Con la ayuda de la Reina Sofía

Bilderberger “abdicó” al Rey Juan Carlos

Juan Carlos, el ex Rey de España es miembro del Club Bildeberger, y en la reunión de esta élite en Dinamarca fue donde se planteó su abdicación a favor de su hijo Felipe. Esa abdicación no es casual. Es impuesta. Además ya el Rey estaba muy rallado con el peo de los elefantes blancos y el rollo de corrupción del marido de su Infanta. Su almanaque. El chasis doblado y las abolladuras de su carrocería nada tuvieron que ver con su salida abrupta de la Zarzuela. No. Nada de eso. Fue una orden del Club Bildeberger. Y punto.

En la red, el periodista-escritor Daniel Estulín, de origen ruso - y quien escribe y habla muy bien el español -, describe con amplitud y maestría las razones del tan cacareado especuezamiento rea. Veamos:

“Si bien la posibilidad de la renuncia de Juan Carlos era desde hace tiempo un secreto a voces en España, fue la reunión del Club Bilderberger en Dinamarca la que terminó por bajarle el pulgar al monarca que desde hace décadas alternaba sus correrías con el papel de lobista todoterreno de las empresas y los intereses españoles. Bastaba que el rey levantara el teléfono y se comunicara con algún compañero de juerga de las petromonarquías del Golfo, para que España tuviera asegurado todo el combustible que necesitaba su capitalismo tardío. Acaso ¿no llamó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para terciar en favor de Repsol ante la inminente reestatización de YPF? Basta recordar el "¿Por qué no te callas?" a Hugo Chávez para entender qué papel jugaba el monarca en este lado del Atlántico”.

“Además de la embajada norteamericana en Madrid, que no ocultaba su preocupación por el desgaste de la clase política y la Casa Real, sacudidas por una seguidilla de escándalos de corrupción, uno de los brazos ejecutores de esta conspiración palaciega fue la propia reina Sofía. El domingo retornó del encuentro de poderosos en Dinamarca y el lunes precipitó la caída de su marido”” .

El ex Rey Juan Carlos es miembro del Club Bildeberger, élite económica de poderosos tentáculos que se creen dueños del planeta y que designan presidentes y tumban gobiernos democráticos si no responden a sus intereses. Entre sus miembros se cuentan las empresas transnacionales, los ricachones de EEUU y de Europa, el Fondo Monetario Internacional, la OTAN. Estulín lo ha estudiado a fondo y hasta escribió un libro titulado Club Bildeberger, que no tiene desperdicio. Cómo será el poder de este clan que Estulín dice que medicamentos que curan enfermedades mortales como el Sida y todo tipo de cáncer se encuentran en sus laboratorios porque compraron las fórmulas y no se encuentran en el mercado porque sería un duro golpe para la industria farmacológica, uno de los filones de tan terrible y temible grupo económico y financiero.

Ahora fíjense ustedes de que manera impacta al pueblo de España el anuncio de la Abdicación del Rey Juan Carlos:

Diversos colectivos ciudadanos están convocando ya concentraciones en las principales plazas de las grandes ciudades como Sol en Madrid, Plaza Catalunya en Barcelona y la del Ayuntamiento en Valencia para las ocho de la noche. A través de las redes sociales, los llamamientos a protestar exigiendo una consulta ciudadana van encabezados con hashtags como “Felipe no será rey” o “Referendum ya”

Ahora vean la posición de los intelectuales:

Decenas de intelectuales españoles pidieron este miércoles un referendo para que España pueda decidir entre la monarquía o una República. “Llegó el momento en que los españoles decidan en plena libertad el régimen que desean para el país”, manifestaron a través de un comunicado los artistas Rosa Regás, Ángel Viñas, Ignacio Ramonet, Isaac Rosa y Vicenc Navarro, integrantes del Manifiesto Intelectuales por la III República.

El conocido periodista español, José Oneto, escribe en República. Com: “El encabezamiento que este miércoles hace de lo que está ocurriendo en España es de por sí significativo, según la versión de Le Monde: La abdicación del rey de España, Juan Carlos I, en favor de su hijo Felipe parece una maniobra de última oportunidad para intentar salvar un sistema político en quiebra. No es del todo una sorpresa. Sin duda, Juan Carlos siempre había dicho que moriría con la corona sobre la cabeza. Pero la crisis institucional que atraviesa el país se ha agravado tanto estos tres últimos años, que el traspaso de poder a su hijo se había evocado estos últimos meses – incluso por los defensores de la institución monárquica – como una solución razonable para intentar salvarla. Cuando además, con la crisis económica, otras muchas cosas habían entrado en crisis.

Cerrando. Una de las pancartas en la protesta del pueblo español por los alrededores de la Puerta del Sol, en Madrid, decía: “LOS BORBONES A LAS ELECCIONES. Jefes por urnas, no por cunas. En privilegios por nacer es estúpido creer.

En pocas palabras. Al Rey Juan Carlos, el club Bilderberger y su mujer, la Reina Sofía, le dieron de patadas por el trasero. Pero eso ni poelcarajo lo publica la prensa occidental. Claro. Porque sería un autopajazo. O un autogol.

TINTERO

CONATEL debe meterle ojo clínico a la cuña de cauchos “brigston”. La bicha es un elogio al terrorismo y lo hacen con el mayor descaro y sin importarle un carajo la Ley Resorte. Cómo es verdad que La Canalla Mediática, en su empeño por joder a la Revolución Bolivariana de Venezuela y al hijo de Chávez, Presidente Nicolás Maduro, no se para en capítulo. Por lo mismo no me sorprende que apliquen una en la inauguración del Mundial de Brasil. Así que CONATEL a meterle el ojo a esa cuña.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2312 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: