El holocausto de la población europea

   No hace mucho en un corto artículo publicado en esta misma página titulado “Juicio Universal al Neoliberalismo, en el que decíamos lo siguiente: “En vista de los terribles estragos que el neoliberalismos y sus perversos oficiantes vienen causando en el mundo. Y en vista, asimismo, de las no menos terribles calamidades que este modelo criminal y nefasto provoca, como la muerte lenta por hambre y desnutrición de millones de personas en el planeta, y eso, sin tomar en cuenta las otras lacras y perversiones que también a la misma escala es capaz de producir, tales como la marginalidad, la prostitución y la delincuencia, proponemos lo siguiente: primero, que en todos los foros y congresos de signo progresista que se realicen en el mundo, se declare al modelo neoliberal, inagotable generador de miseria, como contrario a la vida de los seres humanos y al género al que éstos pertenecen, es decir, al género humano. 

   Segundo, que se les abra un juicio internacional tipo Nuremberg por genocidio a Obama, a ese bicho raro y antediluviano que es Rajoy, Pero también a la Merkel, a Hollande, una verdadera estafa, y a los jefes de gobierno de Italia y Grecia y demás criminales de este jaez. Las víctimas de este devastador sistema reclaman esta reparación, este gesto de solidaridad de sus congéneres del resto del mundo. Es lo mínimo que podemos y debemos hacer por ellas y por nuestra especie.              

  Pero por qué hicimos esa proposición. Sencillamente, porque formamos parte de un continente llamado humanidad. En este sentido, Jhon Donne, para expresarlo, dijo lo siguiente: “Nadie es una isla completa en sí misma; cada hombre es un pedazo de continente, una parte de la tierra. Si el mar se lleva una porción de esa tierra, todo el continente queda disminuido y queda reducido como si fuera un promontorio, o la casa de un amigo o la tuya propia. La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad. Por consiguiente, nunca debes preguntar por quién doblan las campanas, doblan por ti.

   Lamentablemente a nadie le interesó mi sugerencia; prácticamente a todos les pareció poco importante. Mucho más importante les pareció, en relación con la devastación humana que el neoliberalismo está causando en los Estados Unidos y Europa, quedarse de brazos cruzados o embebidos en sus rutinas diarias, sin mayores complicaciones. Pero el problema es que, quienes adoptaron esta cómoda actitud, viven proclamando, tal vez para estar a la moda, su rechazo en sus escritos a un sistema tan depredador como el neoliberalismo. Con ese saludo a la bandera creen  haber cumplido con su deber y de paso ganarse algunos aplausos. Pero no, no basta con referirse de vez en cuando a este problema. Es necesario, además, promover iniciativas que contribuyan a elevar la conciencia política de los pueblos y a desenmascarar a los verdaderos verdugos de la humanidad.

   Pero tal vez en el fondo de esta actitud resida la idea de que las graves dificultades por las que atraviesa en estos momentos los países desarrollados de Europa y Norteamérica sean de carácter transitorio, por lo que pasados unos dos o tres años todo volverá a la normalidad y la gente, que hoy sufre los desmanes de sus inescrupulosos gobernantes, volverá a disfrutar de las holgadas condiciones económicas que tenían antes de iniciarse la catástrofe.

      Falsa ilusión, porque como lo dijimos en un artículo anterior, esta crisis es irreversible y lo que con toda seguridad va a pasar es que dentro del tiempo señalado la calidad de vida de los europeos se esté acercando ya a la que hoy padecen algunos países africanos.  Y para los que en estos momentos estén ensayando una sonrisita irónica, les recuerdo que ya grupos de personas cada vez más numerosos se están peleando por el derecho de escarbar primero en los depósitos de desperdicios.

   Y es que como lo expresamos en ese artículo, la actual no es una crisis financiera que se resuelve con pagos de deudas, porque ese no es el problema. El problema es que quienes aparentemente están tratando de resolver la crisis, y entre ellos de una manera muy preponderante el inefable Fondo Monetario Internacional,  están agarrando el rábano por las hojas, Y lo peor es que lo están haciendo deliberadamente. Porque es mentira que ese organismo multilateral trate de resolverles los problemas a los demás países. Ese no fue el papel que los Estados Unidos, en su condición de socio mayoritario, le asignó al Fondo en el momento de su creación en Bretton Woods. El papel que se le asignó a ese ente diabólico fue, como lo afirmara u asesor del ex-presidente Lindon Jonhson, Paul  Samuelson, no sólo provocar la crisis en esos países, sino también el de aprovecharse de ella, sin importar que esas naciones se hundan junto con su pueblos, ni que se pongan a subastar, incluso, sus territorios. Eso, a los degenerados del norte les importa un coño. Y ya lo estamos viendo en Grecia, país al que le están torciendo el brazo de tal manera que para pagar parte de la deuda, ha tenido que ponerse a alquilar o vender, incluso, unos islotes que forman parte de su territorio insular. 

