Los fines no son nobles

Pildoritas 132 (año 03)

De otra parte, nuevamente, mientras por un lado lloran porque las exportaciones de Colombia hacia Venezuela cayeron en más de un 70 por ciento, sale Uribe en los estertores de su mafioso gobierno a asegurar que tiene pruebas de que El Gobierno Venezolano aloja a jefes guerrilleros de ese país, las cuales supuestamente iban a presentar en rueda de prensa.

Ya de eso tenemos callos, cada cierto tiempo salen con el mismo cuento, y cuando Chávez los emplaza a mostrar la coordenadas de dónde están, resulta que allí lo que hay es destacamentos militares nuestros, cuidando nuestras fronteras lo que el gobierno colombiano por cierto no hace jamás, o dichas coordenadas se ubican en el propio territorio colombiano.

Se nota que la verdadera causa, es que al imperio no le interesa para nada una retoma de relaciones entre las dos patrias, porque bien sabemos que lo que allí pesa es el objetivo que tienen en sus planes, que no es otra cosa que un “noriegazo” como en Panamá, ante la seguridad de la imposibilidad que tienen por otra vía de salir de Chávez.-

Uribe es la pieza que están moviendo para enturbiar las relaciones hasta tal punto que el inefable Santos, no pueda hacer nada así lo desee.

De todas maneras, con el gobierno colombiano representado aquí y nosotros allá, por la respectivas embajadas, no es mucho lo que se ha logrado, porque bien sabemos que el interés que priva es el económico, a ellos lo que les importa es vendernos su producción, por cierto a precios más altos de los que pagaríamos si las importaciones las hacemos de otros países, cuyos gobiernos si son amigos.-

Y si Santos quiere relaciones, es por esa única y exclusiva razón, no para garantizarnos que las llamadas desmovilizaciones, no nos las van a endosar a nosotros, para que los supuestamente reinsertados, como no saben hacer otra cosa, vengan aquí a servir de sicarios, atracadores, ladrones de bancos, de carros, secuestradores y extorsionistas, delitos en los cuales ya casi se pierde de vista la continuada participación de estas clase de sujetos.-

Realmente los fines nada tienen de nobles, los fines huelen a billetes de los verdes, nada más y a buscar cómo congraciarse con el amo del Norte, a ver si de alguna manera el sello de narco que lleva impreso en su frente, el saliente gobernante, desaparece como por arte de magia.-

LA SOLIDARIDAD ENTRE CRIMINALES

Claro que no podía esperarse otra cosa que lo que hemos leído, oído y visto como reacción de la canalla nacional e internacional, en los casos de medios de Colombia y Honduras, por la detención de un terrorista, al que no solo se le han encontrado evidencias de su relación con el terrorismo internacional de la tenebrosa organización que dirige Posada Carriles, sino que existen pruebas documentales, audiovisuales, de cómo en compañía del fascista Leopoldo López, instruía en un templo católico, a la gente, de cómo actuar en las guarimbas y en la subversión contra el gobierno más legitimo que se recuerde, no solo en este pais, ni en América, sino en el mundo.

Esa sola acción subversiva pudo haber sido utilizada para poner en buen resguardo a estos dos mantenidos por el imperio, no se les tocó para nada, por ello han seguido en sus andanzas que ahora se intentó concretar con la participación de un terrorista internacional de la camada del genocida ex comisario “Basilio”, quien dejó una estela de sangre en este país y en otros pueblos de América y ahora es un protegido del imperio, en reconocimiento a los servicios prestados y a los que aun puede prestarle.

Este miércoles 14 el programa “La Noche”, de RCN, fue dedicado a exaltar la figura del recién, en buena hora, puesto a buen resguardo, Peña Esclusa, lo hacia por un lado, desde Caracas, vía satélite su esposa, por razones obvias, pero desde Tegucigalpa nada menos y nada más que el nefasto y sangriento ex-dictador hondureño, Roberto Micheletti, lo cual de entrada lo que viene es a confirmar la clase de burros que se buscan para rascarse, razón tuvo el golpista y dictador hondureño que algún día tendrá que pagar sus crímenes junto a quienes lo sucedieron que han continuado dejando una estela de muertes.

Aquí, no se diga, el canal pestilente, de la muerte, de la impunidad, de la mentira y del terror, forma equipo con esa gente y sigue sumando puntos negros en su prontuario hasta que el pueblo no aguante más.-

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1835 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad