Libia, termino la publicidad ahora la realidad

Una vez que Gadafi fue enterrado en secreto la realidad cae sobre Libia; el Consejo Nacional de Transición (CNT) no está en capacidad de gobernar y unir las más de 140 tribus y clanes que hacen de Libia una de las naciones más divididas de África y del mundo musulmán, la renuncia de Mahmoud Jibril de la presidencia del CNT  refleja la incapacidad y cobardía de este Consejo Transitorio “la unidad nacional, la recolección de  armas de la calle, la implantación del orden y la ley para convocar elecciones legislativas serán los principales desafíos tras el asesinato de Gadafi” manifiestan muchos libios.

Las armas fueron lanzadas en paracaídas especialmente las francesas para armar a los opositores del CNT y puedan masacrar con ayuda de la OTAN a los soldados y pueblo leales a Gadafi. Los mercenarios que ayudaron al CNT entrenaron unas 50 milicias que hoy son independientes y están activas; el odio racial característica histórica de las tribus libias se acentuó después de la guerra civil de 8 meses, porque, los clanes tienen intereses y cuentas pendientes que resolver entre ellos.

Tawergha, población de unos 20000 habitantes ubicada a 70 Km de Misurata, sobre la costa occidental del Golfo de Sirte, es hoy un pueblo fantasma; se la llamo Tawergha por la piel oscura de sus habitantes como los de la etnia Bereber, “tuareg”, los tuareg habitan las fronteras con Chad, Níger  y Argelia, eran y son históricamente nómadas, controlan las rutas del comercio a través del desierto del Sahara, tienen fama de ladrones dicen...

En los años 70 Gadafi reunió  a los tuareg con otros reclutas africanos para formar el batallón de elite Al Abwar que significa negros, de ellas se escogió la protección femenina para Gadafi conocidas como las Amazonas. Estos “negros” participaron en algunas expediciones en países vecinos y cientos de ellos pelearon hasta el último a lado de Gadafi, lo que incremento el odio racial, y junto a los mercenarios, unos con el CNT otros con Gadafi, Libia tiene otro enemigo común mucho más peligroso para la unión del pueblo, los africanos y compatriotas de raza negra.

Para ese 50% de libios los tuareg son responsables de cometer abusos contra los derechos humanos en el cerco de marzo y abril a Misurata. El 15 de abril se supo por primera vez “de la brigada de purga de esclavos de raza negra” detuvieron a cientos de tuareg y otros tantos cientos fueron ejecutados o desaparecieron, “si regreso a Tawergha estamos a merced de los rebeldes de Misurata” dijo a Amnistía Internacional una mujer tuareg que vive junto a sus 5 hijos en una carpa.

Las aguas azules del mar sirven de marco para un cementerio improvisado de los leales a Gadafi; una pared de bloques en plena construcción, montículos de tierra, arena, cemento y carretillas por doquier sirven para atestiguar lo rápido que se construye ese cementerio para miles de personas, la foto es impresionante por lo descomunal de la matanza cometida por la gente del CNT y por los aviones de la OTAN que destruyeron poblaciones y barrios de ciudades enteros.

Los aliados sé acostumbraron desde la segunda guerra mundial a destruir países  Vietnam, Camboya, Irak, Afganistán, Libia, sigue el bloqueo a Cuba y no se detienen, la matanza es feroz, las fosas comunes se cuentan por cientos y albergan a miles de ciudadanos y ciudadanas, se habla de 25000 muertos es la cifra oficial del CNT otros manifiestan superan los 50000 muertos por la guerra civil, los desmanes de parte y parte en la lucha en tierra es difícil de controlar , otros son los muertos por la matanza cometida desde los aviones con la anuencia de un puñado de naciones y de la ONU.

Uno de los problemas más graves reside en que habitualmente las sociedades anestesiadas por la onda expansiva de la publicidad dirigida por la coalición de los países ricos aceptan con mayor o menor intensidad emocional lo que ocurre, pero, no se reclama, no se reacciona junto a los gobiernos para evitar los excesos militares, las organizaciones internacionales se hacen los ciegos y los tontos ante eventos como los de Libia, para citar el ultimo.

Estas masacres ya no deberían tener cabida ni espacios en la historia, sin embargo, se repiten por el racismo, la intransigencia, la prepotencia y el sectarismo de EEUU. 

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2209 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: