Diálogo y elecciones, después de la renuncia del presidente que ha destrozado la economía y profundizado la miseria del pueblo

1. No estoy hablando de México porque en este país, “democrático, libre y ordenado”, todos los presidentes deben terminar su sexenio, aunque estén destrozando la economía, los recursos, las relaciones entre los seres humanos. Si no fuera por el asesinato de un presidente en 1920 (Carranza) y la renuncia de otro (Ortiz Rubio) en 1930, México tendría el record mundial de que todos los presidentes han cubierto totalmente los períodos para los que fueron elegidos. ¿Eso demostraría que México es un país civilizado o, por el contrario un país que a pesar de tener a un 80 por ciento de su población en la pobreza y la miseria, no logra alcanzar el nivel de conciencia que necesita para gritar ¡Basta!? Pero el nivel de conciencia no es una abstracción; intervienen mil y un cosas: la capacidad de mediatización y control de la clase gobernante, las políticas populistas y represivas, el enorme desarrollo de los medios de información y la ideología clerical. 

2. No, hablo de Egipto, de Túnez, de Sudán y hasta de Argelia donde los movimientos del pueblo, en diversos niveles, están en la calle. Se informa que en Egipto una gran coalición de grupos opositores ha hecho saber que sólo habrá conversaciones con el ejército de cara a una transición hacia la democracia hasta que el presidente Hosni Mubarak, renuncie a su cargo, como le piden los cientos de miles de ciudadanos que se han echado a las calles. "La primera demanda es que Mubarak se marche. Sólo después de eso podrá empezar un diálogo con los militares sobre los detalles de una transición pacífica del poder", han señalado los “Hermanos Musulmanes”. La oposición está operando bajo el autodenominado Comité Nacional para el Seguimiento de las Demandas del Pueblo, que incluye a los Hermanos Musulmanes, a la Asociación Nacional para el Cambio que lidera Mohamed ElBaradei, partidos políticos y a importantes personalidades.

3. En México es muy difícil la unidad en la lucha porque a través de la historia los diferentes gobiernos –aunque sean ignorantes de la ciencia política y de la cultura en general- siempre han contado con experiencias, con mecanismos casi automáticos, para mantener el control de todas las oposiciones o, por lo menos, mantenerlos a raya. Y toda esa experiencia de la clase dominante viene de la revolución mexicana, sus políticas de masas, la capacidad de negociación desarrollada, el caudillismo, el corporativismo, el presidencialismo. ¿Qué movimiento importante en el país no ha recibido ofertas importantes de la clase política para someterse a cambio de dinero, cargos políticos, exilio, antes que se suelte la brutal represión contra él? En México, ya lo hemos dicho mil veces, la característica de sus gobiernos es el uso de la alternativa: Dinero y control o represión y cárcel. Los ferrocarrileros, los médicos, los guerrilleros, los estudiantes, lo saben bien.

4. En el norte de África se vislumbran más movimientos de masas si es derrocado Mubarak del gobierno de Egipto porque si los pueblos no aprovechan esta importante coyuntura y permiten que se enfríe, quizá tengan que esperar otra década. El problema es que el gobierno yanqui y todo su enorme aparato de espionaje –como siempre lo han hecho- están participando en los dos bandos: en primer lugar vendiéndoles armas y en segundo lugar realizando negociaciones con gobierno y líderes de oposición. Le aconsejan a Mubarak que prometa más reformas y no reprima y, al mismo tiempo, se reúnen con los líderes de distintas oposiciones haciéndoles llegar dólares para fortalecer sus batallas. Parece que Mubarak ya no tiene más salida que la renuncia y su autoexilio y, para ellos estarían bien colocados los EEUU. Pero al mismo tiempo en Sudán, Argelia, Siria se han comenzado a fortalecer las calles. El gobierno Egipcio puede caer antes del viernes cuatro.

5. La enorme manifestación que se realizó ayer lunes 31 en la ciudad de México no fue unitaria. La izquierda participó simbólicamente porque muchas fuerzas que han estado identificadas con el PRI participaron en la convocatoria y marcharon. Obviamente el contingente más combativo fue el del Sindicato Mexicano de Electricistas, pero también destacaron por sus mantas y carteles los priístas y pripriístas de la CNC, Central Campesina Cardenista, CROC, SNTSS. Lo más notable es que la CNTE de Oaxaca, Michoacán, Chiapas y demás estados, apenas envió contingentes simbólicos. No estuvieron en la marcha los lópezobradoristas, ni los jóvenes zapatistas, ni Atenco. La realidad es que la izquierda radical tampoco estuvo representada. Me pregunto, ¿no fue acaso un claro sectarismo cuando hubo toda libertad para gritar consignas antigobierno y antiempresarios y evitar que la marcha sea realmente favorable al PRI y al gobierno?

6. Estuvieron también presente el sindicato de Mineros, el de Telefonistas, el STUNAM, la UNT, la CUT, el Francisco Villa, el de Monte de Piedad. ¿O es que la izquierda se ha dado cuenta que este tipo de movilizaciones sólo son una especie de divertimento si no se acompañan de medidas radicales tales como bloqueos de dependencias, bancos, embajadas, avenidas y casetas de cobro? La realidad es que los contingentes del la CNC, CCC, CROC, me parecieron libres, sin líderes que los controlaran, como si fueran disidentes. Parecía que ellos se venían a integrar a una manifestación que siempre ha sido controlada por la izquierda. Pero en fin, al hacer caso a los muchos comunicados en Internet llamando a la izquierda a NO asistir a la marcha porque sería controlada por el gobierno y el PRI, parece haber surgido un buen efecto que benefició a Calderón. Pero ni será la primera ni la última marcha ya vendrán mil más.

7. Así que al ser estas dos notas las principales recogidas por la prensa en México, me parecen que distan mucho en actitud de los trabajadores. En tanto en Egipto –a pesar de existir una gran cantidad de grupos de oposición- han logrado unidad para tirar al gobierno de Mubarak, aunque luego se dividan para encontrar un mejor salida, en México aún no encontramos el método que nos permita caminar hacia acciones untarias. Veremos lo que sucederá en los próximos días que estaremos junto al Congreso Social en Cuernavaca. Necesitamos construir una estrategia correcta que nos permita lograr avances que abran espacios para luchar en mejores condiciones por una sociedad justa e igualitaria. Pero por ahora solamente podemos hablar de construir fuerzas. Pero comencemos desde ahora que la coyuntura se presenta.

pedroe@cablered.net.mx



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1226 veces.



Pedro Echeverría V


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a117056.htmlCd0NV CAC = Y co = US