Vaticano, “hacia la curación y la renovación” otro engaño

El Vaticano organizo un simposio en donde participan 200 delegados, es un llamado “hacia la curación y la renovación de la Iglesia” a propósito de los actos de pederastia que involucran a sacerdotes, obispos y papas, todos ellos ligados a los violadores con el silencio cómplice.

El señor cura, fiscal del Vaticano para estos casos Charles Scicluna dijo “los 5000 obispos en todo el mundo son responsables de una u otra manera por la cultura del silencio que sigue vigente en la Iglesia, la grave negligencia o la maligna intención de un obispo frente a un caso de pederastia es un crimen en términos de derecho canónico”.

El papa nombra a los obispos y es el único que puede obligarlos a dejar de ser cómplices de los curas violadores y que estos puedan ser sancionados de inmediato, pero no lo hacen, callan como lo hizo Juan Pablo II sobre los casos de abuzo sexual a niños enfermos mentales cometidos por el hermano de Benedicto XVI en Alemania.

El obispo protege a los pederastas el papa protege a los obispos y la justicia de cada país cree proteger la religión por su influencia en la educación católica y en la moral de la sociedad ¿Cómo pedirles a los niños y niñas que se cuiden de los sacerdotes y laicos, que trabajan en escuelas, colegios, hospitales, de ser violados, manoseados, humillados? Es mejor callar porque se dañaría la cadena de la doble moral que sostiene a la sociedad y con ella al sistema de clases en donde la Iglesia local juega un importante papel.

De lo que se sabe porque es público las denuncias en las fiscalías sobre casos de violaciones llegan a más de 4000 en la última década, en el 2010, 1000 casos más y otro tanto en el 2011 principalmente en Europa, el fiscal del Vaticano Scicluna concluyo “es inadecuado una respuesta puramente jerárquica y eclesiástica para los casos de pederastas”.

2000 Millones de dólares le cuesta a la Iglesia las indemnizaciones, investigaciones, juicios y tratamientos a las victimas, sin embargo, hay costes que no se pueden indemnizar como la perdida de la inocencia de niños y adultos vulnerables, daños colaterales a la familia, el perjuicio a la credibilidad de la Iglesia como ente rector de la fe en Dios, este ultimo es el que mas daño hace a la Iglesia católica desde el siglo XV por no decir desde sus inicios, culpables directos de la propagación de sectas, violencia, conflictos y guerras, para colmo, es lo que menos preocupa a los curas por considerarse religiosos buenos…

Los curas violadores están en todo el mundo, práctica que se multiplico porque nunca fueron sancionados por la justicia ordinaria fueron protegidos por la jerarquía eclesiástica de América Latina, EEUU, Europa y Australia, esta protección a los culpables se llama complicidad motivo por el cual los curas violadores siguen ofreciendo misa o atendiendo en sus comunidades hablando de Dios, de moralidad, perdón, crecimiento espiritual a la población porque la Iglesia local ni el Vaticano asumieron la responsabilidad de estos actos.

Hoy, al papa no le quedo otro camino que aceptar a medias que estos casos de violaciones existen, pero, sigue siendo cómplice por no permitir que los culpables sean enjuiciados, ni siquiera permite que los coordinadores de Servivors Voice, coalición de victimas de Europa y EEUU puedan ingresar a estas farsas tipo simposios, no los invitan por no estar de su lado, lo que implica que el Vaticano no permite una investigación independiente, única investigación capaz de sacar a la luz publica toda la podredumbre por la que Jesús en su tiempo los azoto por ser mercaderes de su nombre y hoy con sus actos lo asesinan mediante la muerte lenta.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2136 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: