Vigencia de Bolívar

Levantar las banderas de libertad, al Sur

El aprendizaje político en América Latina ha sido muy dificil, algunos lo vienen planteando a largo plazo, pero, esta acción estará predeterminada por la presencia estadounidense de sus cvasi noventa bases(90) militares diseminadas por todo este vasto territorio indigena que nos llevó a una situación hibrida entre el agua, la naturaleza y su tierra, la cual es rica minerales. Pero, también dos hombres recorrieron su espacio en la búsqueda de una promesa compartida y equilibrada entre Libertadores e indigenas, me refiero a Simón Bolivar y Hugo Chávez Frías. La idea era darnos una fórmula de estabilidad política e ideológica que nos llevara a resultados concretos y tangibles para darle mayor seguridad a su Proyecto Bolivariano y la supervivencia de un régimen civicco- militar que neutralizaria el apoyo de los antiguos colonizadores y, ahora quienes representan el autoritarismo imperial.

Hasta ahora, existe un escenario de observación intervencionista que posee su peso de reglas, instituciones y procedimientos para neutralizar la democracia socialista y, donde su literatura mediática es un concepto político para crear confusiones sobre el destino de los ciudadanos en nuestro Continente. Las bases militares acantonadas en Surámerica constituyen una magnitud explicativa de lo que es verdaderamente el terrorismo, utilizando la violencia anómica entre losd pueblos para amparar el hampa, narcotráfico, como una manera legitima de destabilización de una república. De esta manera, se provocarían estallidos sociales, donde la memoria de las élites estarian presentes.

Estados Unidos, cuenta con agentes expertos en direccionar disputas políticas, sin importarle la legitimidad de todos los grupos políticos, su único interés es avanzar, bajo un compromiso común y recurrir a la fuerza en un momento dado para obtener el poder.

La extraña definición de las últimas elecciones norteamericanas, abre un importante espacio de debate para el mejoramiento de las tecnicas de guerra y la inoculación de virus en los principales dirigentes y líderes latinoamericanos, armas que vienen desarrollandose y evolucionando a la perfección, tras treinta y cinco,( 35) años de estudio y de experiencia con grupos humanos, como sucedió en el Salvador y en otro término como le arrebató a Colombia un trozo de espacio territorial llamado Pánama. Su interés es mantener la exclusión y legitimar las formas de control social en países latinos, donde la derecha maneja alternativas antidemocraticas.. Pero, ya hay un presente y el Continente ya empieza a rugir, aunque Brasil debe anclar su ambigüedad filósofica y marchar hacia una unidad clasista porque es la nación más rodeada por bases norteamericanas de carácter militar y científicas, es decir, cada soldado aparte de su militancia vocacional es un profesional en biologia, quimica, laboratorista, zootécnico, aviador y psiquicos- videntes.

La suerte o el fracaso están dados, hoy, Egipto está desestabilizado. Siria por igual, ya Libia esta bajo su control, les interesa el Canal de Suez. Vendrán en poco tiempo, agitando Latinoamerica para llevarnos al colonialismo. Nuestros territorios agricolas lo vienen interviniendo de una manera pausada, obligando a los campesinos a un emigrado rural que pasa a vivir en los cordones de miseria de las grandes ciudades. Estos ciudadanos, que compran parcelas e invaden terrenos productivos poseen variados signos ideológicos y de contenidos antidemocráticos y antisocialistas. Allí, se originan nuevas formas de autoritarismos, estímulados por organizaciones de sentimientos antisistema y agentes encubiertos.

En Egipto, los norteamericanos, utilizaron militares preparados en sus academias e introdujeron el concepto religión para confundir a los mulsumanes y establecer un alcance de objetivos, el Canal de Suez. Necesitan llegar a Mongolia y al Oriente por el Mediterráneo y este paso. Luego, llevar a sus colonias, agua fresca, petróleo y gas.

La Armada de Estados Unidos desea tener control sobre Latinoámerica, como en el pasado. Desean los armadores eligir el campo de batalla y posesionarse de nuestras tierras. Es cuestión de tiempo, debemos, mojar nuestras camas y estudiar historia, asumir con conciencia nuestro espacio, buscando unidad y un conocimiento de la realidad.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1164 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a172070.htmlCd0NV CAC = Y co = US