   Pero esta jugadita puede resultarles, como dice el dicho, peor el remedio que la enfermedad. ¿Por qué? Porque siendo la actual crisis producto de la sobre producción, los Estados Unidos lo que necesitan no son países arruinados sino mercados. Es más o menos la misma situación que vivieron al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Al término de este conflicto, los gringos se encontraron con que se había quedado prácticamente sin mercados donde colocar sus excedentes. Eso se debió a que los países de Europa, que habían sido sus principales clientes, habían quedado después de la conflagración completamente destruidos. Motivo por el cual su capacidad importadora se había reducido a cero.

   En esa oportunidad pudieron superar la emergencia gracias al Plan Marshall , cuyo crédito de 12 mil millones de dólares permitió la recuperación de esos países y, por consiguiente, de sus mercados. Hoy la situación es muy distinta, pues aquellos países que antes eran importadores netos de mercancías, hoy son productores de las mismas. Lo cual las ha convertido, en lugar de la tabla de salvación que antes fueron para la nación del norte en rivales comerciales. Lo cual constituye, junto con las naciones emergentes, la esencia del problema. La esencia del problema consiste en que hay muchos productores y pocos compradores. Así de sencillo.

  Nota: Mi propuesta de un juicio internacional al neoliberalismo no tuvo la menor acogida. Sin embargo, me queda la satisfacción de haber contribuido, pese a que nadie lo haya dicho, a que al menos en mi país, con esa iniciativa, se esté llevando al infamante banquillo de los acusados a un modelo tan depredador y criminal como el mencionado neoliberalismo y a sus inescrupulosos promotores. En este caso, al paquetazo de Capriles Radonski, que no de la MUD, porque esta cojitranca mesa no es candidata a nada. Ella puede que haya hecho elaborar tan nefasto programa de gobierno, pero no podrá aplicarlo, porque a quien le correspondería esta pestilente tareíta sería al candidato de la oposición.

   Absurdo: Algunas personas de edad avanzada se me han acercado para expresar su extrañeza en el sentido de que, en relación con las pensiones del adulto mayor, se estén prefiriendo a personas de menos edad en perjuicio de aquellas que, por tener más años, sus necesidades son todavía más perentorias y urgentes. Y no les falta razón, por cuanto la lógica indica que a mayores años, mayores son las necesidades, sobre todo en materia de salud. A juicio de estas personas se debería empezar a entregar las pensiones a partir de numeraciones de cédula más bajas e ir avanzando hacia numeraciones mayores progresivamente.

   En una de estas noches Mario Silva, en La hojilla, repitió uno de esos programas de opinión que Televén transmite todas las mañanas. En esta oportunidad entrevistaron a ese aventurero sin escrúpulos y sin principios que es Leopoldo López y su mafiosa pandilla de asaltantes que también es Primero Justicia. Allí este degenerado dio a conocer abiertamente y sin tapujos los siniestros planes que tienen preparados, los cuales se podrían sintetizar en desconocer al CNE, imponer las normas y reglamentos conforme a los cuales se desarrollaría el proceso eleccionario y proclamar ellos, por su cuenta, al ganador de los comicios, que por supuesto no podría ser otro que el esperpento del Capriles Radonski.

   Esto, desde luego, no puede sorprender a nadie, porque de quienes han participado en acciones que van desde golpes de estado hasta guarimbas criminales se puede espera todo, aun lo más repugnante y asqueroso. Pero lo que sí sorprende es que nadie de la acera de enfrente se haya dado por enterado y respondido en los términos enérgicos que esas declaraciones ameritaban. Y en especial el CNE, que es el responsable principal de que estas elecciones se realicen dentro del mayor cumplimiento de la legislación que rige la materia electoral. Hay que hacerles saber a estos bandidos que estos  comicios no son un juego de envite y azar en el que tienen cabida tahures y cuatreros.

   El martes por la noche Mario Silva reprodujo completa una entrevista que Carlos Fernández le hizo a Emeterio Gómez en su programa de la mañana en Televén.  Y qué decepción, no joda, el sujeto se le fue con la cabuya en la pata. Y eso después de imponer su opinión en el sentido de que el capitalismo no sólo es inmensamente superior al socialismo, sino que tiene asegurado un futuros aún más luminoso del que hasta ahora ha disfrutado. Y esto lo dice esta bestia inmunda cuando ante sus narices el capitalismo se está derrumbando y arrastrando al abismo a naciones y pueblos enteros. Y esa es la arrechera que da, porque habiendo tantos argumentos, miles de argumentos, con los cuales aplastar, darle contra el suelo a este miserable cretino, Mario, por su evidente incapacidad, lo tiene que dejar ir disfrutando el agradable sabor de la victoria. ¡Qué tremenda oportunidad se desperdició!

alfredoschmilinsky@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1539 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a150943.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO