Hacia adonde irá Grecia ahora

Los líderes acreedores de la Eurozona, con Alemania al frente,
doblegaron el lunes 13 de julio la resistencia del Primer Ministro
griego Alexis Tsipras y su equipo, y obtuvieron de él importantes
concesiones que dejarán a Grecia sometida a supervisión externa a
cambio de un acuerdo para iniciar negociaciones sobre un nuevo rescate
de 86 mil millones de euros por tres años que permitiría a la nación
helena permanecer en esa área monetaria.

Según dijo a la BBC el ministro de Reformas de Grecia, George
Katrougalos, "Es evidente que ganó la Europa de la austeridad. O
aceptábamos estas medidas draconianas o habría una muerte repentina
para nuestra economía porque los bancos están cerrados, a punto de
colapsar y ante la perspectiva de tener que imprimir una moneda
paralela y, posteriormente, salir de la unión monetaria Euro".
Los términos del acuerdo indican que buena parte de las políticas
públicas griegas tendrán que ser acordadas, primero, con los
financistas del rescate. El acuerdo mismo está sujeto a que Atenas
cumpla un calendario preciso y apruebe muy impopulares reformas sobre
el impuesto al valor agregado (IVA), las pensiones y recortes casi
automáticos de presupuesto cuando Grecia incumpla sus metas fiscales.
Además, se incluyen normas de bancarrota y una ley de banca de Europa
que podría ser usada para que los grandes depositantes asuman las
pérdidas.
Al término de la cumbre de la eurozona en la que se acordó iniciar
negociaciones para un tercer rescate, Tsipras, sin embargo, defendió
el acuerdo y aseguró que éste permitirá salvaguardar la estabilidad
financiera. Afirmó que su gobierno libró una batalla dura durante seis
meses y luchó hasta el final por el logro de un acuerdo que permitiera
al país recuperarse.

Agregó que Grecia afronta graves dilemas y tuvo que hacer concesiones
para evitar la aplicación de los planes contra su país de algunos
círculos ultraconservadores europeos.

Además, el político heleno manifestó su esperanza de que algunas de
las medidas pactadas, como el paquete de inversiones, la renegociación
de la deuda, o el punto final al debate sobre la salida del euro,
ayuden a calmar a inversionistas y a contrarrestar las medidas
recesivas. Insistió en que él y su equipo libraron una dura batalla,
pero al final, forzados a tomar decisiones muy difíciles, consiguieron
la reestructuración de la deuda y una financiación segura a mediano
plazo.

Por su parte, la Canciller alemana, Angela Merkel, dijo que solo
recomendaría al Bundestag que autorice el inicio de negociaciones para
conceder el préstamo a Atenas una vez que el Parlamento griego haya
aprobado el programa y promulgue las primeras leyes.
Esa reunión del Parlamento de Grecia se efectuó en la tarde noche del
miércoles 14 de julio y concluyó con la aprobación en horas de la
madrugada.

El 10 de julio en Sesión Plenaria del Parlamento, Alexis Tsipras había
solicitado autorización para negociar un tercer memorándum de medidas
antipopulares, planteando que el dilema era continuar la política
antipopular para recuperar la confianza de inversores y de mercados, o
conducir al país a la quiebra y a la salida de la zona euro.
A las 5 de la madrugada, 251 diputados votaron a favor de la propuesta
del gobierno, mientras el grupo parlamentario del Partido Comunista
votó unánimemente en contra. En total hubo 32 votos en contra, 8 en
blanco y 9 ausencias.

Dos días después del acuerdo con la Troika, -Fondo Monetario
Internacional (FMI), Banco Central Europeo (BCE) y Unión Europea
(UE)-, el gobierno de Syriza presentó un nuevo paquete de ajustes,
recortes y otras medidas impopulares que constituirían un nuevo
memorando, que se ofertaba como una alternativa de este gobierno para
encontrar un acuerdo destinado a servir al pueblo.

El Partido Comunista desde el principio rechazó tanto la propuesta de
la Unión Europea como la del gobierno porque las consideraba
igualmente antipopulares, dañinas a los intereses de los trabajadores.
Al final, resultó que mucha gente que votó por el "No" para rechazar
la propuesta de la UE, ve ahora que el "No" que votó se convirtió al
día siguiente en un "Sí", con la firma de un nuevo paquete
antipopular.

Dimitris Karagiannis miembro del Consejo Editorial del diario
"Rizospastis", órgano del Partido Comunista de Grecia consideró que
"es muy importante que la gente, los trabajadores, vean que todo esto
tiene que ver con el mismo sistema de explotación del capitalismo y
que no hay posibilidad alguna de que dentro de ese sistema, dentro de
las alianzas imperialistas como es la UE, pueda abrirse un camino que
convenga a los intereses de los trabajadores. Está ahora muy claro que
esta posibilidad no existe"."



Esta nota ha sido leída aproximadamente 794 veces.



Manuel Yepe

Abogado, economista y politólogo. Profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales de La Habana, Cuba.

 manuelyepe@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Yepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Yepe

Manuel Yepe

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a210891.htmlCd0NV CAC = Y co = US