Algo más sobre las FARC

Nunca he cuestionado que la actividad de la guerrilla es un mensaje de libertad y una fuerza de liberación, un servicio que nos están prestando a los pueblos para orientarlos que la lucha armada es una posible realidad manteniendo viva la revolución, dedicando su vida por la libertad.

La guerrilla siempre formara parte de la reflexión popular, su multiplicación, siempre y cuando no se aparte de la realidad de nuestros pueblos. Cuando para agradecerles su labor por los pobres, por los indígenas, por los campesinos que son nuestros maestros e ideólogos, de allí se nutre la fuerza revolucionaria, no he querido decir otra frase más; he solicitado que su esfuerzo no sea en vano que tenga un mínimo de resultado político caminando hacia adelante, porque, cuando esos pasos hacia una nueva sociedad se estancan hay que volver a buscar la identidad revolucionaria de uno de los objetivos fundamentales de la lucha, la liberación económica.

Si esta no se logra alcanzar o la lucha no es efectiva por los impuestos de guerra que alimentan fortaleciendo la política-militar del gobierno de Colombia, estos impuestos afectan más al pueblo por los 4000 millones de dólares más cada año traducidos en una mayor calamidad social; significa que se contribuye con el malestar de la masa por el nacimiento de nuevas preocupaciones concretas para 28 millones de pobres, 8 de ellos en extrema pobreza de 45 millones de colombianos aun cuando Colombia, es uno de los países que más crece macroeconómicamente en la región las oportunidades de mejorar son nulas para el pueblo.

Son tantos los informes de miseria que la gente se cansa de leerlas y sin embargo todo sigue igual nada cambia, los 1115 ataques realizados por la guerrilla en estos 6 meses del 2011 en la selva a las fuerzas militares si no afectan la política del gobierno la guerra causa desazón en la población afectada ya por el fenómeno climático la Niña, por la corrupción política de estos gobiernos para y narcos. Y, los políticos, los banqueros, los industriales, la clase media, la oligarquía y la jerarquía eclesiástica, dejan que el aliento de esos 30 millones de pobres se pudran en la fuerza del mercado que clama por el TLC para encarecer mas los productos, afectar la industria local, sosteniendo la actual situación de miseria en la que vive el grueso del pueblo colombiano.

Resolver esta situación es el camino de las FARC, es lo que veo surgir como solución de la lucha armada misma que ayudaría a rescatar la cultura revolucionaria llevando adelante una política propia de cambio socialista, porque, la dependencia no solo es económica sino cultural y política. Todas las cúpulas de izquierda y derecha, incluso de la guerrilla, piensan que tienen la razón olvidando que estamos dominados por el capitalismo que ha penetrado la carne y los huesos de la sociedad; claro que no podemos renunciar a la aspiración de ser un día verdaderamente libres en todos los aspectos de nuestra vida, pero, hay que buscar alternativas si una no funciona.

En el último artículo sobre las FARC, “Alfonso Cano” ponía en duda el dialogo del jefe de las FARC con el gobierno, si el dialogo continua o no, hace unos días la compañera Piedad Córdoba y activistas de colombianos y colombianas por la paz enviaron una carta a las guerrillas de las FARC y ELN solicitando reanudar el dialogo con el gobierno respetando el Derechos Humano Internacional, en referencia al cambio de estrategia de la guerrilla para hacer frente a la ofensiva del gobierno.

La Corporación Nuevo Horizonte, en un informe titulado “la nueva realidad de las FARC” dice, “los recientes ataques de las FARC en el sur del país en especial en el departamento del Cauca, evidencian las modificaciones en las operaciones rebeldes consolidando un nuevo plan de guerra sin que el Estado haya bajado la guardia”.

La ONG hace un balance sobre la estrategia guerrillera que ha incrementado sus acciones contra la fuerza pública en donde se afecta a la población civil por los 1115 ataques registrados con la participación de todos los frentes de las FARC, un incremento del mas del 10% con relación al año pasado, combates que las fuerzas del gobierno llevan al perímetro de las FARC para desestimar la fuerza guerrillera de tal suerte que el resto del país ni se da por enterado o no le importa.

Ariel Ávila, coautor del informe de la Corporación Arco Iris, que encabeza el politólogo León Valencia, experto en el conflicto interno agrega “el así llamado plan 2010 basado en la descentralización para la movilidad de pequeños grupos de unidades tácticas de combate y nuevos métodos de guerra explica la intensificación de sus acciones en algunas zonas del país”.

