Las naciones del Grupo Brics dicen No a la Violencia en Libia

Los ministerios de relaciones exteriores del grupo BRICS de naciones (Brasil, Rusia, India, China y África del Sur) se encuentran ocupados en la preparación de sus agendas ante la tercera conferencia cumbre de los países del grupo a celebrarse en la  ciudad costera de Sanya, China el 14 de los corrientes.  Los acontecimientos globales se están desarrollando tan rápido que los planes tienen que ser enmendados sobre la marcha.  Refiriéndose a esta cumbre, el Ministro de Relaciones Exteriores de China señaló que los participantes intercambiarán impresiones sobre los problemas más acuciantes del desarrollo económico y los planes para la cooperación futura.  Se dice que los problemas internacionales también están en la agenda.  

La conferencia se estará realizando al tiempo que continúan los bombardeos de la OTAN contra Libia, lo cual no permitirá que las naciones del BRICS ignoren la crisis en el Norte de África.

 Muamar Gadafi demostró su voluntad política y notable habilidad de jefe de un ejército cuando desató su ofensiva en contra de la oposición.  Ha resultado que tiene muchos seguidores no solo en el mundo árabe, sino también en Europa, especialmente en los países comprometidos en la operación “Amanecer de la Odisea”.  

Sus motivos resultan bastante obvios.  Gadafi podría vengarse en desquite por el deshonesto juego de Occidente e inspirarse en la confianza defraudada y la trágica vida de Saddam Hussein.  A pesar de todas las concesiones que hizo Gadafi a Occidente (en particular al rehusarse a desarrollar armas de destrucción masiva) Libia se ha visto convertida en un campo de tiro y él mismo se ha tornado en blanco.  Decenas de misiles han sido disparados en contra de los “objetivos de Gadafi” al tiempo que el líder libio está siendo perseguido como si no fuera reconocido como el presidente de un país soberano.

Las violaciones a la Carta de la Organización de Naciones Unidas y a otras normas del Derecho Internacional, el uso de la fuerza, la guerra desinformativa en gran escala (los medios liberales de comunicación de masas de Rusia no son ninguna excepción) todo esto podría conducir a nuevos y sangrientos conflictos, más muertos entre la población civil en caso que la operación “Amanecer de la Odisea” tenga éxito.  No logro entender cómo algunos corresponsales se deleitan cuando informan sobre ataques exitosos llevados a cabo por las fuerzas de la OTAN y de EU en Libia.  Hubo una vez un escritor y periodista ruso muy bueno a quien críticos de la literatura liberal denominaron el “Ruiseñor del Cuartel General” debido a sus informes no prejuiciados acerca del Ejército Rojo.  Yo pienso sino debiéramos denominar a todos estos nuevos periodistas como los “Ruiseñores del Pentágono.”

Este es el momento oportuno para que las naciones del BRICS se pongan de acuerdo en una iniciativa común para zanjar la crisis de Libia.

África del Sur, que recientemente ingresó a la organización, habló a favor de un modelo para un arreglo pacífico en Libia.  Los miembros fundadores de la agrupación están también sumamente interesados en un arreglo pacífico en Libia ya que todos ellos tienen intereses económicos y energéticos en el país.  China y Rusia han tenido intensa cooperación militar con Trípoli.  Todos sus esfuerzos serían en vano si Gadafi es derrocado para dar paso a diferentes grupos militantes manejados por la CIA, el MI6 y el Mossad

Durante una reciente conversación telefónica del presidente de Rusia, Vladimir Medvedev y su colega venezolano Hugo Chávez, discutieron la crisis libia y su posible desenlace.  Ambos líderes expresaron su profunda preocupación por el problema y estuvieron de acuerdo en que todas las partes involucradas en el conflicto debieran adherirse a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Obviamente, ahora Chávez y Medvédev comparten la misma opinión y ven con reprobación la operación de la OTAN en Libia.  Anteriormente,  el presidente Chávez  en cuanto a aliado en la OPEC apoyaba a Gadafi y empleó el término castellano “cruzada” para describir la agresión norteamericana y de la OTAN contra Libia, la cual –dijo él—apuntaba a los campos petrolíferos del país.  El presidente Chávez también criticó a los medios de comunicación que describen la violencia en Libia como el “Genocidio de Gadafi en contra de su propio país.”

El líder venezolano instó a los pueblos a no creer ciegamente lo que están diciendo CNN y otros medios de comunicación occidentales.  Chávez solicitó a Telesur el envío de periodistas a Libia con el objeto de brindar una cobertura no prejuiciada desde el área.  Poco después de esto, Chávez fue amenazado que sería “el próximo después de Gadafi.” Una vez más le llovieron las críticas en los medios de comunicación de masas en Venezuela que en un 80 por ciento son controlados por la oposición.

No obstante, Chávez ha sido, como siempre, persistente en señalar la verdad.  “Vemos cómo al imperialismo se le ha caído la careta e inventa una excusa jalada de los cabellos para justificar los bombardeos a ciudades de Libia”.

Chávez llamó a Gadafi para expresarle su apoyo moral y expresarle que Venezuela simpatiza con la nación libia en lucha contra el imperialismo.  Cuando Chávez fue criticado por haberle obsequiado una réplica de la espada de Simón Bolívar, el líder venezolano explicó que el presidente libio la merecía por sus políticas revolucionarias.

El presidente de Venezuela está haciendo todo lo posible para persuadir a los países latinoamericanos a que apoyen las iniciativas de paz propuestas por el BRICS.  Con toda certeza los delegados a la conferencia en China tendrán muy en cuenta a UNASUR, ALBA y MERCOSUR.  La opinión de Chávez es muy respetada en África.  En años recientes, Venezuela abrió embajadas prácticamente en todos los países africanos.  Una delegación especial de la Unión Africana ha ido a Libia con el objeto de intentar encontrar una salida para un diálogo pacífico.  La Unión Africana no apoyó la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU y apoyó unánimemente a Gadafi.

La situación en Libia seguirá  estando lejos de ser estable a menos que Gadafi sea víctima de una conspiración interna.  La OTAN tiene la esperanza de zanjar el “problema Gadafi” en cuestión de tres meses.  El columnista Sergei Shashkov en su artículo titulado “¿Cómo Responderá Gadafi a la Agresión?” señala que el líder líbio o sus sucesores darán con los métodos adecuados para develar la conspiración imperialista. 

Mientras tanto, existen informes en el sentido que la operación “Amanecer de la Odisea” no está teniendo mucho éxito.

Con frecuencia –accidentalmente—los rebeldes se convierten en blancos de ataques.  Existen temores que seguidores de Gadafi pudieran estar planeando venganzas en Europa.  El Secretario General de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen admitió que no puede haber una solución militar en el conflicto libio.  Existe una gran posibilidad que las iniciativas de paz sugeridas por la Unión Africana y por el grupo BRICS  tengan éxito.

 

Nota.-

Sus comentarios y opiniones sobre este artículo serán bienvenidos en editorial@strategic-culture.org

 
 Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic-Culture Foundation                                                              

http://strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1767 veces.



Nil Nikandrov

Periodista y analista político escribiendo frecuentemente en la revista rusa internet Strategic Culture Foundation.

 editorial@strategic-culture.org

Visite el perfil de Nil Nikandrov para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: