Nuevo partido de izquierda en Colombia

Se lo conoce como Consejo Patriótico Nacional (CPN) aglutina a más de 1400 organizaciones sociales y la cabeza visible del partido es Piedad Córdoba quien acompañada de  unas 30.000 personas llegó al centro del poder  político en Bogotá, la plaza Bolívar, ratificando la creación del CPN.

Después del fracaso del Polo Patriótico en las elecciones, partido liderado por izquierdistas de media tinta, egoístas, sectaristas, engreídos y alquilados por la derecha, renunciaron a su ideología por el éxito y el protagonismo en el Congreso, alcaldías, gobernaciones, medios de comunicación, la ambición personal pudo más que la solidaridad con las masas y con los guerreros.

La izquierda política colombiana no es de fiar, hace mucho tiempo que la convicción fue sustituida por el dinero y los cargos públicos, sin espíritu revolucionario, sin sacrificio personal, estas faltas éticas y morales con la izquierda los volvieron más ignorantes y torpes porque ni siquiera fueron comprados sino alquilados por la burguesía militar colombiana.

Incapaces de admitir la debacle de la izquierda en Colombia, doña Piedad se pone los pantalones para liderar con el partido futuras negociaciones de paz, en la mesa deben estar la guerrilla de las FARC, ELN, los cocaleros, campesinos, los narco paramilitares o gobierno, sindicatos, intelectuales, militares, policías, movimientos sociales y Washington a través de Nariño, todos ellos deberán sentarse en la mesa sin consignas y sin tomar la paz para Colombia tipo pasatiempo para llenar la agenda de Juan Manuel Santos como lo hicieron con Pastrana en el Caguan, cuando ya estaba amarrada con EEUU el plan Colombia.

Ahora más que nunca Piedad Cardaba deberá cuidarse para que los dueños de la verdad que son los” héroes de Colombia”  no la asesinen como a miles de camaradas de la Unión Patriótica décadas atrás, los dueños de la verdad, los señores de la guerra, son los peores enemigos de la paz pues no les conviene todavía la paz, EEUU requiere todavía de las FARC como excusa para seguir controlando el negocio de la cocaína, con ella incrementar la violencia continental como en México y en toda Centro América así como satisfacer a sus millones de adictos en las ciudades estadounidenses y claro, controlar los miles de millones de dólares que la venta al detalle deja para la CIA (agencia de importación de cocaína) para sus operaciones.

El equilibrio relativo que ofrece Santos en las relaciones de poder alcanzado por arrinconar a las FARC, asesinar a líderes sociales y sindicales y por ser anfitrión de la cumbre de las Américas o por meter miedo al pueblo o por salir en la revista TIME como uno de los cien personajes más influyentes (no sé de donde porque en la región no es chicha ni limonada) es gracias al fascismo ya que el capitalismo en la región tiene la necesidad de recuperarse reestructurando el desequilibrio político originado desde Caracas, desequilibrio de poder requiere ser encaminado a favor de las burguesías locales, brazos derechos de los militares serviles a EEUU.

Como no lo puede hacer formalmente por la cantidad de gobiernos de izquierda en la región, Santos los lleva a consolidar algún movimiento social o político que sea capaz de copiar en sentido inverso la convicción de un movimiento revolucionario que introduzca ese “equilibrio” desestabilizador, como lo hizo Uribe desde UNASUR y como lo hará Santos en su momento desde la misma Unión de Naciones del Sur cuando esta gane protagonismo con el banco del sur, negociaciones de paz con la Celac, gastos de defensa o con el sucre para evitar que nuestras reservas internacionales alimenten a los países ricos guardando nuestro dinero en vez de invertirlo en las regiones, ahí, se verá la verdadera cara de Juan Manuel Santos obedeciendo a Washington.

Piedad sabe que mucho arriesga al ser la cabeza visible de un nuevo partido de izquierda que represente al pueblo en una negociación por la paz que tanta falta le hace a Colombia como a la región, especialmente a sus vecinos.

Es de suponer que Piedad Córdoba al estar sancionada por la Procuraduría por supuestos vínculos con las FARC desde el 2011, el Consejo Patriótico Nacional nazca y crezca bajo los ataques del gobierno militar que administran Colombia bajo la batuta de Washington; guerra sucia contra la compañera Piedad y contra el Consejo Patriótico empezó a cargo del general Alejandro Navas comandante de las FFAA, “la marcha esta infiltrada por las FARC” declaro, por un video en el cual Iván Márquez se manifiesta sobre la marcha o porque el partido esta aliado con los países miembros del ALBA o por cualquier otra cosa, el CPN está bajo la mira policial y narco-para-militar del gobierno colombiano.

Puede decirse que este nuevo partido es algo así  como una contrarrevolución en la izquierda colombiana ante la alta posibilidad existente de que se repita las masacres cometidas contra los militantes de la UP de los años 80 y, como los líderes de papel de la izquierda están alquilados… serán ciegos, sordos y mudos ante una matanza que pudiera llegar contra los miembros del Consejo Patriótico.

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2032 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: