Los franceses no saben de socialismo

La perplejidad que Francois Hollande refleja y describe al llegar a la segunda vuelta años después del triunfo de Francois Mitterrand, corresponde a la experiencia de una historia desperdiciada o de un retorno desencantado para el socialismo al punto de partida de la Bastilla de 1789, sin embargo, estamos en verdad a las puertas de un nuevo presidente socialista porque así lo dice el partido al que pertenece, hay que esperar porque el resultado de la primera vuelta es apretado, quizá, el celebre debate televisado entre Sarkozy y Hollande aclare al electorado.

La rebelión de los obreros parisinos en junio de 1948 fue para Marx el acontecimiento mas importante de las guerras civiles europeas porque suponía que con ellas se iniciaba una nueva época, Luckacs la llamo “de actualidad de la revolución”, suceso diferente el triunfo de la revolución bolchevique; no se si para el socialismo el siglo XX empezó en 1917, pero, separando el nazismo de Hitler y el socialismo invertido del estalinismo ya que este no estallo en el centro contra el capitalismo para hacerlo en la periferia, en otros países, condenándose al fracaso.

Los franceses saben bastante de revolución empezando por la bastilla que ejemplifico el sistema comunal por un breve periodo de tiempo, lo del “pequeño” Napoleón prototipo para los nuevos salvadores de la sociedad del viejo continente representan dos puntos de partida de las guerras civiles europeas pero con aportaciones divergentes para el encierro en el que se encuentra Europa, incapaz de salir de las crisis con su esfuerzo rejuveneciéndose, y Francia específicamente lleva el absurdo de insistir en llamar socialismo lo que en realidad es capitalismo, regla de la cultura política europea ya que este sistema es el que prevalece en el mundo occidental y mas en los países desarrollados  miembros del G7.

Sistema capitalista carente de consistencia  natural propia, recesión es lo que viene sucediendo en realidad en Europa, estados de excepción poblados de corrupciones estructurales, países divididos forman alianzas para las invasiones propuestas por los EEUU, hombres fuertes alquilados por los países mas ricos y desarrollados para continuar con esa política oligárquica, monárquica que motiva huelgas de sus sindicatos, insurrecciones sociales, levantamientos estudiantiles que nunca terminaron por conducir al socialismo al triunfo.

Hasta el 2011 los franceses pensaban que Dominique Strauss Khan seria el candidato socialista, pero, el ex presidente del FMI envuelto en líos de faldas lo anulo políticamente, situación aprovechada por Francois Hollande, hoy, finalista de la contienda electoral tratara de emular al celebre socialista Francois Mitterrand a quien se lo acusaba en su juventud de colaborar con la República de Vichy permitida por el nazismo.

El socialismo despierta muchas expectativas no cabe duda, el triunfo de Mitterrand en 1981 con 51.7% contra los 48.3 de Giscard, fue celebrada con mucha alegría, los gritos de la Bastilla nuevamente retumbaron en ese año “abajo el rey” se escuchaba presagiando una nueva época.

Con los franceses es muy difícil una proyección electoral Mitterrand perdió en la primera vuelta con Giscard  D’Staing, hasta que llego el debate en TV, una tradición en Francia, en ese debate Giscard le pregunto a Mitterrand si sabia el valor del dólar con relación al franco ese día, Mitterrand calmado le contesto “no de ese modo, usted no es el presidente de Francia y yo no soy su alumno”, el 10 de mayo Mitterrand triunfo, además, porque en campaña Francois nunca topo el marxismo ni hablo de revolucionar nada, esa misma estrategia en 1982 le permitió a Felipe Gonzales llegar al poder en España. En la Europa occidental de esos años la izquierda ponía distancia con la Europa del este, nadie se atrevía hablar de socialismo o comunismo económico, hoy, pasa lo mismo.

46 Millones de franceses elegirán al nuevo presidente entre Francois Hollande y Nicolás Sarkozy, Hollande de 57 años líder del partido socialista desde 1997 es el ganador de la primera vuelta con un escasísimo 28.63%, no le asegura el triunfo en la segunda vuelta, Nicolás Sarkozy obtuvo 27.18%, los dos van tras los votos de la ultra derechista marine le Pen, 17.9% ese porcentaje la mando al tercer lugar eliminándole de la contienda. La abstención se situó en 20.53% la misma que podría subir al 25% en la segunda vuelta.

Francia no sabe lo que significa socialismo porque nunca tuvo un presidente socialista en la practica, Hollande es considerado dentro y fuera del partido socialista como “Flamby” (flan de caramelo) su compañera actual  Valerie  Frierweiler dice “lo que se ve de el es lo que existe no hay un Hollande escondido” su hijo Thomas lo describe como libre, optimista y estratega. Viene de una familia burguesa tiene 4 hijos con Segolene Royal,  quien perdió la elección contra Sarkozy en el 2007.

Si Hollande gana tendrá que mejorar el poder adquisitivo de los franceses situado en 0.4%, un déficit publico de -5.4%, solucionar el desempleo de mas de 3 millones de franceses y reducir la deuda externa situada en 1.7 billones de euros. Le permitirán tener autonomía económica el FMI, BCE, BM y la Unión europea, esa la pregunta para los socialistas franceses.

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2546 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: