El Mandela que yo conocí, el Mandela que a mí me inspiró

Mi primer conocimiento sobre Nelson Rolilla Mandela se produjo en el “Encuentro mundial por la Paz, el Desarme y la vida” realizado en la Ciudad de Mérida en el año 1988, en ese entonces era yo un joven estudiante de Ciencias Sociales de la Facultad de Educación en la Universidad de Carabobo. Fue en ese evento que comprendí las luchas que se libraban en el Sur de África por alcanzar la independencia definitiva de los territorios de Namibia, Sudáfrica y Angola. Fue allí que también comprendí que Fidel Castro era el líder más consecuente que existía para el momento en los países del mal llamado “tercer mundo”.

Compartiendo con activistas venezolanos, namibios, sudafricanos y angoleños,supe que Mandela Había sido condenado a cadena perpetua en 1963 por el “delito” de luchar contra el “sistema de desarrollo separado de las razas” como llamaba la élite “Afrikáner” al infierno del “Apartheid”.

Luego del Encuentro de Mérida me sumé de inmediato a las distintas iniciativas que a nivel nacional se producían por la liberación de Nelson Mandela, allí fuimos estudiando sus posiciones frente a los opresores, allí conocí a un hombre que luchaba por la dignidad humana, reivindicando el legítimo derecho al uso de las armas para transformar la sociedad, el Mandela que yo conocí fue el que creó la “Lanza de la Nación” como brazo armado del “Congreso Nacional Africano” y que estableció alianzas estratégicas con diversos Partidos Comunistas de África y otras partes del mundo

El Mandela que a mí me inspiró fue el que denunció la doble moral de Europa, Japón y EEUU que mientras decían boicotear al régimen racista de Sudáfrica, mantenían cuantiosos negocios bélicos que convirtieron al ejercito racista y asesino de Sudáfrica en el 6to ejército más poderoso del mundo.

Nelson Mandela se convirtió en motivo de inspiración para miles de personas alrededor del mundo que generamos distintas formas de solidaridad con la lucha del pueblo sudafricano, un pueblo que durante más de 400 años no tuvo acceso a las enormes riquezas minerales (Sudáfrica es el 1er productor mundial de oro y de diamantes) que solo enriquecieron a Inglaterra, Holanda, Alemania y a los colonos que estos países dejaron en esa tierra africana.

El Mandela al que yo admiro es al que, en alianza con la Revolución cubana, el MPLA angoleño y la SWAPO namibia supo coordinar la fuerzas para lograr la victoria memorable en la batalla de Cuito Cuanabale que marcó un hito en la lucha contra la “hegemonía blanca” en Sudáfrica.

El Nelson Mandela que haré perdurar en mi corazón, es el que convirtió a la Cuba solidaria en el primer país que visitó luego de su salida de la cárcel en 1990, y fue capaz de reconocer que sin el liderazgo de Fidel Castro, Sudáfrica, Namibia y Angola jamás hubiesen alcanzado su libertad.

Es el Mandela que vino a Valencia en Julio de 1991 a recibir el “Doctorado Honoris Causa” que le había concedido la Universidad de Carabobo un tiempo atrás, es el Mandela que se fundió en un abrazo amoroso con este servidor y otros dirigentes estudiantiles de la FCU.

El Mandela que recordaré por siempre no tiene nada que ver con la mafia de la FIFA y el mundial de futbol del 2010 que hizo estadios majestuosos y escondió a los miles de sudafricanos que no forman parte de la élite y sufren las consecuencias de vivir en el país más desigual del mundo.

El Mandela que siempre recordare fue el que me hizo incursionar en el estudio de mi orgullo africano, con mi orgullo afrodescendiente.

Mi Mandela no tiene nada que ver con la hipocresía descomunal con que fue tratado Madiba en los últimos años de su vida, no comulga con la estructura social racista que se mantiene casi intacta en Sudáfrica y que pretenden vendernos como ejemplo de reconciliación.

Nelson Mandela se ganó su lugar en la historia, pero su lucha no tiene nada que ver con los miles de hipócritas que ahora se han movido (con honrosas excepciones como los países de la ALBA) de todas partes del mundo para acompañar su funeral





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1380 veces.



Enrique Arrieta Chourio

Militante de la Red de Organizaciones Afrovenezolanas y vicepresidente del Consejo Nacional para el Desarrollo de las Comunidades Afrovenezolanas.

 enriquearrieta@gmail.com      @ArrietaChourio

Visite el perfil de Enrique Arrieta Chourio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: