La población afro estadounidenses bajo la violencia racial del gobierno de Obama

La hipocresía de la política de EEUU en su relación con Venezuela

En un artículo anterior hablamos del doble discurso de la diplomacia de Barak Obama, presidente de los Estados Unidos, su fracaso en querer imponer a América Latina, un consenso para aislar a Venezuela, como lo lograron contra Cuba en 1961, mostraron a la política de la Casa Blanca, que el famoso termino colonialista del patio trasero, como el reciente de Obama "de torcer el brazo", a aquellas naciones que no acepten las políticas de su gobierno. Otros hechos muestran una vez más la doble cara, de la política gringa, que se reafirma en los discursos de altos funcionarios, que hablan de relaciones con Venezuela, de aceptar embajadores, como mejorar las relaciones con el gobierno del presidente Nicolás Maduro, aconsejando a la MUD, a reconocer su investidura, para de esa manera avanzar en un dialogo con la oposición.

Pese a estas declaraciones, la realidad muestra nuevamente la faceta imperialista, de distintos ángulos y con varios actores del Departamento de Estado, pero siendo Obama el más agresivo, al volver a atacar al gobierno venezolano, al afirmar en Miami, que está "profundamente preocupado por la continua represión de los manifestantes en Venezuela", a lo que agrego que estaba "trabajando entre bastidores para influir en los acontecimientos en el país Sudamericano". Lo que demuestra una vez más, que el Decreto no será derogado, como la caracterización de Venezuela como un peligro para EEUU, el imperio militar le tiene miedo a una nación latinoamericana.

Algunas intervenciones de Kerry y Jacobsen muestran la garra imperial

Pero no solo el mandatario estadounidense muestra las garras, su Secretario de Estado, John Kerry, hizo afirmaciones sin fundamento, en una conferencia en Estonia de la "Coalición Online Libertad" de que "el gobierno venezolano había bloqueado el acceso a algunos sitios web; y lo caracterizó junto con Rusia como un país que reprime la libertad del Internet" a lo que agrego que "constituye un lugar, donde nos enfrentamos a algunos de los mayores desafíos a la seguridad en la actualidad."

Parte de esta campaña de mentiras y provocaciones, en una conferencia en la ciudad de Nueva York, Roberta Jacobsen, la Subsecretario de Estado, manifestó al público presente que el gobierno de Obama, no "descarta nada", llegando a la posibilidad de imponer sanciones contra Venezuela, pero de manera ambivalente, como parte de las declaraciones del loving, manifestó que hay que "darle una oportunidad "al "diálogo "entre el gobierno de Maduro y su oposición de derecha".

Es bueno señalar que la política de Obama y su equipo, juegan a la política de la mentira, apoyan a la derecha golpista, la financian a través de la USAID, con fondos a ONG desestabilizadoras, de la misma manera la Embajada de EEUU, como la CIA, apoyan las acciones desestabilizadoras, como la guerra económica, la política de derechos humanos, como la falsedad de los prisioneros políticos, siempre han sido las herramientas de las distintas administraciones estadounidenses, el tirar la piedra y esconder la mano.

Los asesinatos y la violencia racial son los derechos humanos de Obama

Luego de analizar y mostrar algunas de las declaraciones del gobierno de EEUU, queremos señalar que los sucesos de racismo y violencia criminal de fuerzas policiales y Guardia Nacional, incluido el toque de queda en Baltimore, muestran la imagen de un país, que ha superado los mecanismos de apartheid en Maryland, donde policías blancos, actúan de manera violenta, no para reducir a un delincuente, sino para castigarlo aunque sea inocente o este desarmado, porque siempre habrá jueces o jurados, dispuestos a desestimar las acusaciones, de violación a los derechos humanos.

El asesinato de Freddie Gray, joven afroamericano de 25 años muerto bajo custodia policial por falta de atención médica, genero una explosión popular con masivas protestas de calle, en rechazo de la comunidad negra hacia los frecuentes abusos policiales en contra de esta población, así como la reinante impunidad con que ocurren en Estados Unidos. Otros afroamericanos han sido blanco del abuso policial Michael Brown, en Missouri fue baleado por policías y estaba desarmado.

Eric Garner, en Nueva York; en Cleveland se presentó un caso similar, cuando un oficial disparó y mató a un niño negro de 12 años. Otros ejemplo de la violación de derechos humanos, se desarrollaron en Phoenix donde un policía asesinó al afroamericano Rumain Brisbon, de 34 años, y otro ejemplo de la violencia fue Terrance Kellom, de 20 años de edad y "sospechoso" de un asalto, no portaba armas de fuego sino un martillo y murió luego de ser baleado por un oficial de la fuerza en Detroit.

Obama muestra una vez más en sus palabras la hipocresía de las mismas

Ante la oleada del estallido popular en Baltimore, el presidente de Estados Unidos, Obama, calificó sin derecho a investigación, como "criminales a los responsables de los disturbios", para de manera tibia expreso como "inquietantes" los incesantes abusos policiales contra la comunidad negra, se lava las manos, al calificar que "no hay excusa para el tipo de violencia que vimos ayer",

Pero "llamativamente" fue el mismo Obama, que el 20 de febrero de 2014, al término de la Cumbre de Líderes de América del Norte, en la ciudad mexicana de Toluca, llamó al gobierno de Venezuela "a liberar a los manifestantes detenidos y a iniciar un diálogo real".

Estas declaraciones se contradicen, no significan ninguna garantía a los derechos humanos, del derecho al trabajo y salario digno, como igualdad de los afrodescendientes, porque Obama debe considerar que ser el primer presidente negro, debe abandonar a los millones de población Afros, que viven de manera marginal y expuestos al racismo, las acciones de la policía indiscriminada por su raza.

Varias denuncias han sido realizadas por expertos de la ONU

Nos parece importante señalar, que en un reciente artículo de Prensa Latina (PL), señalo que un grupo de seis expertos independientes de la Organización de Naciones Unidas (ONU) expresaron, el 5 de diciembre de 2014, que existía "una preocupación legítima" por la posibilidad de que exista en Estados Unidos, un patrón de impunidad a la brutalidad ejercida contra ciudadanos afroamericanos. Reportó un despacho de Prensa Latina.

Según PL, se referían, específicamente, a la decisión de un Gran Jurado en Staten Island (Nueva York) de no procesar a un policía blanco que mató al ciudadano afroamericano desarmado, Eric Garner, tras aplicarle una llave de estrangulamiento prohibida. Ese hecho sucedió una semana después de que otro Gran Jurado de San Luis (Missouri) decidiera también que no fuese acusado otro policía blanco que disparó en repetidas ocasiones a un joven negro desarmado, Michael Brown, y que también provocaron enorme indignación y violentas protestas en todo el país, como las que ahora tienen lugar en Baltimore.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1224 veces.



Diego Olivera Evia

Periodista. Director de Barómetro Internacional

 diegojolivera@gmail.com

Visite el perfil de Diego Olivera Evia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a207650.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO