La lucha por el agua y por el oro en Cajamarca (Perú)

En el departamento de Cajamarca (Kashamarca (pueblo de espinas) en
quechua), al noroeste de Perú, se libra una intensa lucha por los recursos
naturales. De un lado, los pobladores de esa región, apoyados por
organizaciones ambientalistas, luchan por la preservación del agua para
consumo humano y para actividades agrícolas; del otro lado, el gobierno
del Presidente Ollanta Humala y compañías mineras, que quieren desarrollar
el llamado proyecto Minas Conga, para explotar y obtener oro. Una lucha
que lleva ya varios meses en desarrollo, y que no cesará en el futuro
inmediato, ya que los intereses de ambos bandos parecieran ser
irreconciliables.

La defensa del recurso agua es liderizada por el gobierno regional de
Cajamarca, el Grupo de Formación e Intervención para el Desarrollo
Sostenible, el Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca y el Frente de
Defensa de los Intereses de la Región Cajamarca, quienes argumentan que el
desarrollo del proyecto Minas Conga acabaría con tres lagunas que son
fuente de vida para miles de campesinos y pobladores urbanos. Además
agregan que en la actualidad la planta de la compañía minera Yanacocha,
propiedad del consorcio internacional Newmont Mining Corporation, recibe
un suministro de agua de 900 litros por segundo al día, mientras que
Cajamarca, una ciudad con 200 mil habitantes, recibe apenas 200 litros.

El proyecto Minas Conga está ubicado en las cabeceras de cuenca donde se
originan hasta cuatro ríos de la zona. El área de explotación abarca unas
34.500 hectáreas y tendrá dos tajos a cielo abierto, una planta
concentradora y un depósito para almacenar relaves (desechos mineros). La
inversión sería de unos 4.800 millones de dólares, para explotar 6
millones de onzas de oro, a razón de 650 mil onzas de oro anuales, por loq
ue se esperan unos ingresos de 10.152 millones de dólares.

Dada la evolución de los acontecimientos, el gobierno del Presidente
Ollanta Humala, a fin de estimular la actividad agrícola en la región de
Cajamarca, y provocar un cambio de opinión de sus pobladores con relación
a Conga, está ofreciendo realizar una inversión de 5 mil millones de soles
durante los próximos cuatro años, para construir la presa de Chonta
(generaría más de 2 mil hectáreas de tierras nuevas para la agricultura y
mejoraría más de 4 mil hectáreas existentes) y consolidar 57 proyectos
viales que significarían 5.800 kilómetros de longitud total. Ahora bien,
sólo un dato para finalizar y para reflexionar: el 39,8% del Producto
Bruto Interno de Cajamarca se sustenta en la minería, que emplea al 0,5%
de la población.

* alportillo@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1402 veces.



Alfredo Portillo


Visite el perfil de Alfredo Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: