Foro Social Mundial 2005

Este 30 de enero se estarán cumpliendo 8 años del discurso del Presidente Hugo Chávez en la clausura del Foro Social Mundial del año 2005 realizado en la ciudad brasilera de Porto Alegre en donde el líder del proceso bolivariano habló de la necesidad de trascender al capitalismo a través del socialismo.

Es necesario aprovechar esta fecha en 2013 para mirar en retrospectiva, y con la mayor objetividad posible, que pasos se han dado en estos 8 años, y cuales faltan, para hacer realidad esa intención del 2005; circunstancia que amerita una necesaria revisión no solo práctica sino también teórica; siempre es necesario recordar que la praxis es unidad dialéctica de lo teórico y lo práctico.

Una de las mayores carencias para la profundización del proceso bolivariano en la perspectiva anunciada en 2005 radica en la falta de definición clara de los objetivos tácticos de esa meta histórica de liberación social, existe una confusión casi generalizada sobre conceptos básicos referidos al socialismo y un afán ultra venezolanista que nos ha llevado al desprecio por la historia de construcción revolucionaria de otros pueblos obviando que el socialismo científico establece muy claramente la necesidad de contemplar las características particulares de una sociedad concreta pero que esto no obvia leyes objetivas y generales de toda formación socioeconómica; Venezuela es un país con características específicas (como todos los países) pero no somos un “sistema aislado”.

Precisamente en el 60° aniversario de la revolución bolchevique y de la construcción del primer Estado Socialista, importante experiencia histórica llena de ricos aciertos y grandes errores necesarios de estudiar desde una posición auténticamente revolucionaria y no desde el prisma de las tergiversaciones burguesas, S.V. Alexandrov, Jefe de Sector del Instituto de Marxismo-Leninismo del PCUS nos recordaba en un trabajo titulado “El gran octubre: Leyes objetivas de la revolución socialista y su significación internacional” que “La revolución socialista tiene por base factores socioeconómicos y políticos comunes en principio a todos los países y por ello la vía al socialismo se caracteriza por una serie de leyes objetivas fundamentales. Al propio tiempo en el paso revolucionario del capitalismo al socialismo de una nación marcan una impronta las diferencias existentes en el nivel de desarrollo socioeconómico, el grado desigual de madurez de los factores objetivos y subjetivos de la revolución, las diversas particularidades históricas y nacionales de cada país. Estas y otras circunstancias inciden en la forma en que se manifiestan las leyes generales. Por lo tanto toda revolución socialista aparece en las condiciones concretas como unidad dialéctica de lo general y lo particular”.

Es urgente la realización de estudios avanzados y profundos sobre la realidad económica, política y social venezolana para determinar con precisión las decisiones y acciones políticas encaminadas a iniciar la construcción del socialismo en Venezuela, es innegable que han habido planes y propuestas del Presidente Chávez y del gobierno nacional útiles e interesantes los cuales de tener un mejor nivel de implementación concreta podrían ser inicio de la transformación revolucionaria de nuestras relaciones de producción; sin embargo, seguimos arrastrando serias desviaciones como la permanencia de un estado burgués fuerte, la negativa a la construcción de una dirección colectiva, la confusión y el diversionismo ideológico y otras taras necesarias de superar en el mediano plazo; por ejemplo el Plan Patria (segundo Plan Socialista de la Nación) merece un estudio detallado para determinar fortalezas y debilidades.

Uno de los factores más favorables a ese sueño compartido por millones y anunciado por el Presidente Chávez en 2005 es la ratificación de nuestra soberanía y la lucha antiimperialista como necesidad de nuestra realidad nacional para avanzar al socialismo.

El socialismo debe convertirse en una realidad concreta.

Para que el socialismo se haga una realidad concreta es realmente inaplazable abordar el trascendental tema del poder hegemónico de la clase y capas sociales interesadas objetiva y subjetivamente en la transformación revolucionaria, el cual no puede ser despachado aduciendo que las necesarias precisiones que impone, como siempre, nuestra realidad concreta son suficientes, solo porque así lo determina el oportunismo, para desbaratar toda una argumentación científica social comprobada en la compleja realidad y que está a disposición de todo el movimiento revolucionario internacional como acumulado histórico que algunos desprecian.

Otra tarea pendiente es desechar el utopismo que hace creer que sí es posible la transformación revolucionaria de la sociedad sin cambiar las relaciones de producción y que un estado capitalista altamente burocratizado como el nuestro será la “vanguardia” de la revolución socialista; por eso es bueno hacer caracterizaciones correctas y precisas de los momentos políticos, de las fuerzas en pugna y de la línea correcta para no llamarse a engaños y para no repertirlos ya que estas cosas pueden conducir a derrotas muy caras al proceso revolucionario, los comunistas, basados en un amplio y colectivo análisis de la situación, hemos sido insistentes en caracterizar al proceso bolivariano como un proceso de liberación nacional con perspectivas socialistas si somos capaces de cumplir con algunas premisas que forman parte de la esencia revolucionaria.

Una de las propuestas y dinámicas más importantes que han apuntado durante este tiempo a quebrar las relaciones de producción típicamente capitalistas por unas al menos más democráticas, amparadas en la participación y el protagonismo contenido en la CRBV que abra cauce a este tipo de experiencias, es la conformación de Consejos de Trabajadores y Trabajadoras en los centros trabajos; sin embargo, tal y como es de esperarse, el estado burgués en general no solo ha boicoteado la iniciativa sino que en algunos casos se ha convertido en perseguidor de este tipo de experiencia que apunta al cambio transicional del Uno de los retos más importantes del proceso bolivariano hoy, junto a la necesidad de la conformación de una dirección política colectiva del proceso revolucionario, con el liderazgo del Presidente Chávez, es precisamente plantearse con absoluta sinceridad y profundidad la necesidad de su profundización la cual implica de manera inequívoca la transformación dialéctica de la liberación nacional (o más exactamente del grado de liberación nacional alcanzado hasta ahora, para mi nada despreciable) en liberación social; es decir, en construcción concreta de al menos rasgos del socialismo.

Estas son apenas algunas consideraciones del basto y complejo debate que debe ser fundación del plan hacia esa meta del proceso bolivariano anunciada desde el año 2005 por el propio líder de esta etapa tan importante del largo y difícil camino revolucionario venezolano y continental.

No son pocas las conquistas sociales y políticas en estos 8 años transcurridos desde aquel discurso en Porto Alegre, el avance en el planteamiento histórico necesario del antiimperialismo, la unidad latinoamericana en torno a claros objetivos de independencia, el esfuerzo en diseñar y ejecutar planes de gobierno que apuntan a transformaciones significativas de la lógica de la producción capitalista periférica de nuestra económica y muchos otros factores que hacen del proceso bolivariano una etapa que viene cumpliendo con importantes pasos para poder plantearnos estadios superiores, pero todo ese esfuerzo podría perderse, al menos para la consecución de la estrategia socialista, sino asumimos urgentemente el debate, las decisiones y las acciones para la transformación radical de nuestra economía y del basamento que constituye las relaciones de producción capitalistas intactas hasta ahora.

Como bien dijo el Presidente Chávez aquel 30 de enero de 2005: “al capitalismo hay que trascenderlo con el socialismo”


Militante del PCV

@edgarmelendez79


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2952 veces.



Edgar Meléndez


Visite el perfil de Edgar Meléndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: