Clodovaldo; Tsipras sintió culillo

Aún es temprano para ofrecer definitivamente una conclusión sobre esta nueva tragedia helénica. Si peco por ligero, ya otros lo han hecho primero que yo y eso me da la opción de un apresuramiento no tan rápido.

Hubo ciertamente una felicitación a primer ministro Alexis Tsipras por su coraje de colocar en mano del pueblo de Grecia una decisión. La respuesta fue contundente. Un 61% de pueblo helénico le dio el poder y la confianza a Tsipras para que no entregara el presente y el futuro de esta nación.

Escribo esta nota, después de haber leído un artículo[i] de un destacado, ponderado, cultivado reportero y articulista. Uno de los mejores que tiene el país porque sus trabajos reporteriles y en sus artículos, combina una variedad de cualidades, que un periodista de hoy, es poco probable que maneje con tanta habilidad e intelectualidad.

Clodovaldo Hernández en un muy buen artículo que yo hubiese querido escribir, nos dice varias cosas, que compartí y aun comparto. Dice Clodovaldo:

"La estrategia del primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha colocado la discusión en un punto inaceptable para las corporaciones financieras, industriales y comerciales que ostentan el gobierno mundial. Que un país pequeño y moroso haya puesto a la multitud a decidir sobre asuntos pecuniarios es un antecedente muy riesgoso para ese poder omnímodo. Y no hay que ser un gran profeta para saber que las tremendas fuerzas del "mercado" (así le llaman) harán todo lo que esté a su alcance para poner de nuevo las cosas en su lugar"

Luego de haber leído este muy buen artículo de Clodovaldo Hernández que compartí y comparto totalmente, tuve la oportunidad de encontrarme (lamentablemente) con Rubén Blades y me dije: La vida te da sorpresa/sorpresa te da la vida ay Dios". Leí una nota de prensa que debe estar circulando por todo el mundo en cual se entiende claramente que se superpoder, convenció a Tsipras que el 61% s lo msmo que un 39%. Esa lógica matemática, llevo a Tsipras a reconocer una capitulación.

En Margarita esto lo llamamos culillo. No sé porque, pero al leer la nota me acordé del cuento con el cual Chevige Guayke ganó hace muchos años el premio de cuento de El Nacional. Tsipras por alguna razón, le entró una crisis de culillo y dejó en el aire a este 61% del pueblo de Grecia.

Ya nos los advierte Clodovaldo. El superpoder mundial no se está quieto frente a una derrota de este tipo. Hace su juego y en esta ocasión; Clodovaldo, no deja de darnos una luz sobre la inmensidad de ese poder.

"Si el superpoder global permite que Grecia salga bien librada de este momento, la democracia daría un paso sin muchos precedentes, el más importante en muchos años, pues entraría en el campo de la economía, uno que hasta ahora ha permanecido reservado a las decisiones de los dueños del capital. No es un avance menor, por el contrario, sería un salto sustancial y, por eso mismo, el modelo capitalista hegemónico no lo va a tolerar"

El "modelo hegemónico no la va a tolerar". Esa es la frase perfecta para calificar (por ahora), el culipandeo de Tsipras. Un tacariguero o un maquero, viendo la decisión de Tsipras, diría: el hijo er diablo le dio culillo.

Referencia


[i] El Artículo de Clodovaldo Hernández puede leerse en http://www.aporrea.org/internacionales/a210588.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1942 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a210621.htmlCd0NV CAC = Y co = US