Bifurcación del mediatismo en USA

Estados Unidos de Norteamérica viene actuando de una manera extraterritorial desde hace diez,(10) años para incidir sobre territorios necesarios para su control en la explotación de minerales y dominio humano. A través de ONGs, como de recursos humanos, una élite trata por todos los medios posibles de justificar una creencia lanzada hacia un territorio especifico y, en poco tiempo busca expresar su dominio sobre la conciencia de cada individuo que tiene fijada su residencia en esa comunidad. La idea es privar al Estado de su mejor recurso, el ser humano. Uno de los asesores de guerra a la conciencia del abogado Barack Obama se hace llamar Brezezinski y, uno de sus fines es aterrorizar y meterle miedo a la población sobre escenarios de guerra.

La crisis imperialista llega a fondo y parece irreversible la desaceleración económica propiciada por los repúblicanos, nadie puede cambiar esta tendencia histórica. Los presidentes estadounidenses vienen creando flujos de contración y crisis a la población residente en ese país norteño. Sobretodo, a los latinos e hispanos. Esto, viene desde el año 1973, pero, la avarienta burguesía aceleró este proceso desde el 2008, ante la falla de la derecha venezolana en el 2002, de allí, hacia adelante la coyuntura actual de USA es de linea militar para declararle la guerra a los pueblos.

Para entender esta situación, hay que tener una visión muy amplia de lo que es la actual geopolítica mundial, las contradicciones interimperialistas han obligado a China y Rusia desde finales de 2011 a tener una reacción político- militar. Ante su estancamiento en norteamérica y europa, los chinos han visto a Latinoamérica como un punto de apoyo para romper con la burguesía financiera, que, es usurera como baja.

La OTAN, ha estado tensionando muy fuertemente contra Rusia, pués, ahora desea absorber a Suecia, Finlandia, Noruega, Ucrania y Georgia. El objetivo es netamente criminal y, es una tipica caracteristica del verdadero terrorismo. Los norteamericanos, no tienen respeto básico por la vida humana y, no merece simpatía ni tolerancia alguna.

Esta guerra psicológica, sobre nuestro país es una verdadera tormenta con un aciquate silencioso hacia nuestra economía. Utilizando micropartidos, la casa federal de Estados Unidos busca imperiosamente neutralizar o callar a las mayorías. Esta guerra psicológica se disimula bajo señuelos o falsos positivos. Ahora, nos quieren inculpar que poseemos narcóticos, cuando acá, no sembramos, ni procesamos drogas alucinogénas, que, tienen su base en los cultivos.

Es una sucesión de momentos que discrimina la voluntad del pueblo, donde algunos tienen una caracterología individualista. Abrieron, opiniones adversas hacia las fuentes energéticas y, luego se trasladaron a opinar sobre el desabastecimiento, pronto vendrán por la fiscal. Todos andan como el demonio para frenar a Venezuela de su ejercicio democrático, la derecha busca un gran aliado como es el poder. Basta ir a los mercados para observar como los ciudadanos tienen que verle los colmillos a ésta guerra mediática y psicológica.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1123 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a174568.htmlCd0NV CAC = Y co = US