“Ahora libran una guerra de guerrillas” dice Gabriel Misas del Instituto de Estudios Político y Relaciones Internacionales (Iepri) de la universidad nacional de Colombia, razón por la cual la captura de León Sáenz Vargas alias Alfonso Cano, está lejana así como la derrota militar de las FARC creada en 1964”.

Nada nuevo hay en este informe, la guerrilla de las FARC es una fuerza móvil para realizar sus mejores acciones militares en pequeños grupos, lo que vimos en el Caguán era un acto de fuerza en una zona desmilitarizada; la guerrilla no se puede apartar de la asimetría para el conflicto, también sabemos que militarmente no puede ser derrotada como tampoco las FARC podrán llegar a Nariño, así el informe de Arco Iris no tiene nada nuevo para estos 201 años de independencia entregada por Simón Bolívar.

La muerte de 10 líderes de las FARC en lo que va del año no merma a la guerrilla en sus operaciones militares, se afecta si, en su capacidad política con la desaparición de Manuel Marulanda, Raúl Reyes, mono Jojoy, negro Acacio, por el congelamiento de Granda, la captura de Pérez, de Julián Conrado y el ultimo en morir Elkin, experto en explosivos todos ellos con más de 20 años en la guerrilla, experiencia difícil de reemplazar.

Pregunto ¿la actividad de la guerrilla reivindica los movimientos obreros, campesinos, estudiantiles, se realiza política revolucionaria en las universidades, en el campo, pueblos y ciudades, hay reivindicación económica en un reparto equitativo para el pueblo de los recursos del país? No será necesario ante la endeble política del polo y de los partidos comunista o socialista de Colombia, luchar unificados en el campo político en todo el sistema.

Un dialogo como plantea Piedad Córdoba y otros ¡no será una salida a ese “quererlo todo” de la guerrilla antes de negociar porque el derecho existe, por más de 60 años se ha pretendido cambiar el sistema con las armas sin lograrlo, ahora, conviene tener en cuenta las condiciones económicas de guerra que afectan al pueblo, por supuesto no se puede olvidar la masacre a la Unión Patriótica cuando el intento de pasar a la política, sin embargo, insisto, hoy existen en la región otras condiciones para interpretar mejor la subversión de la guerrilla colombiana y sus causas que antes no había.

Colombia no podrá alcanzar la paz si uno solo de los protagonistas falta en la mesa de diálogo incluidos los cocaleros, campesinos, obreros, estudiantes, narcos, también los del gobierno y la oligarquía, todos deben sentarse a conversar, lo que pasa es, por ahora, eso no le conviene a los militares controlados por EEUU garantes de la inversión anual que supera los 6800 millones de dólares de los cuales una buena tajada pasa a la fuerza militar y policial.

La ideología marxista en estos momentos tiene otra percepción de la mujer, del hombre, de la sociedad, del mundo, de la economía y de Dios, al menos en Latinoamérica; estoy convencido que se puede hacer uso de otro medio de análisis sobre la vocación social del pueblo colombiano para participar activamente en la consecución de los fines que persigue, aliviar la pobreza de la sociedad en las ciudades y en el campo.

Otros planes de acción se imponen en Colombia, no hay posibilidad de evitarlo ni para la guerrilla ni para el gobierno, el trámite social y económico-político conduce a ello, se requiere transformar al gobierno y al país, la sociedad debe transformar al Estado cambiando el gobierno. Uribe se retira con una altísima popularidad solo porque se puede viajar con más tranquilidad, eso es un absurdo que la concientización empieza a cambiar.

O bien siguen en la selva matándose como todos estos años o nos cruzamos de brazos como en todas estas décadas desde las ciudades parte de la cultura indiferente y egoísta, callados para que todo siga igual otros 60 años, o hacemos presión para que se sienten a dialogar ya.

Hay otros medios que ayudan a cambios radicales con la solidaridad de todos; medios que constituyen una fuerza que se han ido perdiendo de apoco, las huelgas, la desobediencia civil, el boicot y el enfrentamiento en el campo que la oligarquía pinte. Hay otras armas que deben ser utilizadas para presionar y alcanzar la liberación de nuestros pueblos si la lucha armada no surte efecto.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2310 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: