Caribe, justicia y reparación

A pesar de todo el esfuerzo político, juridico, académico y mediático realizado por las viejas potencias coloniales Europeas (contando para ello con la complicidad de algunas elites neocoloniales que le sucedieron en la dirección de los gobiernos de la región) para hacer desparecer de la conciencia de los pueblos del Caribe y América Latina la barbara y genocida campana de genocidio emprendida por las viajas Monarquías Europeas, sus empresas mercantiles y sus piratas y tropas mercenarias, nuevos esfuerzos de gobiernos, académicos y movimientos sociales del Caribe Oriental recuperan para la memoria histórica y la lucha de los pueblos de Nuestra América el deber ineludible e inextinguible de tales potencias de ofrecer publicas disculpas por sus crímenes de Lesa Humanidad y otorgar reparaciones morales, políticas y materiales a los descendientes de sus víctimas.

De todas las aventuras criminales emprendidas por Europa en Asia, África y América Latina, en incluso, en su propio territorio, ninguna tuvo el grado de salvajismo y el nivel de ganancia patrimonial como la emprendida en el territorio de la América continental e insular, en la que fueron diezmada la mayoría de las poblaciones, ora por la acción armada de sus soldados de fortuna y aventureros ávidos de rápida riqueza de tierras y minas, como por las barbaras condiciones de vida y trabajo a que fueron sometidas las poblaciones originarias y, aun, los millones de ninos, mujeres y hombres esclavizas traídos en galeones para largas travesías, miles de los cuales fueron lanzados por la borda de los navíos por haberse enfermado o al morir de hambre en la estrechez de las contaminadas bodegas en las que fueron transportados,

Las criminales Monarquías Europeas de Inglaterra (hoy Reino Unido de la Gran Bretaña, Gales e Irlanda del Norte), España, Holanda y Francia (hoy República Francesa), le impusieron durante mas de 300 anos, a miles de etnias, pueblos y milenarias naciones integrada por millones de seres humanos una guerra de conquista, exterminio y malvada explotación esclavista y robo de sus riquezas, sin que sus víctimas ni siquiera conocieran de su existencia como naciones ni habían los hubieran amenazado de invadir ni mucho menos, realizado ninguna acción de guerra, que les permitió un proceso acelerado de acumulación de riquezas que constituyo la base material para erigirse en el centro dominante del planeta Tierra a partir del siglo XVI y que aun aun hoy les permite seguir disfrutando de los beneficios de su empresa criminal, mientras los pueblos oprimidos, a quienes lo se les permitió lo necesario para la sobre vivencia, viven la vergüenza de su pasado esclavizado, las penurias de su atraso económico, las carencias de su vida social y cultural e, incluso, siguen sometidos a diversas formas de eslavismo político mediante sistemas de gobiernos autónomos pero bajo la égida de la vieja potencia colonial que, de esa manera perpetua su largo expediente criminal de conquistador.

Ha sido esta memoria colectiva grabada en mente y corazones de parte importante de los pueblos del Caribe Oriental la que permitió que, en la 34o. Cumbre de Jefes de Estado y de Gobiernos de la CARICOM, celebrada en el mes de Julio del ano 2013, en la ciudad de Trinidad, República de Trinidad y Tobago, se abordara nuevamente, después del fracasado intento realizado en la Conferencias Internacional Contra el Racismo, de la ONU, celebrada en la ciudad de Durban, República de Sudafricana, el tema de la Justicia y la Reparación como obligación moral, política y jurídica de las potencias coloniales y esclavistas europeas frente a las pueblos víctimas del genocidio, el eslavismo y la explotación colonial, siendo el Primer Ministro de San Vicente y las Granadinas, doctor Raplh Everar Gonsalves, la voz que presentara la propuesta de una Iniciativa por la Justicia y la Reparación para los pueblos del Caribe víctimas de la colonizaron, la esclavización y del sistema explotador colonial impuesto por Inglaterra (Gran Bretaña), España, Francia y Holanda, lo cual constituye la causa principal del estado de atraso económico y social de esos pueblos.

La Iniciativa por la Justicia y la Reparación de los pueblos integrantes de la CARICOM, la cual cuenta con el apoyo solidario delos Estados Miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA, es una propuesta colectiva impulsada por una Comisión de Alto Nivel presidida por el doctor Ralph Gonsalvese integrada por juristas, académicos e intelectuales de la región que tiene por objeto presentar ante los gobiernos de las potencias coloniales un pliego conciliador de denuncias y solicitudes de reparaciones morales, políticas y económicas en favor de los pueblos de la región pero, en el caso de que se negaran a atender las peticiones [presentadas por los gobiernos caribeños, entonces podrán concurrir ante el Tribunal Internacional de Justicia, de la ONU, con sede en a Haya, con el fin de reclamar jurisdiccionalmente lo que por Derecho y Justicia le corresponde como reparaciones, en tanto poblaciones herederas civiles y morales de los danos ocasionados por la colonizaron y la explotación esclavista.

Como parte de esta campana, diversas organizaciones sociales de la población de krioll (afrodecendientes), garifunas (blackcarib), mayas, indios (indiodescendientes) y mestizos y, la Belizian Natinal Trade Union (Central Sindical) y personalidades académicas y del mundo cultural de Belize se reunieron este viernes 10 de Octubre de 2014, en el auditorio Jaguar de la Universidad de Belize, ubicada en Belmopan, capital de Belize, con el fin de unir sus voluntades de apoyo a la Iniciativa por la Justicia y la Reparación de los gobiernos de la CARICOM, confirmando el derecho que tienen todos los pueblos del Caribe sometidos a la dominación colonial y la explotación esclavista a ser indemnizados por los danos pasados, presentes y futuros causados por esta barbara acción perpetrada por las potencias coloniales y en particular, en la responsabilidad que tiene hoy el Reino de España y el Reino Unido de la Gran Bretona, Gales e Irlanda del Norte, sucesora y beneficiaria del Imperio de Inglaterra, por la campana de genocidio y culturicidio desarrollada durante mas de 300 anos en contra de los pueblos mayas originarios de Belize y las poblaciones esclavizadas y colonizadas de africanos que aun viven la tragedia de su sometimiento a las barbaras condiciones de vida y de trabajo, el robo de sus riquezas naturales y culturales y el atraso económico, social y cutklruakl que ese sistema produce en el seno del pueblo belizeno.

Este esfuerzo de gobierno y movimientos sociales, al cual se incorporan los sectores progresistas de la intelectualidad, los académicos y los artistas populares de la región del Caribe, confirman que la larga noche del genocidio europeo en América no ha sido cerrado ni se cerrara sin que los Estados coloniales asuman su responsabilidad en esta tragedia humanitaria, ofrezcan disculpas por sus crímenes de Lesa Humanidad e indemnicen colectivamente a los pueblos víctimas de sus fechorías.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1210 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a196652.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO