Putin, defensa y ataque con Euroasía

En su proyecto de regreso al Kremlin, Putin propone el renacimiento de una nueva Unión Soviética en forma de unión Euroasiática, ambicioso y responsable proyecto económico y geopolítico que resume la disuasión nuclear y la expansión comercial que Rusia pueda ofrecer a EEUU y Europa, ante el avance terminal del imperialismo.

Hay una realidad escondida, estratégica que continua a pesar de la crisis financiera en EEUU y Europa, tiene que ver con el escudo antimisiles; España y EEUU llevan 2 años tratando el asunto en secreto, estrategia comprendida por el primer ministro ruso, él sabe que el Nobel de la paz a Obama con su participación comprendía el retiro de los radares y misiles interceptores Patriot de Polonia y Checoslovaquia, no significan que no puedan ser instalados en España y Portugal.

Moscú no acepta la supremacía de EEUU en el sistema internacional, Rusia resucito y quiere usar su poder en la región con sus vecinos más próximos incluido Irán. Con las armas nucleares de primerísima tecnología enfrenta la ofensiva del escudo antimisiles que es un sistema global; Rusia forma parte de una nueva realidad con más petróleo, gas, armas y tecnología para Europa y América Latina.

Después del derrumbe de la ex URSS, hubo varios momentos en los que EEUU, Europa y la ONU, trataron de aislar a Rusia comercialmente y diplomáticamente en el mar de Japón, en el mar Negro, en el Báltico y en la área de Barents, sus puertos tradicionales, pero, Rusia comercializa desde siempre por vía terrestre, últimamente utiliza a terceros como Turquía, Irán, China, Bielorrusia, Kazajistán, es lo que pretende Moscú, fortalecerse y defenderse con el proyecto Euroasía.

Es una respuesta oportuna de Rusia ante la crisis del capitalismo para presionar los intereses económicos y estratégicos de EEUU en Asia, América Latina y en el mundo islámico, no se trata de intereses rusos por el Medio Oriente pues nunca le importo mayormente su desarrollo y fortalecimiento a largo plazo excepto después de la llegada de Putin, quien paro los esfuerzos de Naciones Unidas por la nueva Europa en Asia central y Ucrania, su perímetro.

Las fuerzas militares del pentágono y la OTAN están extendidas al máximo dentro de su política expansionista en crisis que en Asia y Medio Oriente comprende Irak, Irán, Pakistán, Afganistán, Palestina, Corea del Norte, Libia, Yemen, para sostener su poder con el uso de la fuerza, indispensable para el poder político del imperialismo ante la crisis financiera de su sistema económico.

Putin, en un artículo publicado en primera plana por el diario Izvestia explico que se trata de “un amplio espacio económico común con las ex Repúblicas soviéticas para impulsar con La Unión Europea un mercado único desde el Atlántico al Pacifico y desde Lisboa a Vladivostok, compartiendo valores de libertad, democracia y leyes de mercado; un nuevo BRICS para mejorar y aumentar la estabilidad mundial”.

La base del proyecto está vigente desde julio pasado en torno a la unión aduanera entre Rusia, Bielorrusia y Kazajistán, ideado por el mismo Putin. Desde enero próximo comprenderá un espacio económico común de más de 160 millones de personas sin barreras, libre circulación de mercaderías, capital y recursos humanos laborables, “es una nueva etapa histórica” dijo Putin, decidido a resucitar Moscú, como capital de la vieja guardia socialista que abre sus puertas a otros 2 ex satélites centroasiáticos Kirguistán, Tayikistán, aun cuando estén ausentes países como Ucrania.

La posición de Rusia con el proyecto Euroasía se traduce en 5 puntos que el presidente Dimitri Medvedev, el 10 de agosto del 2008 manifestó:

1. Rusia reconoce la primacía de los principios fundamentales del derecho internacional que definen las relaciones de los pueblos civilizados; vamos a construir relaciones con otros países en el marco de estos principios.
2. El mundo debe ser multipolar un mundo unipolar es inaceptable, la dominación no la vamos a permitir no podemos aceptar un orden mundial en el que un país hace que todas las decisiones sean influyentes; un mundo así es inestable y amenazado por el conflicto.
3. Rusia no quiere una confrontación con ningún país, tampoco tiene la intención de aislarse, vamos a desarrollar relaciones amistosas con Europa, EEUU y otros países.
4. La protección de la vida y dignidad de nuestros ciudadanos donde quiera que sea es una prioridad incuestionable para nuestro país. Nuestras decisiones de política exterior se basa en esta necesidad, también protegeremos los intereses de nuestra comunidad en el extranjero; debe quedar claro a todos que responderemos a las agresiones en contra de nosotros.
5. En el caso de otros países, hay regiones en las que Rusia tiene intereses porque compartimos especiales relaciones como amigos y buenos vecinos. Vamos a prestar especial atención a nuestro trabajo en estas regiones y crear especiales lazos de amistad con nuestros vecinos más próximos.

En estos puntos está traducida la política exterior de la nueva Rusia en el mundo, sus relaciones con sus vecinos de toda una vida y con sus nuevos socios comerciales y estratégicos como Irán, China y Venezuela, tres puntos x distantes pero importantes para su geopolítica económica y militar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2604 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: