Aventis

Rusia, hacia una perspectiva democrática

Rusia, debe emprender una gran campaña para que los partidos socialistas del mundo comprendan que no pueden tener un carácter monolítico y debe ejercer criterios de libertad en el campo político, ya que el manejo de las ideas proporciona niveles de autonomía para el crecimiento del poder ideológico. Hay que romper con las viejas estructuras de Stalin, donde algunos pensadores catalogan sus ideas como una vieja ortodoxia.

El comunismo mundial, se encuentra en una encrucijada histórica, porque, debe ser objeto de profundas reformas ante la disyuntiva del capitalismo, hasta ahora, no existe ningún sustituto ideológico.

El gran problema, es la disciplina partidista, por eso los bloques que propulsaban el comunismo o el socialismo se enfrentan a un gran dilema por la coexistencia con el capitalismo, el gran problema es la identificación en cualquier lugar del mundo. El asunto, ya no es la ideología, es la economía.

Vladimir Putin, viene dándole a la revolución rusa un mundo de sorpresas, la inclusión de los militares ha ayudado a manejar asuntos oscuros del Estado. Su dinámica, solo la conocen los allegados al sistema de estructura soviética. En Latinoamérica, se debe jugar otra carta, en su mayoría los militares son indisciplinados y están incursos en niveles administrativos anormales y presionan a los civiles con dictaduras militares férreas, como sucedió en Chile, Augusto Pichonett era muy cercano a Salvador Allende.

El socialismo, es una gran serpiente. Ahora, algunos representantes del oficialismo quieren diluir el Legado del Comandante Chávez Frías y adulterarlo, como hicieron los chinos con el gran postulado de Mao Tse Tung.

Putin, busca romper con la tendencia del gobierno de la espada y hacer funcionar sus ideas hacia el mundo no comunista, el Kremlin busca orientarse en el Medio Oriente y Latinoamérica, rehacer sus pasos del pasado.

La estrecha interrelación de los factores internos y externos determinará las probalidades de la Rusia potstalinista, existe una lenta evolución del régimen hacia la democracia socialista. La auténtica alternativa soviética parece estar entre la dictadura y la evolución democrática. Las grandes revoluciones burguesas que en cierto sentido fueron las antecesoras de las rusas, desembocaron en dictaduras militares. En la Inglaterra puritana y la Francia postjacobiana, estas dictaduras aparecieron a los pocos años de haberse iniciado la revolución. El régimen soviético está bien metido en su cuarta década de existencia, pero, durante éste tiempo ha conservado su carácter civil y no de dictadura militar.

Los conflictos continúan y, los ideales de la revolución francesa, sobre el viejo orden prerrevolucionario, con la extinción del comunismo se habían proclamado el triunfo ideológico del capitalismo. Desde la Guerra Fría, se ha estado trabajando en la construcción de un nuevo orden mundial liberal, con una agenda más orientada hacia los temas del desarrollo sostenible, el cambio climático, la no proliferación de armas nucleares, la promoción de la democracia y el respeto de los derechos humanos, pero, los conflictos militares por disputas territoriales, control de fronteras, controversias religiosas y divergencias étnicas no han desaparecido.

De hecho, a pesar del fin del mundo bipolar, de las rivalidades entre las dos grandes potencias, Estados Unidos y La Unión Soviética, los viejos conflictos entre Israel y Palestina, Taiwán y China, las dos Coreas, nunca han cesado. Sin olvidar a Turquía, Kurdistán y Armenia



Esta nota ha sido leída aproximadamente 842 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a211937.htmlCd0NV CAC = Y co = US