Petróleo de Sangre

No había caído la primera bomba sobre Trípoli cuando ya los lacayos de colonia de Qatar (en realidad, capitales petroleros estadounidenses disfrazados de Qatarí) frotaban sus manos por el negocio de la comercialización del petróleo libio que fluía a través de los puertos de Tobruk, Ras-lanuf y Brega, ubicados al Oeste y Este de Benghazi. Pero los primeros 110 misiles Tomahawk que cayeron sobre la capital de Libia marcaron la concreción de los acuerdos mayores por la repartición del botín libio entre las potencias que actuarían bajo el mandato de la OTAN. Alemania había quedado fuera del reparto. El cinismo, la hipocresía y los crímenes del imperio hoy no encuentran limites en Libia, ni en el resto de los países de la periferia.  

Nada podía detener lo que a todas luces parecía inevitable. La destrucción de todo un país, el saqueo de sus recursos energéticos, oro y acuíferos, así como la muerte de cientos, miles o millones de civiles en nombre de la “libertad” y la “protección de sus vidas” se ha convertido hoy en el único accionar de los países del centro capitalista mundial que intentan subsanar sus crisis destruyendo a toda la periferia del sistema. Desde el 9/11 el mundo bautizó un periodo de guerras “preventivas”. 

Si los diamantes que los capitales de EUA/UE y sionistas obtienen de países en guerra como el Congo y Sierra Leona son denominados “Diamantes de Sangre”, podemos también parafrasear denominando “Petróleo de Sangre” al robado por los mismos capitales en Irak y Libia.

basemtch@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1859 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: