¡Fo! Hiede

Y no es a azufre, porque ni gerentes ni secundones tienen la talla de Lucifer.


Es un tufo que brota de la abyección, algo nauseabundo, propio de la imbecilidad del lacayo enriquecido y prepotente.


Un tufo “made in USA”, que Fox decidió verter con descaro en la ciudad de los 30 caballeros, a la que Juan Lockward cantó con tanto amor y poesía.


Allí, porque es un punto insigne de la solidaridad bolivariana desde una sociedad que ha generado grandes simpatías y agradecimientos hacia el proceso que le devolvió actualidad a la revolución continental en la larga y oscura noche neoliberal.


En una sociedad que ha forzado a las derechas en el poder a establecer vínculos de cooperación y relaciones respetuosa con la Venezuela de Chávez, estigmatizada por Washington y por la voraz oligarquía Venezolana.


Una hazaña similar a la que logramos respecto a la revolución Cubana y a Fidel, respetada hasta por el asesino y corrupto Balaguer.

Alguien que no fue Vicente Fox, residente en Washington, decidió usar la tierra dominicana para agredir con calumnias grotescas los méritos acumulados por Chávez y los/as bolivarianos, e intentar catapultar una pérfida ofensiva mediática; recurriendo al uso perverso de la acusación a Chávez de “socio” del narco-tráfico, para abrirle cauce a la ambicionada agresión militar a Venezuela y al bloqueo del “fantasma” del nuevo socialismo que recorre América

Fox, Bush y Obama saben cuanto tiene que ver el narco-estado- terrorista colombiano en lo que pasa en México. Saben de las responsabilidades de la CIA, el Pentágono y las mafias políticas y económicas estadounidenses y mexicanas en ese desastre.


Lo saben y son parte de muchos negocios sucios envueltos en polvo blanco y crack, acompañados de suministros de armas ilegales y turbias “operaciones especiales”.


Pero ellos callan la verdad y amplifican la mentira, como las cadenas Fox (¡?) y CNN.


Triste papel el de la cúpula de ACIS que sirvió de puente a esa ignominia. Además de desprecio, se siente vergüenza ajena por quienes se parecen tanto a la escoria empresarial venezolana de FEDECAMARA.


Ofende, sin embargo, quien puede, no quien hiede y se dedica a expandir un “bajo” que vamos a disipar con cañonazos de dignidad y con el repelente “!FO!” que merecen FOX, sus padrinos imperiales y sus testaferros de la ACIS.


Tranquilo Comandante, que el pueblo de Duarte y Caamaño no se “apichona” cuando que trata de castigar a pérfidos y traidores.

narcisoisaconde@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1569 veces.



Narciso Isa Conde


Visite el perfil de Narciso Isa Conde para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: