USA tras hegemonia continental

A pesar de su relación económica con el mundo, Estados Unidos ve como su hegemonía económica decae frente a China, Brasil y Rusia. Trata por todos los medios de influir en los planes militares y políticos de los países de la región para empantanar sus estrategias económicas y facilitar de esa manera la mediatización del concepto humanístico de su colectividad. En este año, la economía estadounidense no termina de despertar, originando un gran desgaste y una profunda recesión ya anunciada, vio en Venezuela el acoplamiento de capitales golondrinas, pero, la oportuna intervención del gobierno bolivariano troncho los ideales de muchas ONGs que mantienen una estrecha relación con la administración norteña y, ésta a su vez genera recursos a la oposición como partidos minoritarios.

El gobierno de Obama busca una reforma al Estado Norteamericano, para lograr un reacomodo de su economía y fortalecer sus pirámides de sustentación global con las colonias. Esto, con el fin de avanzar hacia una sola hegemonía de poder. Ya, los discursos han sido expresados, solo queda una vía, la de guerrear para su industria farmacéutica y el agua dulce.

Por eso, muchos dirigentes de nuestro país sueñan con la derrota del espíritu de Santa Marta. Aunque Santos es de la misma escudería ideológica de Álvaro Uribe piensa en una Reforma para el Estado colombiano y, precisamente, comenzar por la industria agroalimentaria y las tierras. Las bases militares observan e indican algunas ideas a seguir para asegurar un porcentaje de ese resultado, por eso, nuestra integración al ALBA y a una moneda común en el cono sur.

En Venezuela- tema que nos atañe- existe una guerra de baja intensidad con una organización virtual asignada a un canal televisivo y una red bancaria ya aislada del sistema, cuyo fin es controlar algunos líderes opositores al presidente Chávez Frías y originar sabotajes en cadenas en diferentes Estados, tomando en cuenta que el Proyecto Bolivariano dejo en esos cargos de gerencia a personajes siniestros. Claro, me estoy refiriendo a cuatros industrias básicas y corporaciones como la Hidrológica, el petróleo, el sistema agroalimentario y de tierras, el energético. Las industrias básicas deben ser supervisadas por el ejecutivo nacional, otras a su control absoluto. Estamos en una asimetría del poder, en una guerra de largo alcance con muchos dispositivos en el camino.

Mientras, los franceses y alemanes desean sacar provecho de todo esto. Sus líderes contribuyen con la Fuerza de Asistencia a la Seguridad Internacional, (ISAF), y disimulan bien sus contextos históricos para afianzar los contenidos geopolíticos de una nueva realidad internacional., la ocupación de futuras colonias por las fuerzas, ya que las existentes, ya se encuentran arrasadas y es necesario liberar nuevos territorios que determinen nuevas fuerzas de avance territorial.

El fascismo no puede generar concepciones negativas en nuestro Continente, mucho menos en Venezuela. Hay que reconocer la resistencia de un pueblo en contra del desfalco bancario y, la ocupación ilegitima de tierras provocadas por extranjeros. Estamos en una decisión histórica para amoldarnos en la búsqueda de un nuevo paradigma social, en nosotros esta el cumplimiento de esa realidad que determinará la soberanía e integración de un Continente solidario con un fundamento único que nos converge a todos, la patria.

(*)escritor

emvesua@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1453 veces.



Emiro Vera Suárez (*)


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a107661.htmlCd0NV CAC = Y co = US