Y por qué la agarran con Diosdado, si no han agarrado a Uribe

Resulta graciosa esta obra de los medios internacionales de “comunicación” con respecto a nuestro camarada y mano derecha de Chávez; ahora de Nicolás, es lógico. Y es lógico que si tenemos tantos millones de colombianos en la patria, algunos de ellos sean paramilitares. La verdad es que en nuestra hermana y vecina, se escogieron los colores de nuestra bandera como símbolo patrio y es que los colombianos de esa época, cuando “Venezuela era un campo de batalla, Ecuador un convento y Colombia una universidad” sus habitantes comprendieron el valor de Bolívar y por eso su inmensa plaza en Bogotá. Pero además, ese concepto de Colombia, proviene de Miranda, otro venezolano que junto al Libertador forjaron también las tierras vecinas. Tan solo, algo prendió la chispa del desencuentro entre nuestras naciones y es que de este lado hay mucho petróleo, para poca gente y allá, hay poco petróleo para mucha gente, entonces vemos como en Cúcuta (y su amplio alrededor hasta más allá de Pamplona, casi por allá, por Santa Marta; sin Venezuela no viven bien).
Entonces, como por arte de magia, los medios sacan un nuevo conejo de la chistera, es Diosdado Cabello, quien resulta ser el jefe de Álvaro Uribe, este neogranadino que en su bipolaridad, se cree gringo, siendo un piltrafoso lacayo neoimperial, salió de abajo gracias al narcotráfico y la casa de cambio que montó su primo Pablo Escobar, a su padre, el viejo Uribe, en Medellín, que ve a su país, viviendo en la miseria y quiere tapar al sol con su dedo cochino.

Ahora, resulta que en Venezuela, donde no hay siembras de drogas, es donde los narcotraficantes pululan, en Colombia no; ya que las plantas de coca, marihuana y amapola, se siembran solas por doquier en la nación vecina, nadie lleva a cabo el proceso, nadie hace los negocios sucios, no; es Diosdado el encargado de todo el proceso de la drogadicción capitalista mundial. Como que si los venezolanos y la humanidad, fuéramos unos tontos de capirote, nosotros sabemos que en el 2006, le hicieron lo mismo a Chávez, al denunciarlo como del narcotráfico y por su propio peso cayó semejante embuste Bildenberg. Es la terapia de shock inducido, que aplican junto al paramilitarismo y todo el saboteo hecho por los dueños de la economía a nivel nacional, que lastimosamente han penetrado desde hace tiempo la patria bolivariana, pero ahora cobran más que un taxista en Semana Santa y ganan más que raspadero en carnaval.

Lógicamente, el estar sentados sobre el barril de petróleo más grande que hay en el planeta azul, lleva al imperio a buscar para siempre la desgracia de la patria bolivariana, como lo hicieron en Chile, (laboratorio) donde se comenzó con estos subterfugios, artimañas negativas que comenzaron a aplicar los gringos junto a la derecha fascista, de los diferentes países, luego de darse cuenta de que podían dolarizar a la humanidad después de la Segunda Guerra Mundial, donde su gran industria cultural y su brazo gigantesco llamado el cine, aunado al instrumento casero de lavado cerebral, llamado televisión, comenzaron a promocionar el american way of life y casi todos cayeron y caímos, de ahí, la debacle de lo que crearon o desarrollaron llamado capitalismo salvaje. Al ser así, mi pregunta es ¿se debe comenzar por el principio? la respuesta es sí, Uribe, esta convicto y confeso y la humanidad sabe que su padre, fue el fundador del narcoparamilitarismo, quien muere en manos de las FARC y por eso el odio de Uribe, a todo lo que representan como ejercito del pueblo. Hijo de gato.

Al morir el padre de Uribe, entrenando paramilitares cuando enfrentaron a las FARC en una de las 40 fincas y haciendas que estaban a su nombre, como testaferro del cartel de Medellín; de su primo lejano, Pablo Escobar Gaviria, por ser primas las abuelas de ambos, toma el mando “Alvarito” Así, se fue formando un narcoestado. Uribe, llega a controlador de tráfico aéreo de Colombia, luego alcalde de Medellín, capital de Antioquia, seguidamente, asume como gobernador del departamento de Antioquia y así, llega a la presidencia de la Nación Bolivariana de Colombia el narco paramilitarismo, (paracos).

Nuestra vecina nación, estuvo desde hace mucho, en eso de las drogas pero el auge con la dirección de Uribe, fue extremadamente descomunal. Por eso, quedamos extrañados con lo de nuestro camarada y amigo Diosdado Cabello, quien tiene que calarse las bajezas de una humanidad que se dejó arropar por lo negativo en la vida, por el capitalismo salvaje y la gente quedó relegada a los que pueden sostenerse; los demás que se pudran y eso no es así porque si somos la humanidad, debemos ser humanistas, solidarios, con valores, ética, solidaridad, moral, solo así, pondremos al mundo como va y no que siga al revés como esta.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1862 veces.



Jorge Osorio Rojas


Visite el perfil de Jorge Osorio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a208007.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO