La sanción a la Senadora Piedad Córdoba

La muerte del Mono Jojoy ha avivado el apetito de sangre del recién instalado gobierno de  Colombia. A los sanguinarios actos de los para, narco y terromilitares que avaló Uribe y ahora pasan a ser la columna vertebral de la política guerrerista de Santos, estimulados por el gobierno estadounidense y la depredadora oligarquía colombiana, se une ahora la sanción, nada menos que por dieciocho años, a la senadora Piedad Córdoba impuesta por la Procuraduría General de esa nación, sin duda alguna que con pruebas falsas, supuestamente extraídas de esas computadoras capaces de resistir los impactos de toneladas de bombas, mientras que las que nosotros utilizamos con sólo caerse de la mesa quedan destruidas. Según ese organismo, la investigación se inició a partir de los documentos hallados en los computadores del ex portavoz internacional de las FARC Luis Edgar Devia, "Raúl Reyes", abatido en un bombardeo del Ejército colombiano en Ecuador el 1 de marzo de 2008.

Se pretende con esto cortar toda posibilidad de pacificación y se impone y ratifica así la actitud que desde el Ministerio de la Defensa de Colombia, cuyo corolario fue el genocidio cometido en la localidad de Sucumbíos, adelantó el hoy Presidente de la hermana República.

La cruzada que desde hace más de diez años ha encabezado la Senadora Piedad Córdoba es un ejemplo para las mujeres, para los políticos, para los patriotas de Latinoamérica y el mundo, combate que no ha tenido otro norte que la libertad de los retenidos por las FARC-EP, por la pacificación que desangra ese país desde que en 1948 fuese asesinado la figura cimera de la política colombiana del siglo XX, Jorge Eliécer Gaitán. En esa batalla que la ha llevado a recorrer tres continentes, la parlamentaria neogranadina se ha ganado el reconocimiento de centenares de miles de personas y el apoyo moral de los parlamentos de más de treinta países.

Es hora de que el pueblo colombiano, ese de a pie, a quienes no llega la justicia social, quienes han padecido desde siempre las peores calamidades, se "arreche" de una vez por todas y resuelva conformar un movimiento nacional en la búsqueda de los espacios que les permita acceder a instancias superiores de decisión. Colombia es hoy día el país con mayores niveles de pobreza, desempleados, desplazados, asesinados, desaparecidos, plagiados, de toda Suramérica. 

Piedad Esneda Córdoba Ruiz nació en Medellín el 25 de enero de 1955, es una abogada y política Senadora de la República desde 1994 hasta el año 2010. Ha sido miembro del Partido Liberal durante toda su vida política y es la líder del movimiento Poder Ciudadano Siglo XXI, ubicado en el ala izquierda de su partido. Como congresista ha trabajado principalmente por los derechos de la mujer, las minorías étnicas y sexuales y los derechos humanos.

En agosto de 2007, Piedad Córdoba participó decisivamente en el asunto del acuerdo humanitario entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia(FARC) y el gobierno del presidente Álvaro Uribe autorizada por este gobierno, del cual es opositora. Durante su mediación, al lado del presidente Hugo Chávez, se logró la liberación unilateral de 6 secuestrados que permanecieron en poder de las FARC durante varios años. Debido a sus posiciones políticas recibió múltiples críticas y una percepción negativa en varios sectores de la opinión pública, mientras otros sectores respaldaron su gestión por la cual en 2008 fue nominada al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. 

Córdoba continuó  trabajando por la liberación de los secuestrados y logró convocar a un grupo de intelectuales de varios países para iniciar un diálogo epistolar con la cúpula de las FARC. Gracias al intercambio epistolar, las FARC respondieron los pronunciamientos de Córdoba y su grupo Colombianos y Colombianas por la Paz y decidieron liberar unilateralmente a tres policías y un soldado y a los últimos dos rehenes políticos que permanecían en su poder. Para la operación de la liberación, llevada a cabo en febrero de 2009, la senadora contó con el apoyo del CICR y el gobierno de Brasil, así como con la autorización del gobierno colombiano, el cual ahora ha adoptado la actitud reseñada en esta entrega.

Debido a esta participación, P. Córdoba es una más de las personalidades políticas investigadas por las autoridades colombianas con base en algunos correos electrónicos encontrados en los computadores de Raúl Reyes divulgados en los primeros meses de 2008, por presuntas relaciones con las FARC. Córdoba ha negado las acusaciones y habla de persecución política en su contra.

Hace cuatro meses, el 19 de junio de 2009, le fue abierta formalmente investigación por parte de la Procuraduría, con base a la información contenida en dichos computadores y a la presión del gobierno de Uribe...

El año pasado, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel la propuso públicamente y de manera formal ante el Comité del premio Nobel en Oslo como candidata al Premio Nobel de la Paz 2009. La senadora se declaró no merecedora del premio y, aunque su nombre figuró entre los favoritos para obtenerlo,  el premio recayó en el Presidente de los Estados Unidos Barack Obama.

Los venezolanos, que siempre nos hemos solidarizado con las causas justas, debemos sumarnos a la cruzada de Piedad Córdoba por la pacificación de ese país, eso sí, de a pie, de frente, como corresponde a los hijos de Bolívar.

*Economista – Investigador Social

cepo39@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1919 veces.



*César Prieto Oberto

Profesor. Economista. Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. Candidato a Dr. en Ciencia Política.

 cepo39@gmail.com

Visite el perfil de César Eulogio Prieto Oberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a109325.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO