Mi palabra

Vargas Llosa y sus secuaces

“Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras”
José Martí


El proceso político que vive nuestro país, ha sido atacado hasta el infinito; mucho antes de haber triunfado. Estando en la cárcel de yare, el comandante Chávez, empezaron los recios “bombardeos” informativos por los distintos medios, contra un movimiento, nacido en el calor del pueblo, producto de las grandes injusticias por más de cuarenta años, siendo los únicos responsables sin discusión alguna, los dos grandes partidos de la llamada IV república (AD y COPEY) amos y dueños de todo el acontecimiento nacional.

Desde el mismo momento de llegar Hugo Chávez, al poder se desataron los demonios con la aprobación de los gobiernos norteamericanos. El apoyo mediático con todos los avances tecnológicos, ha jugado un papel de primer orden, capaces de convertir cualquiera noticia por muy insignificante, en una poderosa arma de “guerra”, en la mente de millares de personas. Son tantos los inventos, calumnias y desinformaciones elaboradas en los aparatos propagandísticos de la derecha, que muchos pasan desapercibidos; a pesar de poner en práctica un pensamiento, utilizado en la segunda guerra mundial por Paul Joseph Goebbels, el jefe de propaganda de Hitler: “Una mentira dicha mil veces se convierte en una verdad”; en nuestro país, se ha encontrado con un muro de contención, lo reafirma una expresión repetida muchas veces ¡Chávez, despertó al pueblo!

Sin embargo tenemos que estar conscientes: el aparataje propagandista de la derecha no descansa, con la particularidad, que sus difusores repiten los mismos argumentos por demás trillados; son muchos los ejemplos, para demostrar las permanentes calumnias de estos eternos enemigos de todo lo relacionado con algo nuevo en el mundo, en bien de los desposeídos. En el estado Portuguesa, donde la guerra de la información no cesa, como en todo el país, nos encontramos a un conocido economista, quien no se cansa de repetir el mismo cuento (el Castrocomunismo); esa palabra ha venido desapareciendo del repertorio político del gobierno norteamericano; cualquiera pensaría que le prestan atención a la hermosa canción del cantautor chileno Julio Numhauser ¡TODO CAMBIA!, magistralmente interpretada por la fallecida cantante argentina Mercedes Sosa, del cual extraigo su primera estrofa por demás profética: “Cambia lo superficial, cambia también lo profundo, cambia el modo de pensar, cambia todo en este mundo” más claro imposible; lo que no cambian, son precisamente estos personajes sumergidos en lo más profundo del anticomunismo, ruin y visceral, al estilo Mario Vargas Llosa, quien aprovecha todas las oportunidades para hacerse propaganda, hablando mal de Venezuela y su gobierno, sobre todo, cuando está presentando algún libro o dando una conferencia.

Todos estos señores, tienen la absoluta libertad de expresarse; sobre todo en un país democrático, como el nuestro a pesar de estar viviendo una verdadera “batalla” informativa, el cual han sufrido otros pueblos, entre ellos Cuba socialista. De esto nos alertó, el visionario Comandante Fidel Castro, en un discurso pronunciado en la clausura del VIII Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, en el Palacio de las Convenciones, Ciudad de La Habana, 5 de diciembre de 2004, cuando dijo: “La lucha de la que estamos hablando va a ser fundamentalmente una lucha de ideas; no serán guerras. Los problemas del mundo no se resolverán con armas nucleares, es imposible, ni se resolverán mediante guerras; e incluso digo más, no se resolverán mediante revoluciones aisladas que, en el orden implantado con la globalización neoliberal, pueden ser aplastadas sencillamente en cuestión de días o cuando más de semanas”.

¿Quién puede negar esta esclarecida locución del Comandante Fidel Castro? Nadie medianamente informado, puede echar a un lado los últimos acontecimientos en los Estados Unidos, donde el Presidente, prácticamente se ha resignado a recibir las noticias, como algo normal en una sociedad convulsionada, y en permanente decadencia; donde pone la mirada, encuentra conflictos, creados por ellos mismos en aras de preservar el gran capital, la primera prioridad para los ideólogos de la burguesía.

Estamos conscientes, que la situación económica de Venezuela, no es la que deseamos las personas de mentalidad progresista y amantes de la paz, pero a la vez pregunto, por qué los señores: Mariano Rajoy, Vargas Llosa y el repetitivo de Jorge Cárdenas, no miran la situación económica, no muy color de rosa, en los Estados Unidos, España y nuestro vecino Colombia, donde sus gobernantes solamente critican a nuestro país.


Nota: Recomiendo escuchar la canción (Todo cambia)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1102 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a215129.htmlCd0NV CAC = Y co = US