Vientos de la sabana

Grecia gritó “NO” al chantaje

Nuevamente, la milenaria tierra helena le dio una lección al mundo sobre democracia para la liberación de los pueblos y de la humanidad misma. Desde hacía varias semanas los imperialistas europeos y el FMI había estado persuadiendo a este pueblo para que se inclinaran a su propuesta de financiamiento condicionado que iba a terminar de ahogar a un pueblo que se resiste a los chantajes de los emporios monetarios de la vieja Europa.

Con la llegada avasallante de la opción de izquierda que lidera el joven Alexis Tsipras hace unos cinco meses, los griegos han estado viviendo con una exigida austeridad debido a un quiebre económico heredado de las políticas neoliberales europeas que llevó a situaciones extremas sobre una sociedad que había vivido sus mejor tiempos.  Sin embargo, todo se desplomó al verse inmiscuidos en los coletazos drásticos de un sistema perverso y corrupto de un capitalismo antiético que no termina de llevar a las penurias a pueblos enteros con el único objetivo de mantener una hegemonía arrogante sobre la humanidad y la nobleza y amor que ella encierra.

Ante los chantajes  financieros, frente a una campaña demoledora por sus grandes corporaciones mediáticas que obedecen a sus intereses, ante el cierre de bancos y de los productos de los abastos, el pueblo de Grecia, con una alta moral y conciencia política y social dijo “NO” a las ofertas del Banco Mundial Europeo y el FMI, que sólo querían terminar de estrangular a una población que en los últimos años ha visto desaparecer su estabilidad  de vivir con unas restricciones generalizadas.

Pero los imperios son sordos, obedecen a sus mismos intereses de dominación y aun así, la Euro Zona amenaza o augura un “escenario negro” en caso de no rectificar y caer arrodillados ante su paquetazo neoliberal, cruento y asesino. Es la indolencia de un sistema donde se ha ensalzado lo material, las pasiones soterradas, las miserias espirituales; al traste las sociedades y sus sueños, sus esperanzas, sus necesidades; al traste los valores, la dignidad, la ética humana y la moral social. Es todo un espiral arrollador que le importa es la mercancía y ve al hombre como un objeto y como tal manipulable y parte de la misma mercancía que se vende y compra.

Es por ello que a Venezuela la adversan. No son los opositores de acá, estos son objetos, títeres de ese entretejido oscuro del capitalismo imperial. Son ellos los que de verdad se oponen a que los pueblos sean libres, tejan su propio destino y enarbolen las banderas de la independencia y soberanía. Venezuela, para el imperialismo, es un mal ejemplo, de allí todo lo que nos ha acontecido, de allí la violenta y permanente oposición a las políticas Bolivarianas y Chavistas y de sus acechanzas contra la patria hay una larga lista de terrorismo que ahora se acentúa con la guerra económica.

Los pueblos están hablando, los pueblos del mundo están despertando y mientras nosotros seguiremos batallando para vencer todas las adversidades que se presenten hasta consolidar el proyecto del pueblo, el proyecto de la dignidad.

En este sentido felicitamos, apoyamos y acompañamos al presidente Nicolás Maduro, quiuen en los espacios de la Asamblea Nacional y ante el pueblo, ofreció un magistral discurso sobre el tema de Guyana, de manera pedagógica, ilustrativo, cuando explicó en su disertación cómo ha sido el desposo por parte del imperio de las áreas limítrofes de países soberanos. Y ahora utiliza a un Presidente financiado por las trasnacionales de las industrias petroleras para usar elementos belicosos e irrespetuosos para los diálogos de las diferencias a los límites.

Nosotros nos acogemos a lo acordado en Ginebra y relanzamos la propuesta de los buenos oficiantes para que en discusiones en paz, entendimiento y objetivas discusiones soportadas en la cartografías que datan desde 1777 de la Capitanía General donde se deja ver la territorialidad de la República. Se reitera el respeto y la soberanía del pueblo guyanés y esto ha sido evidenciado desde Chávez que demostró la unidad, fue un forjador de la unidad de la comunidad del Sur y del Caribe. Respaldamos la postura  del presidente obrero Nicolás Maduro con su intervención exhortando a la unidad nacional y patriótica donde se deja ver el camino que hay que construir para que haya la integridad de la República y la soberanía y sobre todo el respeto a los espacios territoriales .

Por eso felicitamos y acompañamos al presidente Maduro en esta lucha por nuestra dignidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 969 veces.



Geovanni Peña

Diputado a la Asamblea Nacional. Militante del PSUV.

 santanajerez@hotmail.com

Visite el perfil de Geovanni Peña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Geovanni Peña

Geovanni Peña

Más artículos de este autor