Guerras y crisis económicas, armas del imperialismo global

La estrategia de los EEUU de generar guerras en cualquier parte de globo y aún más si estas mismas, amenazan a los vecinos menos deseados del imperialismo; tienen un fin mucho más importante que el territorial, y este es, el dominio financiero no de un país si no del mundo. Claro está que la monedad predominante es el dólar pero este cada vez más pierde terreno ante los gigantes China y Rusia, estos como integrantes del BRICS tienden a estrechar lazos económicos que le permitan una alternativa viable ante el gran fiasco que le puede venir al imperialismo norteamericano y sus esbirros europeos, la crisis que se les avecina viene dada por la gran venta de bonos estadounidenses realizada por china, lo que estremecería el tesoro de los EEUU y su bolsa de valores. El descalabro de la potencia imperial y la unión europea de generar sanciones contra un país que ha sido el garante de la estabilidad mundial en los últimos dos años es el más grande desespero estratégico ya que Rusia nos es siria ni libia. Rusia posee miles de cabezas nucleares capaz de detener cualquier acción y dejar que las amenazas vociferadas por los EEUU se queden en simple retórica de micrófonos.

Las “sanciones” impuestas por la Unión Europea en contra de Moscú dejan ver claramente el desespero en que ha caído lo que una vez fue el flamante continente invasor y colonizador. El asomo de que Ucrania se adhiera a la OTAN es un mensaje militarista que le permite ganar tiempo a los Estados Unidos y sus satélites europeos y así medir la reacción del coloso asiático y del coloso europeo. Claro está que todas estas acciones acompañadas con movimiento y fortalecimiento militar en todo el mundo crea una alternativa que nunca ha sido descartada por el imperialismo y es la de generar la última gran guerra, no sin antes incendiar estratégicamente el mundo.

La economía estadounidense cada vez más reduce el gasto público y baja la estimulación económica interna, lo que seguirá conllevado a aumentar el desempleo y realizar recortes perjudicando así a millones de trabajadores que ya no tendrán como sobrevivir convirtiéndolos en cesantes; estas acciones políticas orientadas por las trasnacionales globales que gobiernan la economía mundial apuntaran hacia países que siguen sus doctrinas económicas pero que en el fondo le permitirá al pulpo capitalista generar sus propias medidas a costa de millones de esclavos. Una segunda crisis en el seno del capitalismo mundial traería como consecuencia un nuevo orden económico mundial y este estaría regido por China y Rusia por lo cual Washington no estaría dispuesto a permitirlo y dado a esto generaría una decena de guerras que permitirían controlar ciertos recursos que son apto para que el capitalismo asesino sobreviva y se mantenga con vida.

Ante todo este desorden que va a generar el capitalismo, a los pueblos del mundo no les queda otra vía si no la de generar alianzas concretas que les permita establecer un muro ante las políticas imperiales y así mismo fortalecer las relaciones ya hechas con los países que presenten una alternativa al dominio global y enfoquen al ser humano como especie en peligro de extinción ante la voracidad de las trasnacionales mundiales que rigen los designios de la economía mundial.

ramos.oglis19@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1250 veces.



Oglis Ramos

Luchador revolucionario-militante del coletivo pueblo rebelde. Graduado en geografía e historia. Colaborador de diversos medios europeos tales como el Diario Octubre y Diario Unidad de España.

 ramos.oglis19@gmail.com

Visite el perfil de Oglis Ramos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: