El escándalo de la nobleza y sus súbditos latinos

El pueblo español se encuentra encrespado en contra de los caradura que ejercen el gobierno, cuya olla podrida ha sido destapada y ha chispoteado desde el Rey mata elefantes, hasta sus más conspicuos súbditos, que hoy día sienten el látigo de la protesta callejeras, que les insta a renunciar, a dejar el poder y ponerse a derecho para que la justicia les cobre todas sus felonías.
La llamada nobleza española y su entorno está envuelta en un escándalo que ya lleva más dos años montado en la cresta de la ola comunicacional. Primero fue el heredero de Francisco Franco, el Rey Juan Carlos, o Rey Mata elefantes, que se vio envuelto en un deslesnable escándalo de corrupción y de crueldad, cuando quedó al descubierto que cancelaba millonarias sumas en euros a mandatarios africanos, para que le permitieran asesinar a pacíficos elefantes, como una práctica de diversión, para drenar el estrés. Luego vino la infante con su esposo, el futbolista que le anotó un gol, al tesoro público español y ahora se encuentra bajo custodia y su esposa bailando en la cuerda floja, porque nadie se come el cuento que nada sabía sobre las travesuras financieras de su consorte.
Por si fuese poco vino la guinda que le faltaba al cocktail, con Don Mariano Rajoy y su pandilla de PP, que han desatado el escándalo mas grande y vergonzoso de corrupción que se conoce, desde la muerte del Caudillo de España por la Gracia de Dios, que cometía toda clase de tropelías, pero que nadie podía ni siquiera comentar, porque hasta el presente está prohibido investigarlas, sino que le pregunten al Juez Garzón.
Desde la caída de la República la burguesía española, junto a sus monarcas se ha convertido en el azote del pueblo, que con estoicismo ha soportado la pesada carga que representa un gobierno bajo la tutela del Fondo Monetario Internacional, que ha expropiado hasta el modo de andar de los españoles, al punto que una ola de suicidios ha marcado el fracaso de la administración, debido al impacto del paquetazo neoliberal, está dejando hasta sin vivienda a la clase media.
Rajoy, con su cara dura ha salido a jurar en público que su partido el PP jamás tuvo contabilidad paralela y que su error estuvo en darle su confianza a quien no se la merece. Pero paralelamente, la prensa derechista, pero que no puede ocultar el hedor de la olla destapada, publicaba desplegados en sus primera páginas las pruebas de las sumas de dinero recibidas de manera ilegítima, de manos del administrador del Partido Popular.
La desesperación de los corruptos del PP y de la corona, llega al límite, pues en las calles de las principales ciudades de España, las manifestaciones y los calificativo son cada dia mas duros y no quieren sino la renuncia del actual gobierno.
El pueblo español tiene toda la razón al rebelarse, puesto que el gobierno del señor Rajoy, lo ha llevado a la quiebra y a situación de calle a miles de ciudadanos, que hasta que llegó el Fondo Monetario Internacional y la señora Ángela Merkel, con sus recetas, llevaban una vida digna y tranquila, que se vio inesperadamente interrumpida, con los embargos y recorte de salarios y pensiones, para obtener los recursos empleados en el salvataje de la banca expoliadora y seguir soportando los ingentes gastos de la corona corrupta.
En este ejemplo deben mirarse quienes siguen a la derecha venezolana, encabezada por el triple derrotado candidato sempiterno, Henrique Capriles Radonsky, súbdito de Juan Carlos y Mariano Rajoy, de quienes recibe apoyo financiero e ideológico: recordarán los lectores un artículo que escribimos en este mismo portal: “La MUD una franquicia contra la patria”, donde expusimos al desnudo las andanzas de estos infelices, arrastrándose a los pies de senadores de Rajoy y buscando entrevistas con su Rey y su Jefe Mariano Rajoy, para rendirles cuentas de sus actividades en el país y sobre la situación política, que les amenaza. En esos días el abanderado había dicho públicamente que estaban realizando colectas públicas para financiar la costosa campaña, sin embargo en esa oportunidad se alojaron en el hotel de mayor abolengo en Madrid.

Pareciera que el cordón umbilical que une a los corruptos del viejo continente y de Venezuela es más fuerte que la soga, porque estira y no se revienta, es así como vemos a los súbditos de Juan Carlos y Rajoy, más enlodados que puerca en el mes de mayo.
Hace escasos seis días le allanaron la inmunidad parlamentaria al ciudadano Richard Mardo, por estar emulando a su maestro Rajoy, y Juan Carlos Caldera de la misma tolda amarilla, está en salsa por similares prácticas, como se ve los océanos de por medio no son obstáculos para que funcionen los mecanismos que unen sus proyectos de vida.
La filosofía y la praxis que une a la derecha mundial, es la misma en todas las latitudes, corrupción, represión, crimen y el accionar en las sombras. Pero lo más curioso es que tampoco evoluciona, porque a los nobles españoles los encontramos en pleno siglo XXI, con las mismas prácticas que trajeron al nuevo mundo en el siglo XV, de donde hasta la mierda de los guanos se robaron en la región del alto Perú. Igualmente nos encontramos con la derecha venezolana, que a estas alturas continúa con las mismas prácticas de los gobiernos de la burguesía que comenzaron a mediados del siglo XIX, luego de la muerte del Libertador Simón Bolívar, el 17 de diciembre de 1830.
Con razón el gobernador virtual de Miranda y triple derrotado electoralmente en menos de un año, de España se fue a Chile a buscar los consejeros del tristemente célebre Augusto Pinochet, el Franco de Chile y a Perú a los compinches de Fujimori, porque, es que como reza un refrán criollo, “Los burros se buscan pa' rascarse” y es lo que refleja el escándalo de la nobleza y sus súbditos latinos.
Periodista*
CNP 2414 cd2620@gmail.com.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1815 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: