de los poderosos sionistas o de nuestros talentosos amigos sionistas, cuiden sus espaldas, pero por lo menos pronunciarse por la apreciada democracia de nuestro mundo contemporáneo. Salgan intelectuales y académicos, a protestar por la amada democracia que tanto claman y hoy poco importa cuando se destruye la democracia Palestina. No tengan miedo de ser acusados de antisemitas por la mafia intelectual sionista, con su chantaje moral, chantaje moral obsceno, con su técnica de victimización, salgan no tengan miedo, porque los judíos sionistas son los primeros que han traicionado la memoria de nuestros hermanos del Holocausto. La democracia es de todos los pueblos que la desean y la ejercen. La democracia no es la salvación del mundo pero es hasta los momentos la mejor alternativa política que ha creado la humanidad, creo que es la que germina sociedades más nobles es la más cercana a la justicia y al respeto…y la más cercana a lo que es propiamente humano, la libertad.

Esta bien, exterminen a los palestinos, además que tanto aportan hoy a la ciencia y al conocimiento, como Israel que produce ciencia, arte, (como la otrora Alemania Nazi, con sus intelectuales nazis como Martin Heidegger) igualmente cuidémonos de no ser tildados de antisemitas. Nos venden la democracia como carta de civilización y hoy se acribillan al pueblo palestino por ser demócrata. La democratización de las Naciones Unidas sería una amenaza para el Estado colonial de Israel, la democratización de los países árabes sería un peligro para la identidad sionista, el círculo aquí es que los dictadores árabes instrumentalizan la justa causa palestina, pero al mismo tiempo son aliados del colonialismo israelí para perpetuarse en el poder. Prohibida la democratización de la democracia en el Medio Oriente, solo el colonialismo israelí, el estado de Dios tiene derecho a la democracia.

Lic. Ciencias Políticas

Palestinians_natives@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3138 veces.



Susana Khalil


Visite el perfil de Susana Khalil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: